º C Vie 07 de agosto, 06:34 hrs. La Plata, Buenos Aires.

Opinión

El cooperativismo como faro de la pospandemia

La vicepresidenta Cristina Fernández sorprendió en redes sociales al compartir un análisis de Alfredo Zaiat que, entre otras cosas, decía: “La pospademia en la economía y, en especial, la reconstrucción de una nueva normalidad económica, porque la anterior dominada por el bloque de poder tradicional probó ser un fiasco en términos de bienestar general, requerirá ampliar la base social de la alianza con el sector privado, incluyendo a pymes, cooperativas, emprendedores, firmas recuperadas, empresas de la economía popular”.

por Blanco Negro

21/07/2020

Cooperativa

En esta línea, primero es relevante destacar el rol social y económico del trabajo cooperativo durante la pandemia producto del Covid-19 que puso a disposición a gran parte de su fuerza productiva. Desde el confeccionamiento y distribución de barbijos para lxs trabajadorxs de salud y la comunidad en general, hasta la fabricación de test rápidos para detectar anticuerpos.

En los tiempos de crisis, en contextos sociales y económicos hostiles, el cooperativismo tuvo que reinventarse y se hizo presente para transformar esa realidad que golpeaba fundamentalmente a los sectores populares.

Esto se evidenció fuertemente en épocas de neoliberalismo, como fue el menemismo o el macrismo en nuestro país, donde la cultura del individualismo, el consumo alienante, la competencia despiadada y la “meritocracia” ganaron terreno en la sociedad. En la otra vereda, la cooperación y la solidaridad enfrentando los despidos, los cierres y las estafas del sector privado, apostando a la resistencia, la lucha y la recuperación de empresas.

Entre esos dos modelos devastadores, ubicamos el proyecto iniciado en 2003, cuando se emprendió un proceso de revitalización de la economía social y, momento en que el movimiento cooperativo, comenzó a transitar una etapa de crecimiento generalizado hasta convertirse en un actor productivo, político, económico y social central de nuestro país.

Está comprobado que, a la vez que atienden las necesidades de sus socios, las cooperativas trabajan en pos del desarrollo sostenible de sus comunidades mediante herramientas y políticas aprobadas y llevadas a cabo por aquellos.

Por eso, para la “nueva normalidad” que vendrá superado el coronavirus, el Estado deberá generar consensos con todos los sectores económicos donde encontrará en el cooperativismo un aliado estratégico fundamental para hacer frente a este nuevo y complejo desafío.

Vasto es el aporte que se puede realizar en la etapa de reconstrucción de la economía y el tejido social que se viene, siempre bajo el faro de ese cooperativismo que está donde el capitalismo más brutal no llega.



Confederación Nacional de Cooperativas de Trabajo (CNCT) La Plata, Berisso y Ensenada

Federación de cooperativas de trabajo Manuel Belgrano

Red Textil Cooperativa


Noticias relacionadas

  • Cooperativa

    El cooperativismo como faro de la pospandemia

    La vicepresidenta Cristina Fernández sorprendió en redes sociales al compartir un análisis de Alfredo Zaiat que, entre otras cosas, decía: “La pospademia en la economía y, en especial, la reconstrucción de una nueva normalidad económica, porque la anterior dominada por el bloque de poder tradicional probó ser un fiasco en términos de bienestar general, requerirá ampliar la base social de la alianza con el sector privado, incluyendo a pymes, cooperativas, emprendedores, firmas recuperadas, empresas de la economía popular”.
    21/07/2020

  • F

    Macri-Cartes: los provocadores

    A contramano del pueblo, así podemos calificar al insensato encuentro en medio de la pandemia de coronavirus entre los ex presidentes Mauricio Macri y Horacio Cartes, ese par de millonarios expertos en depredar a la clase trabajadora.
    23/07/2020

  • Ss

    Testimonios sobre un cura medievalista de La Plata, el sacerdote que prefiere adolescentes

    En 2013 lo mencionamos en una nota por declaraciones que agredían a las mujeres que pedían que cesara la violencia machista. El movimiento feminista comenzaba a a hacerse sentir con más fuerza y el sacerdote Raúl Sidders estaba irritado. Por eso había calificado de “loquitas”, “chirusas” y “yeguas” a quienes lazaran su voz. Pero se sentía, según atestiguan ex alumnos, con el derecho de abusar de los varones del San Vicente de Paul.
    31/07/2020