domingo 26 de septiembre de 2021 - Edición Nº 29.188

Política | 13 sep 2021

Christian Castillo: "El descontento con el gobierno no sólo fue canalizado por derecha sino también por izquierda”

Entrevista al dirigente del PTS y docente de la UNLP


Las elecciones primarias del domingo 12 de septiembre en la provincia de Buenos Aires dejaron como ganador a la alianza Juntos y en segundo lugar al Frente de Todos (FdT).

Una de las novedades de la contienda electoral fue la consolidación del Frente de Izquierda y los Trabajadores Unidad (FITU) en la provincia de Buenos Aires, que obtuvo 423.923 votos (5,22%) y superó a Florencio Randazzo, que estaba en el tercer lugar según todas las encuestas.

Dos secciones electorales de la provincia donde el Frente de Izquierda obtuvo buenos resultados fueron la Tercera (sur del conurbano) y la Sección Capital (La Plata). En la sección tercera, donde se eligen diputados provinciales, obtuvieron 178.934 votos, y en La Plata 22.535 votos.

Con los resultados de las primarias, el FIT quedó cerca de conseguir uno, o incluso dos diputados provinciales por la tercera sección electoral.

Cabe destacar que el frente tuvo internas entre la lista encabezada por Nicolás Del Caño y Romina Del Plá, y la que representaron  Alejandro Bodart y Vilma Ripoll.

“Es la elección más importante en unas primarias desde que existe el Frente de Izquierda y muestra que el descontento que hay con el gobierno no sólo fue canalizado por derecha sino también por izquierda”, aseguró el docente de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) y referente nacional del Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS-FITU) Christian Castillo en diálogo con Info Blanco Sobre Negro.

Según Castillo, el FITU tuvo un voto preponderante en la clase trabajadora y “eso se puede ver analizando las elecciones en los diferentes municipios de la provincia de Buenos Aires y también en otras provincias, por ejemplo en Jujuy donde la lista encabezada por Alejandro Vilca, recolector de residuos, obtuvo el 24%”.

Sobre los motivos por los que se consolidaron como tercera fuerza, uno de los fundadores del PTS y de destacada trayectoria como docente de la UNLP , manifestó que se ha capitalizado su participación "en los conflictos contra el ajuste, en defensa del salario, contra los despidos, en apoyo a las luchas por tierra y vivienda como en Guernica, frente a un gobierno que es el ajuste y defraudó a gran parte de sus votantes”.

“Lejos de las campañas bizarras tan características de esta campaña electoral, el Frente de Izquierda hizo una campaña coherente donde planteó la denuncia del pago de la deuda al Fondo Monetario Internacional (FMI) y planteó la reducción de la jornada laboral sin afectar el salario”, agregó Castillo.

“Se vio la agenda de la clase trabajadora defendiendo los despidos y los bajos salarios en boca de los candidatos y candidatas del Frente de Izquierda mientras que eso no fue lo que se escuchó en otras fuerzas políticas”, recalcó el dirigente político como una de las razones del logro electoral.

 

ISBN: ¿Crees que el crecimiento del FITU en las distintas fábricas durante los últimos años va de la mano de esta elección?

Castillo: Sí, de hecho en esta elección llevamos como candidatos y candidatas a varios trabajadores, y estamos recibiendo muchas felicitaciones por el resultado de esta elección de trabajadores tercerizados que han participado en las luchas por el pase a planta permanente en empresas eléctricas o trabajadores ferroviarios, en las grandes fábricas, en aeronáuticos, en la juventud precarizada donde caló mucho nuestra de rebaja de la jornada laboral.

Eso fue claramente un elemento. Por ahí los medios se centraron en mostrar a la derecha y dejaron a un costado el hecho de que hay un voto obrero y popular a la izquierda que se terminó expresando en esta elección.

 

ISBN: Ustedes venían planteando que buscaban ser tercera fuerza y lo consiguieron, ¿qué desafíos se les plantea ahora?

Castillo: Eso nos plantea un desafío muy importante como es la batalla electoral de noviembre y también participar en todas las luchas porque de la mano del FMI el ajuste va a continuar y nuestro objetivo es la organización de la clase trabajadora y el avance de su conciencia política.

Esos son los objetivos que tenemos y el proyectado de la elección que tuvimos va a estar en relación con eso, para que la clase trabajadora emerja como un sujeto político independiente y no siga a las distintas variantes que sólo se proponen estar al servicio de los grandes capitales.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias