LIA Aerospace
A 50 kilómetros de La Plata, argentinos lanzaron el primer cohete propulsado por biodiesel del mundo

Info Blanco

El ‘’Zonda 1.0’’, un cohete de 3,8 metros de largo fue lanzado desde el partido bonaerense de Magdalena.


El fundador de LIA Aerospace, Federico Brito, habló con Radio Universidad de La Plata y contó: “La historia arrancó hace unos años, cuando nos conocimos con Dan Eterberg. Ahí desarrollamos un sistema de propulsión de 2 toneladas de empuje, con combustibles convencionales. Para eso tuvimos que desarrollar un montón de infraestructura, logística y componentes, hasta que decidimos darle forma de empresa, hace 4 años”.

El primer cohete propulsado por biodiesel del mundo fue lanzado 23 de enero a las 11:26 de la mañana en Magdalena, partido bonaerense ubicado a 50 kilómetros de La Plata. “Lanzar desde la costa argentina nos permite acceder a diferentes planos orbitales y eventualmente tener diferentes locaciones de lanzamiento a lo largo de nuestra costa”, explicó

“En ese camino, donde probamos diferentes combustibles, decidimos tomar esta idea medioambientalmente amigable y por eso lanzamos el primer cohete con biodiesel, el primero en el mundo en ser propulsado solamente con biodiesel. Desarrollamos ‘in house’ casi todos los componentes del cohete y los periféricos, como la rampa de lanzamiento”, señaló Brito.

Por otro lado, el fundador de LIA Aerospace contó que buscan firmar convenios con varias universidades y que están “en contacto entidades estatales argentinas” para asociarse y trabajar juntos en “diferentes aspectos y componentes que hacen a un lanzador, que va a ser cada vez más grande y complejo”.



“Desarrollamos un sistema que permite que el biodiesel pueda ser encendido en la cámara de combustión del cohete. Podemos encender, apagar el motor e incluso variar su empuje”, expresó.

Sobre la elección del biodiesel, Brito señaló: “Hay una marcada tendencia mundial hacía los combustible verdes y creemos que esa es una característica de valor de LIA y diferencial y por eso queremos tener cohetes diferentes y no usar combustibles muy tóxicos y contaminantes. Nuestros cohetes tienen un 60 por ciento menos de huella de carbono en la atmósfera, lo que nos puede dar grandes ventajas comerciales”.

Sobre el potencial del país en materia aeroespacial, el emprendedor aseguró: “En Latinoamérica, Argentina es potencia científica y tecnológica e indiscutible. Están dadas todas las condiciones para avanzar en un montón de desarrollos. El recurso humano argentino es muy valorado en todo el mundo”.

Sobre el lanzamiento en Magdalena, contó: “Ver salir al cohete de la rampa es increíble porque es la culminación de un montón de trabajo. En un cohete una falla es catastrófica, que todo funcione es muy complejo y lograrlo es muy emocionante”.

“Estaba previsto que llegase a 3 kilómetros y llegó a esa altura. El objetivo era ensayar todos los sistemas que componen a un cohete. Podría haber volado mucho más con más combustible pero queríamos ser cautelosos. Si llenamos el tanque podría llegar a una altura de 30 kilómetros”, remarcó.

“En comparación con los costos internacionales en el rubro aeroespacial, nuestros costos y gastos son muy bajos. Las cosas que hicimos acá, en otros países hubiesen costado mucho más. Ya empezaremos a probar motores para el siguiente vuelo”, concluyó Brito.



Comentá desde Facebook
Next Post

La UNLP se alió con un laboratorio japonés para desarrollar medicamentos contra el Chagas

Es la enfermedad parasitaria que causa más muertes en la región.