martes 26 de octubre de 2021 - Edición Nº 29.188

Información General | 9 oct 2021

El 9 de Octubre es el Día Internacional del Correo: repasamos parte de su historia desde Roma hasta la familia Tassis

Por la fundación de la Unión Postal Internacional


Este sábado, 9 de octubre, se celebra el Día Internacional del Correo en conmemoración de la fecha de 1874 en la que se creó la Unión Postal Internacional, que agilizó y mejoró las comunicaciones en casi todo el mundo. 

La Unión Postal Universal surgió por la necesidad de regular mediante normas jurídicas y administrativas de carácter uniforme las relaciones postales de los distintos países y territorios.

El interés manifestado por los distintos Estados era unificar las tarifas y simplificar las formalidades de todo tipo para facilitar el intercambio de los envíos postales.

En su tesis doctoral realizada en la Facultad de Derecho de la Universidad Computense de Madrid, Jaime Ascandoni Rivero realizó una historización del correo y señaló que "el más perfecto uso del correo en el mundo antiguo se encuentra en la organización romana que dispuso de un sistema eficiente, el “cursus públicus”, y fue ejemplo para los servicios postales del mundo entero". (Madrid, 2015)

Luego de la época romana, el monarca Carlomagno estableció una especie de correo organizado a base de relevos o postas para atender el servicio de los portadores de las órdenes que enviaba a sus dominios de Italia, Alemania y Francia.

Durante el siglo XIII surgió el correo al servicio de las universidades y el establecimiento de postas para los correos del Rey. Vale aclarar que, en ese momento, la comunicación postal no era accesible para todos.

En el mencionado siglo, el Rey Alfonso X de España denominó a los correos “mandaderos” y señaló que debían ser leales, competentes y generosos.  El correo era un servicio privativo de reyes, príncipes y comerciantes, y raras veces era utilizado por particulares.

En el siglo XV apareció en Europa un servicio postal internacional debidamente organizado a cargo de la familia Tassis, que se hizo cargo de los correos en los distintos Estados del continente.

Fue Francisco de Tassis el que desarrolló y perfeccionó el sistema postal creando una estructura acorde a las necesidades sociales y económicas de la época.

Logró implantar sus servicios en Italia, Alemania, Hungría, España y Holanda. Cuando Carlos V fue nombrado Rey de España designó para el cargo de Correo Mayor al sobrino de Francisco.

Esa medida permitió que los Tassis se consolidaran como un monopolio, que conservaron a pesar de los cambios de régimen, de las invasiones y las guerras. Dicha familia fueron considerados los creadores del correo moderno.

Al igual que en España, el correo se creó en los demás países por iniciativa, en primer lugar, de los monarcas y después de las empresas particulares a las que se encomendó el servicio. Más tarde el correo postal adquiriría la condición de servicio nacional y, luego, un carácter internacional.

La revolución industrial del siglo XIX, la expansión comercial, los progresos de la instrucción y la evolución de los medios de transporte condujeron a la creación de servicios postales modernos dentro de cada país y, al mismo tiempo, contribuyeron a mejorar las relaciones humanas.

El rápido desarrollo de las relaciones internacionales y la multiplicación de los tratados inter-Estados hizo aparecer la necesidad de adoptar reglas uniformes que pudieran ser aplicadas en el mayor número de países.

En ese marco surgió la era de las Uniones administrativas de carácter internacional y apareció la Unión Telegráfica Internacional (1865), que luego se llamó Unión Internacional de Telecomunicaciones; y en 1874 apareció la Unión General de Correos, que luego tomó el nombre de Unión Postal Internacional. 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias