jueves 27 de enero de 2022 - Edición Nº 29.188

Información General | 5 ene 2022

El CONICET La Plata y el CIOp lamentaron la muerte del investigador principal ad honorem Ricardo Duchowicz

Durante más de cuatro décadas se dedicó al estudio del láser y las fibras ópticas para comunicaciones


El CONICET La Plata y el Centro de Investigaciones Ópticas (CIOp, CONICET-UNLP-CICPBA) lamentaron la muerte del investigador principal ad honorem Ricardo Duchowicz, dedicado durante más de cuatro décadas al estudio del láser y las fibras ópticas para comunicaciones.

Era Doctor en Física por la Facultad de Ciencias Exactas de la Universidad Nacional de La Plata (FCEx, UNLP), donde comenzó su carrera científica como becario doctoral del CIOp en 1977 bajo la dirección de los investigadores jubilados del CONICET Mario Gallardo y Mario Garavaglia, fundadores del por entonces flamante centro.

Duchowicz realizó una estadía posdoctoral en la Universidad Técnica de Kaiserslautern, Alemania, donde se especializó en espectroscopía láser, y a su regreso trabajó en el estudio de la fotofísica de colorantes orgánicos como medios materiales para la generación de acción láser, tanto en solución como en matrices poliméricas.

También por esos años fue profesor invitado en el Instituto de Química Física Rocasolano, en Madrid, y en la Universidad de Valencia (España).

A mediados de la década de 1990, creó junto a su colega Enrique Sicre el Laboratorio de Metrología en Comunicaciones Ópticas (LAMECO) que, entre otros logros, participó con éxito en convenios con la empresa VENG S.A., controlada por la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE) para el desarrollo de giróscopos ópticos a bordo de satélites nacionales.

En materia académica, Duchowicz fue docente de la FCEx por más de 30 años y desde 1996 hasta la actualidad dictaba clases en la Facultad de Ingeniería de la UNLP.

“Sufrido” hincha de Racing, sus compañeros y compañeras del CIOp aseguran que “se fue un amigo” a quien la curiosa combinación de sus orígenes polacos con el marcado gusto por la tradición cotidiana del mate le había valido el apodo de “Gaucho Duchowicz”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias