Fue duhaldista y en el último tiempo macrista
Quién era el histórico dirigente del peronismo Osvaldo Mércuri, que murió por coronavirus

Info Blanco

Hombre de Eduardo Duhalde en sus mejores momentos, fue legislador provincial durante 20 años.


Osvaldo Mércuri se destacó en el peronismo bonaerense con el apogeo del duahldismo y su propio espacio partidario, la Liga Peronista Bonaerense (LIPEBO), durante una época de fuerte hegemonía menemista.

Surgido de una importante “cantera” donde la dirigencia bonaerense catapultó a gran cantidad de cuadros de gestión, Lomas de Zamora (pago chico de Eduardo Duhalde), Mércuri fue, quizá, uno de los mayores símbolos de aquella etapa.

En calle 2 entre 47 y 48 de La Plata funcionó muchos años su inmenso búnker, que le perteneció cuando presidía la Cámara de Diputados provincial.

En el lugar se reflejaba qué encarnaban Mércuri y el poderoso aparato que le pertenecía, y que congeniaba (a veces más, a veces menos) con la Liga Federal, del actual dueño de Telecentro y mega empresario Alberto Pierri.

El intenso e incesante movimiento en la zona, con gente que a toda hora circulaba por el lugar en horas de la noche, y un evidente despliegue de elementos de comunicación por aquél entonces poco frecuente, sirven para comprender qué clase de referente era el fallecido lomense. Fue la cara visible de un poderosísimo aparato, quizá nunca vuelto a igualar.

Mércuri también presidió la Convención Reformadora Constitucional de 1994 y el Congreso del Partido Justicialista, lo que demuestra qué importante fue en ese esquema de poder.

Que por otra aparte integraban, con mayor o menor importancia, dirigentes que actualmente ocupan posiciones más orgánicas (Martín Insaurralde) o más marginales (Gabriel Mariotto, por ejemplo).

Mércuri fue presidente de la Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires en dos períodos, entre 1989 a 1997 y entre 2001 y 2005.

Ese año lanzó una serie de spots de contenido ecologista, con la intención de tomar ese eje y acumular capital político en favor de su alicaída imagen, muy vinculada a la del duhaldismo primigenio.


En 2005 acompañó la cruzada antikirchnerista del matrimonio Duhalde, que le costó a “Chiche” (Hilda) una estruendosa derrota a manos de Cristina Fernández de Kirchner.

Tras ese aplastante triunfo Néstor Kirchner comenzó a encolumnar a reconocidos dirigentes cercanos al pejotismo bonaerense, como el sempiterno Aníbal Fernández, José Pampuro y otros. Y el lomense fue quedándose cada vez más solo.

Así, Mércuri fue desapareciendo de la escena principal del ancho mundo de lo nacional y popular vertebrado por el peronismo con el ascenso del kirchnerismo.

Incluso llegó a participar de la aventura político-partidaria del fugaz Francisco De Narváez.

Paradójicamente, en sus años de fuertes ingresos económicos invirtió cuantiosas sumas en campañas ecologistas para reciclar basura, quizá buscando empatizar con los sectores medios de una sociedad que ya mostraba gestos de hastío con el menemismo.

Pero no le alcanzó, su luz comenzó a apagarse y terminó como representante en el Parlasur, muy lejos de su distrito y de la provincia que recorrió de punta a punta durante largos años.

Hace 5 años y parte de su familia fueron secuestrados.

En ese entonces estaba acompañando a Mauricio Macri.

Hoy murió a los 76 años de edad.




Comentá desde Facebook
Next Post

Leyes Empire dará asistencia a los salvadoreños en USA

Los emigrantes de El Salvador viajan principalmente a Estados Unidos.