La experiencia de Marcelo Sáenz Hintze
“Día Internacional de la Paz”: un marino de La Plata trabaja por el desarme en Centroáfrica

Info Blanco

El 21 de septiembre se conmemora el “Día Internacional de la Paz”. El platense Marcelo Sáenz Hintze trabaja en una misión de la ONU en la República Centroafricana.



Además de la primavera, el amor y los estudiantes, el 21 de septiembre se celebra el “Día Internacional de la Paz”  con el objetivo de pedir el cese al fuego en lugares de conflicto.

El platense Marcelo Sáenz Hintze, junto a muchos otros Cascos Azules argentinos, contribuye a impulsar la paz en la convulsionada República Centroafricana.

Argentina adhiere a los objetivos de la Carta de las Naciones Unidas y se compromete a practicar la tolerancia y a unir fuerzas para el mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales, condiciones imprescindibles para el desarrollo económico y social de los pueblos. 

Desde hace más de 50 años que las Fuerzas Armadas argentinas participan en misiones de paz bajo mandato de la ONU, cuando en 1958 participó en su primera operación con el aporte de observadores militares en el Líbano (UNOGIL).

El Capitán de Fragata Marcelo Sáenz Hintze nació en el barrio platense de Gonnet. Actualmente participa en la Misión Multidimensional Integrada de Estabilización de Naciones Unidas en la República Centroafricana (MINUSCA). 

Sáenz Hintze se desempeña en su cargo como Jefe de Desarme, Desmovilización y Reintegración (DDR), en la República Centroafricana, uno de los países más pobres y con más conflictos armados del mundo. La MINUSCA es una de las misiones de paz a las que la ONU destina un mayor despliegue de medios y personal. 



Centroáfrica tiene una población de 4 millones y medio de habitantes. Más de la mitad son niños y uno de cada cuatro ciudadanos huye de sus aldeas y ciudades a causa de los enfrentamientos entre los grupos armados Seleka y Anti-Balaka.

Refugiados o desplazados, los centroafricanos conviven con el desarraigo, la violencia, las enfermedades (malaria y HIV), el hambre y la desnutrición, el analfabetismo, y la explotación sexual, consecuencias del conflicto político, étnico y religioso. 

El Capitán de Fragata Sáenz Hintze como Jefe DDR se encarga de planificar y coordinar el Programa de Reducción de Violencia Comunitaria (RVC) que busca desarrollar el compromiso de la comunidad en la resolución del conflicto y el fortalecimiento de la paz. 

“Es, sin lugar a dudas, una tarea en la cual se tiene influencia directa en los programas y proyectos para la consolidación de la paz. Es altamente satisfactorio para mí ser parte de un equipo de trabajo cívico-militar muy comprometido en buscar soluciones que puedan generar oportunidades futuras de trabajo y reinserción social a una población que ha sufrido durante mucho tiempo los efectos del conflicto armado”, explicó el oficial platense. 



“Nuestros beneficiarios han contribuido desde su instrucción al incorporarse al programa, construyendo escuelas, centros de formación, fábricas de ropa, fábricas de jabones, carpinterías, herrerías, actividades de transporte, granjas, mercados comunitarios y construcción de pozos de agua”, detalló.

“Las personas son formadas por la MINUSCA para cooperar en la cohesión social y ser un pilar en la reconstrucción económica de su República”, destacó. El platense además contó que recientemente se dio inicio a una operación histórica entre las ciudades de Bria y Birao. “Del 13 de septiembre al 8 de octubre iniciamos la primera operación de desarme, se estiman más de mil elementos, en el sector Este”, explicó Sáenz Hintze.

El platense ingresó a la Armada Argentina de muy chico, al Liceo Naval “Almirante Brown” egresando como Reservista Naval. “La elección de ir al liceo naval fue de mi querida abuela, sobrina de los capitanes de fragata Bernabé Meroño Saavedra y León Ibáñez Saavedra. A ella y a mi madre les debo ser marino, porque profesaron siempre un profundo amor y respeto por nuestra Institución. Luego me fui contagiando de la pasión por navegar en el mar”, relató. 

En 1991 ingresó a la Escuela Naval Militar y se especializó en Comunicaciones, ya que compartía con su padre y su hermano mayor la pasión de ser Radioaficionado. “Más tarde, abracé la meteorología luego de mi primera campaña antártica en 1995 a bordo del rompehielos ARA ‘Almirante Irízar’”, relató.



A pesar de sus viajes constantes, siempre que puede vuelve aLa Plata. “De mi ciudad puedo decir que disfruto de sus parques, museos, el observatorio, de la magnífica catedral gótica, de un café y hasta de su diseño”, remarcó.

Actualmente participa de eventos académicos en el Instituto de Relaciones Internacionales en la Facultad de Ciencias Sociales y Jurídicas de la Universidad Nacional de La Plata, donde espera defender su tesis de doctorado en Relaciones Internacionales.



Comentá desde Facebook
Next Post

Recrudecieron los incendios en las islas del Delta y ambientalistas ya hablan de “desastre socioambiental”

Hubo una jornada de protesta con una radio abierta, un stand informativo e intervenciones artísticas.