Junto a Ramón Prades García
El ex vicecanciller de Héctor Timerman analizó la situación de Argentina en el plano internacional

InfoBlanco

La actividad se realizó a través de una videoconferencia y contó con la participación del director en el Instituto del Servicio Exterior de la Nación, Eduardo Zuain, y el licenciado Ramón Prades García.

La charla, denominada “Argentina y la Pandemia: Certezas e Incertidumbres en el nuevo contexto internacional” , tuvo como figura destacada al ex vicecanciller de la Nación (2011-2015), ex embajador de la Argentina en Paraguay (2016-2017) y actual director del ISEN, Eduardo Zuain.

Además participó en el encuentro Ramón Prades García, analista Internacional experto en Defensa. La charla fue moderada por Federico Villanueva, del Frente de Relaciones Internacionales del MUP La Plata y Analista Internacional experto en Política y Economía.

El encuentro comenzó con un análisis del concepto de lawfare . Vale aclarar que Eduardo Zuain tiempo atrás fue procesado por el ex juez Claudio Bonadío en el marco de la causa sobre el memorándum de Irán, al igual que Cristina Fernández de Kirchner y el fallecido ex canciller Héctor Timerman.

Sobre este último ex funcionario precisaron que la acusación que pesaba sobre él quedó sin efecto recientemente, luego de que la Interpol confirmara que nunca cesaron las alertas rojas sobre los acusados del atentado a la AMIA.

A continuación, debatieron sobre el tratamiento de la pandemia en los diferentes países, el impacto sobre las economías y los conflictos que la emergencia sanitaria puso de relieve en el escenario geopolítico internacional.

Al respecto, el diplomático Zuain señaló: “Lo que sabemos es que todas las economías cayeron, con cuarentena dura o con cuarentena flexible. ¿Qué es lo que diferencia a cada país? La cantidad de muertos, cómo trató cada uno de ellos a su población”.

“Obviamente la crisis económica es para todos los países, pero el impacto es distinto. No es lo mismo en un país industrializado, en un país semi industrial como el nuestro o en países agroexportadores, como lo son muchos en América Latina. Pegó más fuerte donde el Estado es débil, y pegó menos donde es débil”, aseveró.

En el plano de la política global, Zuain advirtió que “no hay un centro de poder mundiala” y agregó: “Vivimos una guerra económica y comercial entre Estados Unidos y China, y un crecimiento de Rusia”. Y opinó que este contexto “es el mejor para países como el nuestro, porque podemos ‘poner un huevo en cada canasta’”.

“Un debilitamiento de los organismos multilaterales, como las Naciones Unidas (ONU), de los esquemas de integración, que la pandemia demostró que no pueden funcionar: se cerraron fronteras sin que unos países le avisen a otros”, agregó.

Ramón Prades, por su parte, indicó: “Tenemos la certeza de que la pandemia funciona como un catalizador de cosas que ya venían sucediendo”. Y señaló: “La tensión chino-americana que mencionaba Eduardo venía gestándose desde 2008,en los Juegos Olímpicos de Pekín”.

Según el especialista, muchas personas vienen estudiando los discursos políticos previos al evento deportivo mundial, y han empezado a identificar que la ocasión funcionó como “una presentación de China en el escenario internacional”.

Sobre el final de la actividad que organizó el MUP, Prades sentenció: “De nosotros depende y de los que vienen atrás nuestro. La política es ‘pasarse la posta’, sentar este testimonio y pensar una Argentina diferente”. Y concluyó elogiando a su interlocutor: “Me parece que con personas como Eduardo en funciones clave, con la calidad profesional y la calidez que tiene como ser humano, de tomarse un rato para charlar con los compañeros, otra Argentina es posible”.



Comentá desde Facebook
Next Post

Argentina debe seguir su propio rumbo

Por Humberto Tumini, Presidente de Libres del Sur.