martes 17 de mayo de 2022 - Edición Nº 29.188

Información General | 10 may 2022

Una vecina platense contrató un Candy Bar para el cumpleaños de su hija y terminó estafada

"Hasta el momento somos 10 personas en esta situación", contó la víctima.


Katherine, una vecina de La Plata, tuvo un disgusto muy grande el sábado pasado cuando se enteró que el Candy Bar que había contratado para el cumpleaños de su hijo no lo iba a poder disfrutar.

En diálogo con TN, la joven relató que todo comenzó cuando buscando dicho servicio para el festejo de cumpleaños de su hijo, que el pasado 8 de mayo cumplió siete. Buscando, la mujer encontró un servicio de pastelería a través de Facebook Marketplace, a nombre de María Verónica Ruiz. Tras consultar los precios y las opciones, se decidió por contratar ese Candy Bar para la celebración.

“El 10 de abril le consulté el precio. Me dijo cuánto salía y me pasó su número de WhatsApp. Dentro de todo era barato y lindo. Me convenció. Le transferí 2500 pesos en concepto de seña. Era la mitad del costo total del candy bar”, contó Katherine, que prefirió no dar su apellido, a TN.

“Le pedí que la temática fuera de Spiderman. Me pasó algunos motivos, le dije que me gustaban y coordinamos la entrega, que iba a darse por cuenta de ella el mismo domingo del cumpleaños. El lunes 2 de mayo me envió un mensaje y me comentó que tenía que transferirle la otra mitad, que no quería efectivo durante la entrega”, continuó la damnificada.

Cabe destacar que hasta ese momento, la víctima no había sospechado nada ya que hasta ese momento la acusada compartía sus supuestos trabajos y también fotos con su hija y su marido. 

“Su Facebook era el personal, la gente que estafa no lo hace con su propia cuenta. O eso pienso yo. Le deposité a una cuenta de ella, con su nombre y apellido y número de DNI. No había lugar para desconfiar”, agregó la víctima de 23 años.

El sábado 7 de mayo, un día antes de la fiesta, Ruiz le envió otro mensaje a Katherine para explicarle que no iba a poder cumplir con las galletitas: “me dijo que su compañera se había accidentado”, le contó y propuso devolverle 800 pesos por este percance.

Ante la desesperación de no llegar a completar la mesa dulce para el cumpleaños de su hijo, Katherine publicó en su cuenta de Facebook que necesitaba alguien que le elaborara una cierta cantidad de galletitas. Junto al mensaje adjuntó la captura de la charla con Ruiz.

 

 

“Lo hice para que vean que las necesitaba urgente para el otro día. Para que me crean. Y ahí fue cuando Victoria (otra víctima) me comentó que esa misma mujer la había estafado. Que contrató el candy bar en diciembre de 2021 y que un día antes se comunicó con ella la madre de Ruiz para manifestarle que su hija tenía coronavirus y estaba muy grave”, contó Katherine.

En dicho chat, la supuesta madre de Ruiz explicó que "fue internada por COVID y está sedada porque es de riesgo" y agregó que había tenido "un acv" y estaba internada en Buenos Aires. Todo fue escrito con el mismo celular de Ruiz. En ellos se afirmaba que la mujer estaba al borde la muerte.

“Victoria le había pedido a la supuesta madre que le devolviera el dinero. Ella la trató de patotera. Le dijo que era una desconsiderada por estar pidiéndole la plata cuando su hija se estaba muriendo, y la bloqueó”, continuó Katherine.

Para intentar llegar a una solución, Katherine y Victoria decidieron ir hasta el domicilio de Ruiz, ubicado en la calle 10 entre 42 y 43. “Mientras Victoria me mandaba todos los chats, le pedí a Ruiz que me preparara las cosas porque las iba a buscar. Me dijo que estaba todo casi listo pero que faltaban detalles y lo entregaría al otro día. Entonces le volví a pedir fotos y me dijo que no pasaba imágenes porque perdía el tiempo”, recordó Katherine.

La vecina platense tocó el timbre y atendió el marido de Ruiz. Le cortó. Más tarde apareció la mujer. Respondió que no conocía a ninguna “Kathy” y también desapareció.

“Le envié un mensaje diciéndole que era yo la que estaba abajo. Llamé a la Policía, le pasé su dirección y ahí bajó. Me preguntó cómo había conseguido su dirección. Me argumentó que a ella alguien le había duplicado su número de teléfono y estaban haciendo estafas”, indicó Katherine.

La confrontación quedó registrada en un video y eso sirvió para que otras víctimas se comunicaran con la joven y le manifestaran que habían caído en la misma trampa.

Por último, Katherino contó que le volvió a escribir que le mostrara lo que estaba haciendo y le contestó “no sé cómo te llamás pero te juro por mi hija que lo estaba preparando". Sin embargo el trabajo no lo cumplió. Esa misma noche, la acusada le pidió su número de CBU y le transfirió los 5000 pesos que la víctima había enviado.

“A Victoria le dijo que se la iba a devolver el lunes y todavía no ocurrió. Eran 6000 pesos. A otra chica le hizo lo mismo por ese monto y se la devolvió. Victoria la denunció ante la Comisaría Segunda de La Plata. Hasta el momento somos 10 personas en esta situación", concluyó Katherine.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias