Un análisis sobre el Impuesto a las grandes fortunas
Investigador de la UNLP: ”Histórico sería que en Argentina se paguen impuestos como en Alemania o en Francia”

Info Blanco

El economista Gerardo De Santis analizó el impuesto a las grandes fortunas y la necesidad de una reforma tributaria.


En diálogo con Info BLANCO SOBRE NEGRO Gerardo De Santis, licenciado en Economía y director del Centro de Investigación en Economía Política y Comunicación (Ciepyc – Periodismo UNLP) aseguró: “Se estima una recaudación de 3 mil millones de dólares, un monto significativo teniendo en cuenta la situación que ha generado la pandemia que dejó una situación fiscal comprometida. El país venía de una situación deficitaria los años anteriores y ahora se agravó”.

Este miércoles por la madrugada, la Cámara de Diputados de la Nación aprobó el proyecto de ley de aporte solidario y extraordinario de las grandes fortunas que se cobrará por única vez a personas físicas que tengan declarado patrimonio de al menos 200 millones de pesos. 

“Este impuesto se debería haber aprobado en abril y por unanimidad. Alcanza a unas 10 mil personas que tienen más de dos millones de dólares. Cuando uno lo analiza,  uno se da cuenta que en realidad en Argentina hay muchas más personas que superan esa riqueza”, consideró el investigador de la UNLP.

Y agregó: “El FMI estimó que los argentinos tienen 400 mil millones de dólares afuera, de los cuales el blanqueo reflejó unos 135 mil. Lo que se debería recaudar por este impuesto debería ser mucho más”.

De Santis además analizó la estructura tributaria argentina a la que describió como “regresiva” porque ejerce “una gran presión sobre la clase media y los pobres, y muy poca sobre los ricos”.



“Esto es una constante de décadas y nunca se pudo avanzar con una reforma. Cuando uno analiza lo que sucedió con este proyecto de ley entiende el por qué. Si hubo tantas dificultades para aprobar este impuesto que es un pequeño aporte de los sectores más ricos de la sociedad argentina queda en claro lo difícil que sería avanzar con una reforma tributaria que tenga la progresividad de los países europeos, acorde con los procesos de inversión, producción y expansión económica. Esta reforma resolvería el problema fiscal crónico del país”, consideró el economista.

“En líneas generales, para los sectores medios productivos o personales la presión tributaria es alta. Los sectores altos tienen un montón de instrumentos para evadir. Eso explica que haya 400 mil dólares afuera”, remarcó.

De Santis aseguró que una reforma impositiva “debería aumentar los impuestos a los bienes no afectados a la actividad productiva”, y comparó: “La presión tributaria sobre los ricos en Estados Unidos y Europa es el triple más alta que acá. Debería eliminar los mecanismos de evasión y mejorar el tratamiento penal de ese tipo de delitos”.

“Seguir queriendo recaudar impuestos por la clase media y la baja es inviable. Hay que buscar la manera para que los más ricos paguen más. En Suecia le cobran impuestos a las empresas cuando dividen utilidades, si las reinvierten quedan exentas. En Argentina los ricos invierten poco, el argumento de Macri fue bajar bienes personales para que aumente la inversión pero cayó”, explicó.

Y continuó: “También hay que tener en cuenta que en Argentina el Estado no es muy bueno para controlar. A las empresas que ganan mucho se les podría cobrar más del 35% por el impuesto a las ganancias, en Europa pagan más, y a las Pymes bajarle, además de incluir incentivos a la inversión”.

“El impuesto a las ganancias a las personas hay que mejorarlo porque los trabajadores en relación de dependencia pagan un montón, mientras que los autónomos evaden. Además deberían pagarlo mucho menos personas”, señaló.

De Santis aseguró que la aprobación de esta ley “es imprescindible para paliar un poco el impacto de la pandemia”, pero opinó que “histórico sería una reforma tributaria que haga que en Argentina se paguen impuestos como en Alemania o en Francia, triplicando la presión tributaria a los ricos y disminuir a la mitad la presión sobre la clases media y baja”.



Comentá desde Facebook
Next Post

Cuestionar la ''normalidad'' biológica y no ''acotar la atención a lo genitomamario'', desafíos de una medicina no binaria

Diversidad en el consultorio: debate por una medicina inclusiva.