Mar Chiquita
Un intendente quiere construir un country en la única albúfera del país y una de las pocas del mundo

Info Blanco

La albúfera fue declarada Reserva de Biósfera por la UNESCO. El Concejo Deliberante aprobó un cambio de uso de suelo para habilitar el country.

Cientos de vecinos de Mar Chiquita se encuentran movilizados contra el proyecto inmobiliario que pretende construir un barrio privado en la albúfera, una laguna que tiene la particularidad de ser la única en su tipo por estar conectada al mar.

A pesar de que se encuentra protegida por ley y de ser considerada “Reserva de Biósfera” por la UNESCO, el Concejo Deliberante local aprobó una ordenanza enviada por el intendente del Frente de Todos, Jorge Paredi, para habilitar la construcción del country “Lagos del Mar”.

En diálogo con Info Blanco Sobre Negro, la geógrafa e Investigadora del Centro de Investigaciones Geográficas (CIG) de la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación (UNLP), Patricia Pintos, explicó: “La laguna de Mar Chiquita es uno de los ambientes más relevantes de la Provincia y también del país. Es la única laguna de agua dulce conectada directamente con el mar en toda la Argentina”.

Y remarcó: “Es una laguna costera alimentada por arroyos de la región pero que está comunicada a través de una boca con el mar. Tiene una disposición paralela a la costa de la que está separada por la playa y un cordón dunario”.

“Es un ambiente muy particular en cuanto a su flora y fauna. Es un paisaje muy atractivo para quienes quieren ir a residir allí. Esto ha llevado a que impulsen una urbanización frente a la laguna, lo que es rechazado por los vecinos que ven amenazado este ecosistema único”, aseguró la especialista en humedales.

El fin de semana pasado, cientos de vecinos realizaron una caravana para rechazar el avance del proyecto inmobiliario. Luego de la aprobación de la ordenanza, la Provincia de Buenos Aires debe expedirse sobre este cambio de uso de suelo.

Guillermo Corrado, miembro de la Asamblea “Paremos el Desierto Verde”, contó: “Las situación viene desde hace varios años. En 2012 comenzaron con los movimientos de suelo a pesar de ser una zona protegida. En 2015 se judicializó y se frenaron las obras. La Municipalidad armó una ordenanza, se volvió a judicializar, en 2018 sucedió lo mismo y ahora se hizo una tercera ordenanza rezonificando toda la zona por lo que habilitaría la construcción de más barrios privados en la reserva”.

“Quieren hacer un barrio privado en la zona de reserva. El pedido de rezonificación lo presentó Marcelo Artime, el secretario de Ambiente, Turismo y Ambiente del municipio. Fue un funcionario de Pulti en Mar del Plata  y está vinculado a emprendimientos inmobiliarios que ahora pretende traer acá”, apuntó Corrado.

La sanción de la ordenanza desató conflictos internos en el peronismo local. Su aprobación se produjo por desempate con la votación doble del presidente del cuerpo, Carlos Minucci.

La concejal del Frente de Todos, Teresa Vera, rechazó el proyecto y, luego, el Partido Justicialista local publicó un comunicando criticando la “falta de criterio” de la edil y reclamando “disciplina partidaria”, lo que generó un amplio repudio.

“Nosotros reclamamos que la Provincia la rechace. Ya escribimos una carta que fue entregada en manos a Kicillof. También hemos iniciado algunos expedientes, por ahora el gobierno bonaerense no se ha expedido”, expresó el miembro de la Asamblea “Paremos el Desierto Verde”.

Y concluyó: “No hay ningún argumento válido para hacer un country. Además legalmente está protegida porque es una reserva. Claramente se está priorizando un negocio inmobiliario sobre todo lo demás”.

 



Comentá desde Facebook
Next Post

El Congreso aprobó la Ley de Educación Ambiental: de qué se trata y cuáles son los alcances

El proyecto fue aprobado con el voto afirmativo de los 58 legisladores presentes.