domingo 21 de abril de 2024 - Edición Nº -1964

Opinión | 21 feb 2024

17 años sin Sandra Ayala Gamboa: acá no hay lugar para el miedo ni la resignación

Por Mujeres de la Matria Latinoamericana, MuMaLa.


Nos encontramos bajo un gobierno que decidió considerar “casta” al Pueblo, avasallando derechos humanos con una crueldad digna de una película de horror. Parte de este thriller, ya lo veníamos viviendo: en nuestro país, el último año se registraron 390 muertes violentas de mujeres, travestis y trans, lo que significó una muerte cada 22hs (Observatorio MUMALA). Hagamos un ejercicio de relación entre esos datos y el siguiente: este mes se dio a conocer el índice de inflación oficial que acumuló más del 50% de aumentos en los últimos dos meses desde que asumió la política de ajuste y motosierra deliberada. En nuestros comedores barriales los alimentos que ya eran escasos, directamente dejaron de llegar, sin ningún mensaje oficial que justifique sacarle la comida a miles de familias en todo el territorio argentino. Los costos de servicios y transportes (que fundamentalmente se usan para ir a trabajar e ir a estudiar) se multiplicaron y no hay salario que aguante. Es sencilla la reflexión: MÁS POBREZA = MÁS VIOLENCIAS.

Este gobierno, explícitamente declarado en contra de los DDHH y, por ende, también en contra de todas las políticas de género e igualdad, piensa que tiene legitimidad para ir por todos nuestros derechos ya conquistados como la Ley de la Interrupción Voluntaria de Embarazo, la Ley de Educación Sexual Integral, la jerarquía institucional de Ministerios, entre otros. Tal vez la falta de experiencia de gestión (aunque tienen cargo a unxs cuantxs que hace rato son la verdadera casta del poder político) combinada con irracionalidad, odio y desquicio, no les permiten ver con claridad que la historia de muchísimos años de resistencia y organización de los feminismos populares, que no dará tregua ni un paso atrás en la defensa de cada conquista y en la lucha por lo que aún falta: así lo haremos con nuestra experiencia acumulada y nuestras convicciones para poner el cuerpo y el corazón, como ya se ha atestiguado.

CASA SANDRA es otro claro ejemplo de lo que decimos. Desde su femicidio en las inmediaciones de una dependencia del estado provincial un 22 de febrero del año 2007 cientas de mujeres e identidades diversas acompañamos a Nelly, su mamá, en la búsqueda de justicia, pero también, en la conversión en políticas de estado para que dejen de matarnos.

Esta CASA es de SANDRA, y SANDRA SOMOS TODAS. Por eso nos seguimos encontrando. Revisando, repensando, resiliando. Porque la resignación no es alternativa para nosotras, porque sabernos juntas nos hace poderosas.

Con la misma garra de siempre, la marea sigue en movimiento. No te quedes sin ser parte, el tiempo ES AHORA. Sumate a luchar!

Nos encontramos en Casa Sandra el jueves 22 de febrero a las 10hs.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias