martes 26 de octubre de 2021 - Edición Nº 29.188

Información General | 2 oct 2021

Recolectoras de residuos festejan su día: en La Plata ya son 30 mujeres en la actividad y pelean por ser muchas más

A pesar de ser un trabajo "masculinizado", en La Plata se produjo una exitosa inserción de mujeres. Este 2 de octubre se celebra el Día del Recolector de Residuos, aunque en este caso sería mejor hablar de recolectoras.


Cada 2 de octubre en Argentina se celebra el “Día del Recolector de Residuos”. En La Plata, desde hace dos años comenzaron a incorporar mujeres a una actividad en la que predominan los varones. Primero fueron diez trabajadoras y ahora ya son treinta.

“Yo soy la pionera”, contó  a Info Blanco Sobre Negro con orgullo Paola Martínez, la primera mujer en conducir un camión recolector de residuos en La Plata. En junio de 2019, diez trabajadoras del sector de barrido fueron traspasadas al servicio que tiene a su cargo las “bolsas verdes”. La experiencia fue muy positiva y de a poco se fueron abriendo más puestos para mujeres en un trabajo fuertemente “masculinizado”.

“Primero éramos 10 chicas. Ahora ya somos 30 mujeres, de las cuales 6 somos conductoras”, detalló Paola que además es delegada sindical de la rama mujeres en la empresa Esur.

“Nosotras hacíamos barrido. Un día vino Karina Moyano y planteó para cuándo sumarían mujeres en el camión. Miguel Forte y Gustavo Gallardo tomaron la posta y llevaron la propuesta a la empresa y el municipio. Todos estuvieron de acuerdo, nos capacitamos y arrancamos”, recordó Paola, a quienes todos conocen como “Tata”.

“Para mí fue un cambio muy positivo. En la calle te miran distinto pero nosotras demostramos que las mujeres podemos hacer la misma tarea que los varones. Mi marido también es chofer a la noche, los dos hacemos la misma tarea y a fin de mes tenemos la misma remuneración”, remarcó la chofer.

Las treinta trabajadoras están abocadas a la recolección de residuos reciclables. Con el apoyo del Sindicato de Camioneros de La Plata, el objetivo es que este servicio quede exclusivamente para la rama mujeres. De ese modo, sumarían otras 40 trabajadoras al equipo.

“Hay quienes nos aplauden y otros que nos insultan. Me ha pasado que me pidan fotos”, comentó Paola y recordó: “Cuando arranque, una mujer me dijo por Facebook que me tenía que dedicar a lavar los platos y a cuidar a mis hijos, el machismo no es solo cosa de varones”.

Otra experiencia desagradable que recuerda la recolectora la llevó a enfrentarse con un automovilista en la calle: “Una vez tuve un problema con un conductor al que no le podía dar paso porque no había espacio. Cuando pude me corrí y al pasar me gritó una guarangada. A las dos cuadras frenó. Por ahí no lo tendría que haber hecho pero yo paré y le recriminé su actitud. Me dijo que estaba trabajando y yo le respondí que yo no estaba jugando a la bolita”.

En cuanto a las diferencias entre mujeres y varones a la hora de tomar el volante de un camión, “Tata” opinó: “Me parece que es una cuestión personal. Yo soy impulsiva, si me faltan el respeto, reacciono. Hay otras chicas que han sufrido algunas situaciones y se han quedado calladas. Creo que con los varones pasa lo mismo”.

Sobre la recolección de la “bolsa verde”,  la trabajadora aseguró: “La gente se fue concientizando y cada vez juntamos más material. Hay veces que algunos vecinos mezclan el material con yerba o cáscara de fruta. Nosotras a esas bolsas no las juntamos porque no sirven. En las cooperativas no las reciben”.

En cuanto a la devolución de la empresa respecto al desempeño de las mujeres recolectoras, la delegada gremial expresó: “La empresa accedió a incorporarnos y nosotras hicimos bien el trabajo porque si no actualmente no seríamos 30 las mujeres, con posibilidad de ser muchas más”.

 

 

 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias