Construcción sustentable, el futuro de la arquitectura

Info Blanco

En los últimos años, la preocupación por la contaminación ambiental y el agotamiento de los recursos naturales llevó a que muchas personas adoptaran hábitos y formas de vida que impliquen un impacto menor sobre el planeta.

Dentro del mundo de la arquitectura, se piensa en modos de edificación más sostenibles y eficientes, dado que las construcciones son responsables por el 40% de las emisiones de dióxido de carbono en la Tierra y consumen más de un 35% de la energía mundial total.

Esto se calcula en base a la fabricación de los insumos, traslado, cimentación, demolición y hasta reutilización de cada uno de los edificios destinados a trabajos o viviendas.

Como respuesta a esta problemática, se empezaron a usar materiales de construcción sustentables que conllevan un menor impacto sobre la ecología y contribuyen a la preservación del medioambiente.

Algunos de los insumos no dañinos para el ecosistema que se usan habitualmente son:

  • Pintura ecológica

En vez de contener químicos, la pintura sustentable posee una mezcla de arcilla, cal, proteína de leche y pigmentos naturales para dar el color que cada usuario busca o prefiere.

Puede usarse tanto para paredes interiores como para superficies exteriores, no es tóxica, es muy durable y lavable y lo mejor es que es biodegradable.

  • Barro cocido

Se emplea en muros, cerramientos, bóvedas, tejas, celosías y fachadas ventiladas.

Para obtenerlo se cuece el barro a una temperatura que no supere los 950°C y se lo somete a tratamientos específicos para que no pierda las propiedades habituales de la tierra como la baja radioactividad, el aislamiento y la óptima inercia térmica.

  • Vidrio reciclado

Las botellas que no usás o los vasos o platos que se te rompen no siempre se descartan por completo.

En este caso, el vidrio que ya no se utiliza pasa por varias etapas de reciclaje y procesado para que por fin pueda ser empleado como un eficiente recubrimiento de paredes y mobiliarios.

  • Desechos de caña

Las cenizas del bagazo de la caña de azúcar en algunos países se emplean como un reemplazo el cemento o se añaden a él para reforzar su durabilidad.

Los desechos de caña disminuyen el nivel de corrosividad habitual del concreto, proveyendo excelentes resultados en el largo plazo.

  • Residuos de materiales de cultivo

Una empresa norteamericana desarrolló paneles de construcción a partir de desechos de cultivo del sorgo y del trigo. También creó azulejos a partir de cascaras de coco.

La construcción sustentable es un elemento clave para que la arquitectura no sea un elemento invasivo y perjudicial para el planeta que habitamos.

Agradecemos a Juan de El Pimpollo por brindarnos esta nota para nuestro portal.



Comentá desde Facebook
Next Post

Una cooperativa se convirtió en la primera empresa del país en certificar el protocolo IRAM Covid-19

Se trata de la cooperativa Lara, que logró certificar el protocolo COVID-19 con las normas IRAM 3820 y demostró que la economía popular también puede ser pujante y eficiente.