domingo 25 de febrero de 2024 - Edición Nº -1908

Información General | 26 ene 2024

Edenor y Edesur reclaman aumentos que promedian el 89% y piden que haya ajuste mensual por inflación

Llevaron el planteo a la primera audiencia pública que discute el nuevo cuadro tarifario para el sector.


Las distribuidoras de energía eléctrica Edenor y Edesur presentaron este viernes sus planes para 2024 y reclamaron un aumento en las tarifas para este año del 89% en la factura final para el 80% de sus clientes. Pero para los de mayor consumo piden un incremento de 140% promedio.

La demanda fue llevada por las empresas a la audiencia pública con la que el Gobierno comenzó a cumplir con el proceso formal hasta que se disponga el nuevo tarifazo para los hogares.

En ese marco reclamaron que la tarifa “de transición” del servicio eléctrico de Buenos Aires y del conurbano se ajusten en forma automática según la inflación del mes anterior.

La empresa Edenor, principal distribuidora del país, realizó un requerimiento de ingresos por $521.303 millones para cubrir su déficit. Y aclaró que eso implica un incremento promedio del 89% en la factura final para el 80% de sus clientes.

Para los de mayor consumo, el tarifazo será de 140% promedio, “muy por debajo de los aumentos registrados en otros rubros de la economía, o incluso en otros servicios de consumo masivo como TV por Cable o Internet”, señaló la distribuidora.

De acuerdo con la información que dio a conocer, el 80% de sus clientes (2,3 millones de usuarios sobre un total de 3,3 millones) recibirán boletas promedio de $7.619, mientas que para un 10% de consumos altos el promedio será de $33.771 y para el 10% restante, de mayor consumo, será de $68.425 promedio. Los cálculos tienen en cuenta que cada segmento mantiene su nivel de consumo.

“Edenor no recibe subsidios del Gobierno Nacional. La empresa es agente recaudador y quien emite la factura, pero la realidad es que de cada factura que se cobra al usuario recibe solo el 29% del total. El resto corresponde a generación (47%), impuestos (23%) y transporte (1%)”, señaló Guido Hernández, directivo de la empresa,.

En esa línea Edenor propuso un sistema de actualización periódico, acorde con el proceso inflacionario que enfrenta el país.

Por otra parte, Jorge Lemos, directivo de Edesur, dijo que la empresa solo “plantea el impacto del desfasaje inflacionario sobre la remuneración de la distribuidora. Por eso entendemos que es necesario contar con una actualización sistemática y efectiva de las tarifas”. 

Luego señaló que de cada $1.000 que paga cada usuario, Edesur dispone de $270 “para pagar sueldos, pagar contratistas, pagar impuestos, comprar materiales y realizar inversiones”.

Vale recordar que esa firma fue muy cuestionada por un apagón masivo que duró varios días y afecto a amplias zonas de la ciudad de Buenos Aires y los distritos de la zona sur. Incluso fue multada por el corte de suministro en medio de los festejos de Año Nuevo del 2022 que dejó a miles de usuarios sin luz.

Desde el Gobierno expresaron su posición a través del secretario de Energía, Eduardo Rodríguez Chirillo, que advirtió que el sector eléctrico “está al borde del colapso” a raíz de “decisiones intervencionistas” de Gobiernos anteriores.

Por eso, el directivo justificó un aumento de las tarifas de ambas empresas, Edenor y Edesur que rija a partir del 1 de febrero.

“Las decisiones intervencionistas han impedido la competencia y los valores asignados a las tarifas son carentes de toda racionalidad, fomentando un consumo eléctrico sin control, a partir de un crecimiento artificial de la demanda. En consecuencia, las tarifas no reflejan el costo económico del suministro”, aseguró.

Además, dijo que con la tarifa actual “es imposible que haya inversiones en generación, transmisión y distribución".

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias