El Uber del mercado inmobiliario
El de las inmobiliarias Remax parece un camino sin retorno y los operadores del sector están de fiesta

Info Blanco

Una firma que creció mediante rápidos acuerdos, bajos precios de venta y grandes ganancias.




La Inspección General de Justicia (IGJ) determinó el lunes que la red de franquicias inmobiliarias Remax tendría “un objeto ilícito”por lo que debería iniciarse el proceso judicial de disolución y liquidación de la firma . La medida tiene como fundamento ” lo dispuesto en los artículos 18° y 19° de la Ley 19.550 de Sociedades Comerciales”, informó el organismo.

El final (por ahora, ineludible) de Remax comenzó por una denuncia del Colegio Único de Corredores Inmobiliarios de la Ciudad de Buenos Aires (Cucicba) contra Remax Argentina S.R.L, sociedad que comercializa el uso de la marca en el país. La acusan de “ejercicio ilícito de la actividad inmobiliaria”.

La noticia fue dada a conocer por la entidad que agrupa a los corredores inmobiliarios de Cucicba y, luego fue confirmada por Ricardo Nissen, titular de la IGJ, 

“Remax Internacional no está inscripta en la IGJ ni en ningún registro del país, mientras que Remax Argentina presenta una serie de irregularidades. El sistema es que Remax Internacional le da la franquicia a Remax Argentina y Remax Argentina a los agentes franquiciados”, explicó Nissen al diario La Nación.

Pör su parte, la firma Remax no acusó recibo de la orden y expresó en un comunicado:  “Las oficinas seguirán prestando servicio a sus clientes, como lo han hecho hasta ahora, llevando el mejor servicio inmobiliario”.

Este miércoles, el Presidente del Consejo Superior del Colegio de Ingenieros de la provincia, Norberto Beliera, celebró la decisión de la Inspección General de Justicia (IGJ): “Es una medida en pos de la defensa del ejercicio legal de las profesiones, que lamentablemente a veces quedan sujetas a las reglas del mercado, las que distorsionan las regulaciones y generan competencia desleal en perjuicio de aquellos que nos ajustamos a derecho”, expresó en un comunicado de prensa.

Además el dirigente profesional comparó la situación con la larga batalla judicial que llevan adelante los farmacéuticos contra la instalación de Farmacity en la provincia de Buenos Aires, y recordó que en ese proceso el CIPBA se presentó como “Amicus Curiae” para defender el ejercicio profesional frente al avasallamiento que pretendía imponer una empresa.
 
“El ejercicio profesional se realiza de forma personal,en el doble significado del término, lo ejercen personas físicas,no jurídicas, es decir hombres y mujeres de carne y hueso, pero además no se puede delegar en otra persona”, detalló Beliera.

Remax tiene 131 oficinas en el país, y se defiende de las acusaciones: “Esta acción promovida por el Colegio de Corredores de la Ciudad es una más de las tantas embestidas de los cuerpos colegiados contra una marca que desarrolla su negocio legítimamente hace más de 15 años, promoviendo el crecimiento y evolución del mercado, conformando así la red inmobiliaria con mayor presencia de corredores y martilleros matriculados. Este accionar evidencia la clara intencionalidad de los Colegios, que sin importar el contexto de pandemia en el cual nos encontramos, buscan afectar la fuente de ingresos de más de 5000 familias vinculadas con esta red de inmobiliarias presente en todo el país”, expresó en un parte donde detalla su posición ante lo dispuesto por la IGJ. .

Es verdad que los colegios de corredores inmobiliarios de todo el país son el principal escollo que tiene Remax. Hace mucho accionan ante la Justicia contra la red de franquicias y lograron fallos por ejercicio ilegal de la profesión en algunas ciudades, como La Plata.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Next Post

La APDH rechazó "todo tipo de complicidad mediática y política con el personal policial insubordinado"

Denunció "prácticas extorsivas para con el gobierno democrático que son inaceptables en el Estado de Derecho".