sábado 18 de septiembre de 2021 - Edición Nº 29.188

Información General | 22 jul 2021

Ocurrió en el Día del Amigo

Denunciaron maltrato en un bar de La Plata pero testigos cuentan otra cosa: “Eran dos ratas que no querían pagar”

Uno de los clientes dijo que era abogado y ex policía. Protestó porque la pizza estaba fría pero ya se la había comido toda.


Los disturbios ocurrieron en Bremen, ubicado en diagonal 73 y calle 37. Dos clientes denunciaron discriminación y maltrato por parte de los trabajadores y los encargados del bar de La Plata. Sin embargo, testigos aseguran que ocurrió, exactamente, lo opuesto y que en realidad buscaban irse del lugar sin pagar la cuenta. El martes por la noche, Víctor y Facundo fueron a comer a Bremen Bar para celebrar el “Día del Amigo”. La salida terminó con una denuncia y la intervención de policías y agentes municipales. Los clientes relataron que todo comenzó a partir de un reclamo por la mala calidad de la comida. Luego de intentar irse sin pagar, la encargada del lugar llamó a la policía. Los comensales terminaron enfrentándose con los efectivos. “Un efectivo policial que se negó a identificarse a bordo del MOVIL OI 28128, del Comando de Patrullas de La Plata, llegó a amenazarnos con golpearnos en la comisaría”, contó uno de los afectados al portal La Buena Info y agregó que “el agente amenazó con golpearlo en la comisaría”. Los clientes, uno de los cuales se identificó como abogado y ex policía, iniciaron acciones legales contra la Municipalidad de La Plata por la intervención que tuvieron agentes de la Secretaría de Convivencia y Control Ciudadano. “Fue una situación angustiante, ya que varias veces hemos ido a tomar algo al lugar, pero al reclamar por la comida, (unos  tostados cuyo jamón y queso tenían mucho olor a pasado), fuimos maltratados por las mozas del lugar, y luego por uno de los dueños que se atrevió a empujar a uno de los concurrentes”, relataron. El altercado terminó en un denuncia formal en la Comisaria Cuarta que deberá ser investigada por la fiscalía de turno a cargo de Juan Cruz Condomí Alcorta.

La otra versión de lo sucedido en el bar de La Plata

En diálogo con Info Blanco Sobre Negro, Luciano Nicolás Liguoni, propietario del bar, aseguró: “Eran dos, pero sólo intervino uno que decía que era abogado y ex policía. Al amigo se le escapó hablando con la encargada que ya habían hecho lo mismo en el Club de la Milanesa. Querían que les regalemos algo o se iban sin pagar”. “Decían que la pizza estaba fría pero se la habían comido hace rato. Cuando vino el patrullero decían que no iban a pagar. Pero el policía le dijo que eso era una estafa y que si no pagaba por lo que tendía que detenerlo”, relató el comerciante que contó que después recibió amenazas del mismo cliente por Whatsapp. En las redes sociales, Leonardo, un testigo de lo sucedido el martes por la noche, contó: “Yo pasé el día del amigo en Bremen. Lo publicado no es como se dice la persona. Ellos agredieron a las mozas y después quisieron irse sin pagar y pidieron cosas para no escrachar el bar lo cual el dueño llamo a la policía”. Por su parte, Macarena, encargada del bar de La Plata que atendió a estos clientes, también hizo un amplio descargo: “El señor no paraba de gritarle a las mozas detrás de la barra le tuve que pedir tres veces que bajara la voz lo llame a hablar aparte. Me dijo que la pizza estaba fría y que hacía frío en el bar cuando esa noche no hizo frío. Le dije que por la pandemia podía poner el aire en calor a lo que me contestó que a él no le importaba la pandemia”. Y continuó: “Me amenazó diciéndome que él era imputable porque era abogado y ex policía. También pidió que le hiciera un descuento o le regalará algo o se iba a ir sin pagar, que ya lo había hecho en el Club de la Milanesa y lo volvería a hacer”. “Le dije que si la pizza estaba fría la hubiera reclamado y se la hubiésemos calentado sin ningún problema antes de comerla. Me siguió gritando y le dije respetuosamente que se sentará que lo iba a resolver. Llame a la policía y justo vino el dueño del bar a decirle que no se podía ir sin pagar. Vino la policía y el llamó al comandante de la policía a lo que una mujer policía le contestó que por más que llamara al comandante iba a tener que pagar la comida”, remarcó la encargada del local. Y concluyó: “En ningún momento le faltamos el respeto ni le gritamos. Todo lo que está diciendo es mentira. Se puso a molestar a las personas comiendo apoyándose en las mesas sin barbijo. Les preguntaba si tenían frío cuando no hacía frío en el bar. Le pedí que no molestara a los clientes y me gritó que él hacia lo que quería”. Otro testigo, llamado Santiago, aseguró: “No hace falta ser muy inteligente para leer entre líneas, está parejita (que nos arruinó la noche a todos los presentes) tuvo problemas con las mozas, la encargada, los comensales que la estábamos pasando bárbaro, la policía y el dueño del bar, todo por rata y no querer pagar”.  
OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias