El problema ambiental persiste
ABSA colocó una barrera “anti algas” en la Planta Potabilizadora pero aconsejan “guardar agua por las dudas”

Info Blanco

El problema de las cianobacterias en el Río de la Plata persiste. Si cambia el viento podría volver a a paralizarse la planta potabilizadora.


Las cianobacterias siguen con mucha presencia en el Río de la Plata. La Planta Potabilizadora “Donato Gerardi” pudo volver a funcionar luego de un arduo trabajo y gracias a un cambio en la dirección del viento que disipó la presencia de algas de la costa. Sin embargo, el problema ambiental persiste.

En diálogo con Info BLANCO SOBRE NEGRO, El subsecretario de Recursos Hídricos bonaerense, Guillermo Jelinski, explicó: “Hoy pusimos una barrera para intentar contener las algas aunque no sabemos si funcionará, dependerá de la cantidad que lleguen. Por ahí logramos atenuar su ingreso a la planta. Estamos probando todo lo que se puede”.

El lunes, la planta de Punta Lara debió ser paralizada por el taponamiento de los filtros debido al masivo ingreso de algas a través de la toma de agua.

“Una experta del Conicet nos dijo que esto puede empezar a pasar cada 3 o 4 años, muy seguido si se tiene en cuenta que la última vez había pasado hace 30 años”, explicó Jelinski.

Y adelantó: “Nos dijeron que puede durar una semana o un mes, pero no se sabe. Las algas están siempre, lo inusual es la cantidad. La bajante histórica del Río Paraná, el calor y la sequía fueron las condiciones que provocaron esta explosión”.

Sobre el funcionamiento actual de la planta “Donato Gerardi”, el funcionario bonaerense detalló: “Está funcionando pero no al máximo porque estamos usando mucha agua para lavar los filtros por lo que no podemos poner en la red toda el agua potabilizada. La limpieza de filtros que normalmente se hace cada 24 o 48 horas se está haciendo cada 4 horas”.

“Lo importante es que estamos inyectando agua a la red y bajó casi completamente el pedido de cisternas”, destacó Jelinski y aconsejó: “La gente debe seguir cuidándose, no meterse al río y guardar agua por las dudas para los próximos dos días por si vuelve a cambiar el viento y llegan masivamente las algas nuevamente”.

Por otra parte, el subsecretario aclaró que la planta nueva que fue licitada días atrás “no tenía contemplado este tipo de contingencia”, y adelantó: “Ahora estamos pensando en rever el proyecto para analizar la posibilidad de que lo tenga en cuenta”.



Comentá desde Facebook
Next Post

Crean un dispositivo tecnológico para el acompañamiento educativo

Un equipo interdisciplinar de la Universidad Nacional de La Matanza lleva adelante el Proyecto Mi Nube Argentina, un dispositivo tecnológico que busca reunir el historial académico de los estudiantes con el objetivo de proporcionar soluciones educativas dentro de un único dispositivo de memoria.