sábado 23 de octubre de 2021 - Edición Nº 29.188

Información General | 23 sep 2021

Desesperada, una mujer se encadenó en una sede de IOMA porque la obra social no cubre el tratamiento que necesita su hija

En Lomas de Zamora. La víctima fue atropellada por un patrullero de la Federal.


Este miércoles, en declaraciones al programa El Enfoque Provincial (Keops 90.1 de La Plata), Inés Contreras, denunció que el Instituto Obra Médico Asistencial (IOMA) se niega a cubrirle el tratamiento a su hija, que fue atropellada.

Según contó Contreras, hace dos años y medio que “está en la lucha” contre la obra social estatal desde que, hace tres años, su hija fue atropellada en Lanús Este por una patrulla de la Policía Federal.

Por ese accidente la hija de la denunciante quedó en coma y tuvo que ser operada dos veces en el cerebro. Le tuvieron que sacar parte del cráneo y casi perdió la pierna izquierda. La víctima del choque iba con su hijo, al que por suerte sólo debieron coserle algunos puntos en la frente.

En ese momento, la hija de Contreras tenía 30 años y su nieto cuatro. Luego del accidente fue derivada a un hospital público “donde le hicieron las dos operaciones en el cerebro y le salvaron la vida, además de la pierna izquierda”, recordó la madre. En el accidente, la víctima perdió la tibia y el peroné de una pierna. “Es un milagro que esté con vida y evolucionando”, comentó la mujer.

Inés Contreras es de Barloche. Por la noticia del choque viajó enseguida y, al día de hoy, no volvió a su casa. “Me convertí en su enfermera y en su kinesióloga para que su cuerpo no quede rígido”, cuenta.

En el 2019 Sabrina González, la hija de Inés, recibió el alta en la Clínica Modelo pero permanece internada con un  botón gástrico.

Una vez recibida el alta la madre comenzó a realizar los trámites para una prestación en un centro neurológico. En su momento lo hizo en la delegación de IOMA en Lanús y, tras la pandemia, cuando volvió a retomar el trámite se enteró de que se lo habían “cajoneado”.

De todas formas, Inés mandó la documentación de su hija al Fleni de Escobar, que es un centro neurológico, y al Santa Catalina de Capital Federal, que tienen convenio con IOMA.

En ese momento la madre de Sabrina comenzó a reclamar junto a otras personas que la obra social le respondiera, y logró que la llamaran desde la sede de Lomas de Zamora, donde dio inicio a los últimos dos expedientes este año.

 

¿Desde el 2019 no hay cupo?

Tras ser convocada a  la delegación  Lomas de Zamora, Inés logró que sean trasladados dos expedientes a la sede central de la obra social en La Plata y, según le dijeron, están esperando un cupo en el Fleni de Escobar; que continúa sin ser cubierto. 

De todas formas, Inés no sólo denuncia la falla de IOMA, sino también la de la Clínica Fleni de Escobar y de la Santa Catalina de Capital Federal. "Se ve que nunca han dado un alta porque desde el 2019 no hay cupo", manifestó en Keops 90.1

Para chequear si esto último era cierto llamó como particular y consultó si tenían lugar para ser atendida. Como la respuesta fue afirmativa dedujo que nunca va a ver cupo,  "porque IOMA no paga", explicó. 

"No puedo esperar más, mi cuerpo no es el mismo de cuando vine. La veo a mi hija todos los días en la cama y más no puedo adelantar porque no soy una especialista", indicó la madre de Sabrina. 

"Aún no puede hablar porque no le sacaron la traqueotomía pero cada vez que quiere que le escriba pide por su hijo", agregó Ines Contreras, que tomó la determinación de encadenarse esta semana frente a la delegación de IOMA en Lomas de Zamora. 

Tras la manifestación pública puso ser atendida por el subdirector de la delegación, Víctor Escobero, que le informó que se habían comunicado con la sede de La Plata y éstos con el Fleni de Escobar.

Allí, Inés se enteró de que había un informe del Fleni, de abril. Ese informe señalaba que no iba a recibir a Sabrina González porque se dedican a pacientes agudos y subagudos. 

Finalmente, desde el IOMA le dijeron a Inés que tenia que redactar una carta pidiendo que consideraran la readmisión de su hija. A esa carta, la madre de Sabrina le adjuntará, según señaló, un informe del neurólogo que atiende a su hija donde señala que está conectada, responde a preguntas y tiene movilidad, porque, según manifestó, no la recibieron porque desde la clínica creían que estaba en "estado vegetativo". Por el momento, Inés sigue a la espera de una respuesta de la clínica. 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias