Hondo pesar entre sus conocidos
Falleció Miguel Onetto, destacado y querido dirigente del peronismo de Misiones

Info Blanco

Por Enrique Jorge Deschutter (Ruso)


Miguel B Onetto un hijo de la tierra roja ( … la política como el chamamé no tiene dueños solo interpretes que lo viven y sienten con el animo de su pueblo… M Onetto)

Son muchos los hombres y mujeres de Misiones que han contribuido a su desarrollo desde el pensamiento nacional y popular y que, además han aportado desde la política a la Nación. Es muy difícil (buscando desde finales del siglo pasado hasta el presente), identificar un protagonista de la política que tuviera el reconocimiento social en una multiplicidad y diversidad de espacios de participación ciudadana en Posadas y en todo el territorio Provincial en los últimos 40 años, antes aún del regreso al período democrático en nuestro país en 1983.

Formado en lo más profundo de la fe católica, Miguel B. Onetto egresó del Instituto Gentilini de San José y migró a Rosario para iniciar su formación sacerdotal y universitaria en la Facultad de Filosofía, Letras y Ciencias del Hombre (denominación de los 70´). Interesado en las Ciencias Sociales, con su formación muy avanzada, completado el noviciado y realizados los votos, en un contexto de convulsión política, social y de persecución a los militantes sociales, último período de Isabel Perón y Lopez Rega, dejó los estudios sacerdotales, la Universidad de Rosario y volvió a Misiones (1975).

Una vez en Posadas ingresa al Poder Judicial e inicia la Carrera de Bioquímica en la actual Facultad de Cs. Ex. Qcas. y Naturales de la UNaM en los días previos al inicio de la feroz dictadura (76 al 83). En estos ámbitos promovió la participación activa, sean trabajadores o estudiantes, en pleno proceso de la dictadura y en los pequeños espacios de socialización posible. En ese tiempo de restricciones, fue un militante activo de la cultura, el deporte y la solidaridad en lo que permitía el sistema represivo.

No fue casual que surgiera como orador elegido por los jóvenes movilizados al iniciarse la guerra de Malvinas en el Acto de la Plaza 9 de Julio (1982), se discutió el texto, contenidos y formas para adherir a Malvinas y reivindicar derechos democráticos de los pueblos y fue unánime el consenso sobre su figura en aquel momento y en tiempos venideros por el regreso a la democracia. Luego, comprometido con sus ideales tuvo 25 años de intensa participación en el Partido Justicialista (integró la Comisión Directiva del PJ- Posadas) , pero también y paralelamente en la universidad, desde la creación de la Agrupación Andresito y en funciones como miembro de Consejo directivo y Consejo Superior y funciones ejecutivas de la UNaM.

En lo gremial, como trabajador judicial (luego electo Secretario General de la Unión Judicial de Misiones) y posteriormente, desde su profesión como Presidente del Colegio de Bioquímicos en dos oportunidades y electo muy recientemente hasta el final de sus días.

En lo político, el apoyo al Justicialismo (Menenismo pleno) fue parte de una autocrítica, que iniciado este siglo lo alejó del Partido, al cual siempre consideró una herramienta en su visión movimientista del peronismo. Así fue miembro activo de la creación del Frente Renovador en la convocatoria que realizó Carlos Rovira y de este modo fue participe activo en diferentes responsabilidades y desafíos (Secretario General del Poder Legislativo, Director General de la Gobernación en los 2 períodos de Maurice Closs, también en el Poder Ejecutivo como Subsecretario en el Ministerio de Salud, Vicepresidente y posteriormente vocal del IPRODHA).

Fue candidato a Intendente en Garupá en varias elecciones generales y acompañó con su nombre y compromiso listas a elecciones legislativas municipales y provinciales. Aunque nunca fue Intendente, concejal o diputado condujo equipos de trabajo y movilizó la militancia con una firmeza y convicción llamativa en lo que creía.

Un dirigente cabal como pocos, con enorme capacidad creativa y de análisis en lo político, pero además en su esencia, un hombre de acción y constancia en todo tipo de circunstancias y lugar. Al presente es una rareza que un funcionario del gobierno conozca todos los municipios de Misiones y los actores sociales y políticos de cada territorio.

Fanático a ultranza de Misiones, era demasiado conciente y exigente del lugar social que debía corresponder a las mayorías populares nacidas en unos de los sitios más maravillosos del país.

En 40 años de protagonismo político nunca perdió la sencillez, la capacidad de escuchar y acompañar, la valentía de confrontar y asumir con altura y dignidad las derrotas y los golpes de la vida. Quizás por su firme formación cristiana nunca lo vieron subestimar a nadie, agredir sin causa o hacer manifestaciones de suntuosidad u ostentación. Vivió mirando para abajo pero con la frente alta y el oído sensible, absorbió dolores ajenos como propios y se sumergió en las miserias del cotidiano de este tiempo.

Sobrevivió a casi todo, pero enfermó, con foco en el sitio más potente que tenía su cuerpo y nos engañó a todos sobre su salud que muy posiblemente ya no era la misma, con los antecedentes de daño cardíaco.

Miguel tuvo errores y mostró que era simplemente un hombre más de un tiempo complicado y difícil. Aun así, no es fácil encontrar individuos, los que se dicen compañeros que hayan logrado una enorme magnitud en sus virtudes. Como dice la canción de Cortez, cuando un amigo se va queda un espacio vacío que no se puede llenar…, gráfico y textual de este amigo, padre, referente político, compañero y bandera de las causas difíciles y las utopías de equidad y justicia social.

En la gente quedan las anécdotas e historias que se transmiten en generaciones, la quema de los carnet de aranceles en universidades públicas que implementó la dictadura, la creación del comedor universitario, becas a universitario: hijos de obreros o chacareros de Misiones, una guardería para hijos de estudiantes y trabajadores de la comunidad universitaria, carnet de salud estudiantil, albergues para estudiantes, la creación de las residencias en bioquímica y en farmacia, la lucha por el traspaso de facultad de la carrea de Licenciatura en Genética, el primer congreso nacional de la Juventud Universitaria Peronista en Misiones, la creación de la Federación Universitaria de Misiones (fue Secretario General), el aporte al regreso del Justicialismo al Gobierno en Misiones (87), las luchas y movilización de la juventud por el regreso y defensa de la democracia, por los derechos humanos, por los derechos de los trabajadores y en particular los judiciales, la creación de la revista ¨El Universitario Misionero¨, la constitución de la JP de las Bases, la coordinación de la campaña en Posadas del Frente Renovador (2003) y muchas más. La reivindicación permanente del misionerismo desde la perspectiva de que el ¨poder está en la gente¨ y la necesidad de trabajar junto a los humiles lo caracterizaron y la vocación de definirse militante por vida y de la vida.

Nunca se retractó de su ideales, la última expresión de rebeldía en campaña política fue en las primarias nacionales de 2019, donde, desde la renovación asumió la postura y compromiso (en lealtad a su Agrupación Andresito) de acompañar únicamente a los Fernández en contraste con la decisión del Frente Renovador, de distribuir las diferentes boletas oficializadas
nacionales (Macri, Lavagna, Fernández).

Su compromiso con la cultura de Misiones, la música regional, y su identidad futbolera con el Club Atlético Posadas lo muestran y registrarán en su extensa historia que trato de resumir, como un hijo próvido de la tierra roja. Alguien que invita a continuar caminos y seguir construyendo historia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Next Post

ATE espera que Kicillof haga una nueva convocatoria y "que se continúe por el camino del diálogo”

''Es el camino del diálogo y la síntesis lo que nos va a permitir salir de esta situación difícil'' dijo de Isasi.