jueves 28 de octubre de 2021 - Edición Nº 29.188

Información General | 25 sep 2021

Día del Farmacéutico

La primera farmacia de La Plata funcionó en "calle Real" atendida por una "especialista en resolver empachos", y en la región una fundada por Francisco Cestino

Los pioneros en La Plata se asentaron antes de su fundación.


La primera farmacia de la Región fue instalada en 1859 en Ensenada, durante una epidemia de cólera. Fue por iniciativa de un hombre de apellido ilustre: Francisco Cestino. Era un migrante italiano nacido el 26 de agosto de 1838 en Vigevano, provincia de Pavía.

Entre los archivos del SEDICI (UNLP) se puede hallar un texto de Myrta Toffoli de Matheos en el que señala que en los primeros años de la capital bonaerense "existían en la región, como representantes del arte de curar, algunos boticarios y curanderos que ayudaban a los enfermos con sus conocimientos empíricos en farmacia y medicina. Y sobre todo con su fuerza espiritual, sustentada en el misterio, en los  secretos  de  su  arte  celosamente guardados y en rituales mágicos que en la imaginería popular tenían el poder de una panacea".

La autora menciona "un manosanta y arregla pleitos, 'mezcla de medico, boticario y consejero  de  barrio',  afincado  en la calle Real o calle 1 entre 34 y 35, Don Jose Mateo de La Piedra, junto a su esposa Doña Mariana, especialista en resolver empachos".

Cuenta que Don Jose Mateo y Doña Mariana tenían  "un  modesto  botiquín  desde 1875" y que "años mas tarde se convertiría en botica bajo la responsabilidad de un regente, tal como lo exigía la ley del Ejercicio de la Medicina y la Farmacia, que empezó a regir desde el 18 de julio de 1877 y que reglamentaba estas actividades".

Vale citar a la misma autora cuando aclara que La Plata "nació como una atalaya en los altos de la Ensenada y a la vera de Tolosa", y que por ese entonces era "un villorrio de casas precarias situado hacia el norte".

Myrta Toffoli de Matheos pudo comprobar que existía información sobre una farmacia de calle 1 entre 34 y 35: "Se obtiene con la lectura de los avisos aparecidos en el diario La Propaganda" desde la fundación de ese medio, que tuvo lugar el 16 de setiembre  de 1883.

El aviso publicitario decía: "Botica de Jose Mateos de La Piedra, primera fundada en Tolosa. En 1875. Especialidad drogas". 

Por otra parte, en la página web de la Municipalidad de Ensenada puede hallarse una reseña histórica que describe los años previos a la fundación (en 1882) de la ciudad que soñó y luego hizo realidad Dardo Rocha: "Durante 1867 existían almacenes por mayor y menor, panaderías, confiterías, zapatillerías, herrerías, a las que se calificaban por carteles y de acuerdo a su categoría. En esta misma época un destacado vecino, el señor Laborde instaló en un edificio con azotea, un hotel; en locales contiguos, una tienda, un almacén de comestibles y bebidas, una ferretería, una confitería y un billar. También decidió mediante la compra de una galera -la «Bella Ensenada»- inaugurar un servicio entre esa ciudad y Buenos Aires".

"La epidemia de cólera de 1868 originó la constitución de una Comisión de Sanidad integrada por distinguidos vecinos que tuvo a su cargo la redacción de un reglamento para evitar su propagación; al año siguiente abrió sus puertas la primera farmacia de don Francisco Cestino", señala la reseña.

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias