º C Mar 07 de julio, 14:54 hrs. La Plata, Buenos Aires.

Cosmética

Tiendas online de maquillaje

Cada vez hay más bienes transables para comercializar, y también están en constante crecimiento los sitios que en la internet tienen cosas domésticas para ofrecer.

por Blanco Negro

14/05/2020

Q

Con la pandemia mundial de COVID-19 el comercio se transformó. Y muchos especialistas en consumo aseguran que ya nada volverá a ser como antes. El crecimiento del comercio online es imparable, pero no desde que el coronavirus atrapó la atención de todos, sino desde hace años. En la web se puede comprar de todo: material de informática, alimentos, ropa y elementos de poco valor económico, es decir, nimiedades. También se pueden comprar cosas que consumimos en el hogar. Así, existen sitios que venden adornos a muy bajo precio, y hasta está funcionando desde hace rato una tienda online de maquillaje .

.

Eso demuestra que el consumo tiene mil canales para llegar desde el productor hasta el cliente. “Si estás buscando tu mejor maquillaje de ojos, maquillaje para la noche, maquillaje natural, o incluso, un maquillaje sencillo, en Cosméticos24h te damos la solución. Encuentra entre todas nuestras marcas profesionales todo lo que necesitas para tu belleza. Un maquillaje profesional para todos los momentos que tu decidas”, promociona esa página web.

El maquillaje tiene (como muchos rubros industriales) una historia milenaria.

Los principales registros de su utilización “se remontan a los antiguos imperios de Egipto y Roma. Los egipcios utilizaban colores fuertes y brillantes para resaltar los ojos, además, teñían sus labios con ocre rojo y óxido de hierro natural. Para crear los colores usaban diferentes elementos naturales, como el antimonio rojo para los labios, mientras que obtenían tonos turquesas o azules mediante la pulverización de piedras y minerales, que colocaban sobre los párpados”, explica el periódico elcomercio.com.

Y agrega: “Con el ‘kohl’ (mezcla de hollín y otros ingredientes) delineaban los ojos, con una línea gruesa en forma de cola de pez y también remarcaban las cejas. Los griegos y romanos utilizaban también el ‘kohl’ para maquillar los ojos y las pestañas. Mientras que para blanquear la piel utilizaban una mezcla a base de yeso, harina de haba, tiza y albayalde (carbonato de plomo). También perfilaban las cejas y coloreaban los pómulos y labios con tonos rojizos. En el Renacimiento la tendencia era llevar cejas finas y tez muy blanca. Los ojos se delineaban con negro, mientras que los párpados eran coloreados con azul o verde y los labios llevaban colores rojos intensos en forma de corazón”.

“También solían pintarse lunares, ya que se consideraban estéticos. En el siglo XIX se exageró la palidez del rostro, al punto que las mujeres ingerían sustancias tóxicas como el plomo y arsénico, que podían causar la muerte. Se marcaban también las ojeras y los pómulos se coloreaban levemente mientras que los labios tenían un color carmesí”, detallaron en ese medio de noticias.

El maquillaje del siglo XX, señala la nota, “estuvo marcado por la consolidación de la industria cosmética y por otros fenómenos sociales, como el auge de los medios de comunicación, el cine y la publicidad que instauraron distintos modelos de belleza de acuerdo con cada época. En los primeros años, surgen los primeros polvos faciales perfumados, como los creados por el maquillador Max Factor. Los avances científicos también favorecieron la producción cosmética, como el descubrimiento de los estearatos, colorantes que revolucionaron la fabricación de labiales de nuevos colores. En la década de 1930, los maquillajes estaban cada vez más al alcance de las mujeres de toda clase social, mientras que se inspiraban en íconos del cine como Greta Garbo y Marlene Dietrich, con un rostro muy claro y aterciopelado, con cejas finas, redondas y un poco caídas, y unos labios finos”.

Por último, la nota de El Comerecio señala: "Después de pasar el difícil y austero período de la Segunda Guerra Mundial, el ideal de belleza lo encarnó Brigitte Bardot y la tendencia dejaba de remarcar la boca con tonos oscuros, dando mayor importancia a los ojos. En los 60 conviven dos tendencias: una que defendía la sofisticación y otra, la naturalidad de la mujer. La piel lucía entonces un tono menos pálido y más saludable, y con más frecuencia hay quienes se atreven a usar colores estridentes, propios de los psicodélicos años 70. También se ponen de moda las pestañas postizas y las cejas extremadamente finas, mientras que en la boca predomina el rosa, al igual que en los pómulos. Durante las décadas siguientes, surge una obsesión por mantener una piel bronceada y conviven variadas tendencias. Algunas más atrevidas juegan con colores estridentes, mientras otras están inclinadas hacia el ‘look’ natural, como sucedió en los 90, gracias al aparecimiento de bases y polvos translúcidos y del ‘gloss’ o brillo. En la actualidad, la característica es la variedad y el constante aparecimiento de innovaciones en la cosmética, como la utilización del aerógrafo para maquillar
“.


Noticias relacionadas

  • Carpinchoooo

    La causa de los carpinchos: la justicia obligaría al country Abril a terminar con el cruel desalojo

    Este domingo, la fiscal que interviene en la causa por el desalojo de un grupo de carpinchos de una laguna del country Abril realizó una inspección y en las próximas horas habría novedades. La denuncia que se viralizó por redes sociales expone la relación nociva entre los barrios cerrados y la naturaleza, y la reticencia de ciertos sectores a cumplir con las leyes que rigen para toda la sociedad.
    06/07/2020

  • Be

    Basta Baby, se nota mucho: el polémico conductor lanzó un bolazo insólito para victimizarse

    Incluso, el misógino y verborrágico polemista (antes kirchnerista y luego macrista), le envió una carta del Presidente de la Nación y se encargó de que la prensa se hiciera eco de sus acusaciones. Pero la verdad tiene patas cortas, como Baby.
    06/07/2020

  • Clases

    La Provincia empezó a adecuar el protocolo para el regreso a clases

    La Dirección General de Cultura y Educación (DGCyE) comenzó a trabajar para adecuar el protocolo aprobado por el Consejo Federal de Educación a las realidades regionales, locales e institucionales que presenta el sistema educativo bonaerense.
    07/07/2020