jueves 09 de diciembre de 2021 - Edición Nº 29.188

Información General | 18 nov 2021

Una ventana se cayó sobre una maestra en una escuela de Villa Elisa y tuvieron que hacerle dos puntos en la cabeza

"Hace dos años también se cayó en el brazo de una compañera”, relató la docente


El martes pasado cerca del mediodía, Estela Saavedra, una maestra de segundo grado que da clases en la Escuela Primaria Nº 24 de Villa Elisa, sufrió un grave accidente por el que recibió dos puntos en la cabeza y por le sufre dolores constantes en el cuello. A raíz del accidente llegó el SAME y le hicieron una tomografía, pero no le detectaron nada en especial.

Cuando la docente estaba ordenando algunos elementos de trabajo porque faltaba poco para que termine la clase y los chicos se fueran a sus casas, una ventana se cayó sobre su cabeza.

“Como había mucho viento, cuando llegué a la escuela por la mañana me subí a una silla y la cerré. En ningún momento pensé que se podría abrir. Mientras estaba finalizando la clase me puse a ordenar y se me cayó la ventana, que por suerte tenía una cortina y evitó que me cortara aún más la cabeza con el hierro. Pero si se me hubiese caído por completo me habría matado”, relató Saavedra a Info Blanco Sobre Negro.

En ese momento todos los nenes comenzaron a llorar porque veían a su maestra con sangre en las manos y en la campera. “Ahora me mandan mensajitos con dibujos donde se ve mi cabeza con sangre”.

Según especuló la maestra en la charla con este medio, “el agua de la lluvia quizás hizo que se pudrieran las bisagras de la ventana” y recordó que “hace dos años se cayó la misma ventana en el brazo de una compañera”.

Por ese accidente las autoridades del colegio hicieron el reclamo en el área de infraestructura del Consejo Escolar, pero la maestra denunció que “no hicieron nada y dijeron que las ventanas estaban bien”.

Además del problema con esas ventanas, en esa aula también hay goteras cuando llueve. La directora del colegio realizó los reclamos correspondientes ante el Consejo Escolar, “pero nunca vienen para arreglarlo”, denunció Saavedra.

“Es más, en el invierno no tuvimos clases porque tenemos problemas con las estufas. De las doce que hay en la escuela sólo funcionaban dos”, añadió la docente.

“Yo ya había señalado que se cambien las ventanas porque son antiguas y en cualquier momento iba a pasar un accidente incluso peor que éste. Lo que sucede es que se pudren las bisagras y se viene abajo la ventana, y son de hierro”, aseguró Saavedra, que titularizó en abril de este año pero, según sus compañeras, el problema viene desde hace rato. “Este sistema de ventanas no tiene que estar más porque es un peligro”, concluyó la maestra.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias