Lo adelantó Fernando Tauber
El plan de la UNLP para combatir el hambre: avanza la “Fábrica de Alimentos” que producirá 150 mil raciones diarias

Info Blanco

Producirá 150 mil raciones diarias de un guiso de alta calidad nutricional destinado a sectores vulnerables.

 

En diálogo con Radio Universidad, el presidente de la UNLP, Fernando Tauber, destacó: “En la fábrica de alimentos vamos a producir 150 mil raciones diarias. Está terminada la primera etapa, estamos esperando las máquinas para hacer las primeras pruebas y la segunda etapa está muy avanzada. Se va a terminar en 4 meses”.

“La Provincia tiene 23 universidades, si 20 tienen una fábrica de alimentos que la usan para investigar, estudiar, hacer desarrollos, se logra el objetivo central que es que la gente no tenga hambre. Eso hace que la Universidad sea comunidad, sea sociedad”, expresó Tauber.

El titular de la casa de altos estudios aclaró que esta planta “no estará disociada del sistema académico y científico” pero que objetivo central será colaborar para que “la gente no tenga hambre”.

“La universidad forma profesionales pero también ciudadanos. Para eso hay que darles sensibilidad social ante los desventajados. Eso hace que la universidad sea sociedad”, destacó.


Los detalles de la Fábrica de Alimentos de la UNLP

El principal producto terminado de la fábrica de alimentos deshidratados será un guiso de alta calidad nutricional destinado a sectores vulnerables. La iniciativa contribuirá a disminuir la inseguridad alimentaria y mejorar la calidad de vida de los sectores más excluidos.

La UNLP se convertirá así en la primera Universidad pública del país que contará con un proceso de deshidratado de vegetales y un laboratorio de control de calidad de materias primas, insumo final y efluentes.

El producto principal será una mezcla deshidratada con arroz, carne, lentejas y verduras de producción local que las familias podrán cocinar en sus propios hogares.

El proyecto fue concebido como una instancia multisectorial para planificar acciones continuas para el desarrollo productivo y la recuperación de los derechos esenciales de la comunidad, y a la vez enriquecer a la Universidad en sus actividades de docencia, investigación y extensión, con el aporte de todos los sectores sociales.

El presentar el proyecto hace más de un año, Tauber había adelantado la intención de “ir desarrollando un polo agroalimentario que emplee las verduras frescas de la hortifruticultura periurbana del Gran La Plata, y establezca sinergias con el sector industrial, agregando valor a la materia prima con un fin social”.

En cuanto al modo de preparación de este guiso, se explicó que el producto saldrá condimentado y saborizado. Las familias sólo deberán hidratar las raciones y luego cocinarlas al fuego en una olla. La formulación de los alimentos incluirá carbohidratos, proteínas, lípidos (aceite vegetal), vitaminas y minerales, en proporciones recomendadas por médicos nutricionistas de la Universidad.

La fábrica contará con superficie cubierta superior a los 1.100 metros cuadrados. Funcionará en el predio de 60 hectáreas que posee la Facultad de Ciencias Agrarias y Forestales, en la calle 66 y 167 de la periferia platense.

Para eso adquirió maquinaria específica, como un deshidratador SBN-10 con capacidad para procesar una tonelada de verduras frescas por día. En el predio también funcionarán laboratorios de control de calidad, y se dispondrá de un amplio sector de aulas para tareas de docencia y extensión.



Comentá desde Facebook
Next Post

Al final montarán el consultorio móvil para hisoparse en forma rápida y gratuita sobre la Plaza Italia

Funcionará durante toda la semana y ofrecerá un lugar rápido y seguro para diagnosticar a personas que presenten síntomas de coronavirus.