domingo 21 de abril de 2024 - Edición Nº -1964

Política | 3 mar 2024

Fernando Gray dijo que Máximo Kirchner está “en babia” y aseguró que fue "discriminado" por el kirchnerismo

"No entiende lo que pasa", señaló. Además, instó a "renovar el partido, abrirlo, renovar las caras y las posturas" y "actualizar las propuestas".


Este domingo la Agencia DIB publicó una entrevista a Fernando Gray, intendente de Esteban Echeverría.

El dirigente peronista aprovechó la ocasión para señalar lo que describió como una “ausencia ensordecedora” del Partido Justicialista en la oposición concreta a las políticas de Javier Milei.

También dijo que Máximo Kirchner está “en babia”,  que no entiende lo que pasa, y también cuestionó a Axel Kicillof.

Por el contrario, valoró el modelo del PJ de Córdoba y la gestión que lleva adelante en esa provincia.

Compartimos la entrevista de la mencionada agencia de noticias bonaerense. 

 

Máximo Kirchner hizo un plan de pago de 96 meses para saldar su deuda con la

 

¿Cómo está impactando el plan económico nacional en Esteban Echeverría?

El ajuste pega de lleno porque cada recorte que se hace pega en los sectores más vulnerables, en los sectores medios trabajadores y en los productivos. Y llega a distintas áreas, desde obras públicas nacionales, donde teníamos casi 2 mil personas trabajando y ahora están todas paradas. Los trabajadores están cobrando una tarjeta de desempleo que en breve van a dejar de recibir. Eso a su vez impacta en el servicio público de salud. En lo social, por ejemplo, visité una escuela en una localidad llamada 9 de abril, concurren 700 chicos de los cuales 638 reciben ayuda alimentaria. Ni hablar cuestiones de salud, vacunas por ejemplo, en otro tiempo estábamos llenos y ahora comenzamos a no tener. Pasa con la del dengue. En fin, estamos en una realidad compleja.

 

El Conurbano es heterogéneo, pero tiene bolsones de pobreza enormes. ¿Teme que en este contexto que describe haya desbordes sociales?

Creo que gran parte de la sociedad, y en relación a los sectores vulnerables, está contenido por la Asignación Universal y los programas que vienen de gestiones anteriores. Eso hace que por lo menos hasta ahora se cubrían algunas necesidades muy básicas relativas a la alimentación. Ahora, indudablemente hay una pérdida del poder adquisitivo. Y sobre eso hay una agenda compleja hacia adelante, con aumentos de tarifas de gas, de luz, transporte, agua y cloaca. Y los municipios no tenemos herramientas para hacernos cargo de esta nueva realidad con la que nos encontramos en los territorios. Eso me preocupa. Creo que la paz social está garantizada pero veo el cuadro de lo que está pasando con atención.

 

¿No pueden hacer nada los municipios para contener? Usted planteó demandas contra las subas de tarifas, por ejemplo.

Yo me voy a presentar en todas las cuestiones que tengan que ver con defender los intereses y derechos de mis vecinos. Me he presentado siempre en todas las audiencias públicas de todos los servicios, luz, gas, transporte. En esto último hicimos una presentación judicial y estamos en pleno reclamo. Venimos planteando hace mucho el tema de las garrafas sociales. También me inscribí para hablar en la audiencia por la suba del subte y de las autopistas de CABA, porque gran parte de nuestros vecinos y vecinas toman un colectivo a las estaciones de Monte Grande, Luis Guillón o el Jagüel y de ahí un tren a Constitución y luego el subte o el colectivo. Con lo cual, gran parte de los usuarios del subte son bonaerenses del AMBA. Las autopistas lo mismo, los que más las usamos somos los bonaerenses. Están pretendiendo un aumento del subte del 500%. Estamos naturalizando aumentos que no bajan ninguno del 150%. Me preocupa, los estudios de organismos internacionales dicen que el gasto de transporte de un trabajador no debe ser superior al 5% de sus ingresos y con estas subas estamos muy por encima de ese porcentaje.

 

¿Qué opina de las restricciones que plantea el jefe de Gobierno Jorge Macri a la atención en hospitales porteños a pacientes bonaerenses?

No me gusta plantear antinomias entre Capital y Conurbano, pero tenemos un régimen federal, así como nos atendemos, también atendemos. Gran parte de los profesionales de salud, de los enfermeros, del personal de cocina y maestranza, más del 50% diría de los que prestan servicio en esos hospitales va del Conurbano. Es una realidad que ya no debería discutirse, se da en todo el mundo: las áreas metropolitanas se analizan en conjunto. San Pablo, Santiago de Chile, Europa, Estados Unidos. Todos tienen una masa de trabajadores en áreas suburbanas o urbanas aledañas debido al costo de la vivienda entre otros factores. Lo que se hace es coordinar. Por eso a la CABA le propuse por caso poner en funcionamiento la agencia de coordinación de Transporte. Se podría coordinar las políticas y unificar tarifas.

 

¿Qué posición tiene en la disputa entre Nación y Provincia por los Fondos?

Indudablemente nuestra provincia está históricamente postergada. El gobernador debe ponerse al frente de la discusión. Yo lo dije hace cuatro años, cuando comenzaba el gobierno anterior. Es mucho más fácil dar este debate con un gobierno nacional propio que con uno opositor. Desgraciadamente esto no se hizo. Ahora vamos a pagar las consecuencias. Y hay que discutir seriamente. No se trata de quitarle fondos al resto de las provincias, sino aprovechando que este gobierno quiere descentralizar fondos, que descentralice más en la provincia de Buenos Aires. Pero tienen que salir del gobierno nacional.

 

En un plano más político, llamó mucho la atención una foto en la que aparece con el gobernador de Córdoba, Martín Llaryora. ¿Es la primera imagen de un nuevo espacio en el peronismo?

Soy un dirigente y un militante bonaerense. Genero hechos políticos, lo que pasa es que en este momento hay una ensordecedora ausencia del Partido Justicialista frente a la oposición que magnifican esos hechos.

 

¿Habla del PJ bonaerense?

Creo que los que están formalmente a cargo del peronismo no están a la altura de las circunstancias, no están interpretando los 4,9 millones de votos que sacamos en la provincia. No tienen voz. Cuando hablamos de luz, agua, gas, la única medida judicial para frenar los aumentos que se presentó es la mía. ¿Cómo voy a ser el único que se presenta? ¿Dónde está mi partido? ¿Qué hacen que no realizan una conferencia de prensa, que piden informes? Llenaron las cámaras de Diputados y Senadores, a nivel nacional y provincial. ¿Dónde están esos legisladores? Tendrían que estar moviéndose. Están pasando cosas gravísimas en el país y hay un silencio ensordecedor de quien debería ser la oposición.

 

¿Qué propone hacer en el PJ entonces?

A la semana que perdimos las elecciones pedí que se haga lo que corresponde, lo que hizo el gran dirigente Néstor Kirchner, que cuando pedimos en 2009, un domingo, dijo el lunes “renuncio a la presidencia del PJ”. Fuimos todos los intendentes a verlo a Olivos a tratar de convencerlo de que no lo haga y no hubo manera. Dijo que tenía que comenzar una nueva etapa en el partido, que había que abrirlo y renovarlo. Que él iba a trabajar desde otro lugar para darles espacio a otros compañeros y compañeras. Y así fue. Acá pasó una semana de cuando perdimos y nadie se daba por notificado. Seguimos con el expresidente Alberto Fernández, que ya no sé si está en España o Argentina, y el presidente del PJ no puede estar en España. Y tenemos otro que está en babia, el presidente del PJ de la provincia de Buenos Aires está en babia. En vez de estar representando a los bonaerenses, está sintonizando otro canal. No entiende lo que está pasando en la provincia. Hablan para ellos, se sacan fotos para ellos. No se puede seguir haciendo las mismas cosas y esperar otros resultados.

 

Plantea entonces que debe cambiar la conducción de los partidos.

Hay que renovar el partido, abrirlo, renovar las caras y las posturas, actualizar las propuestas. Tenemos que tener una propuesta superadora, no podemos los mismos diciendo lo mismo y pretender otros resultados. Por eso digo que hay otro peronismo.

 

¿El peronismo cordobés es un modelo?

La verdad, cuando vas a Córdoba ves una gestión consolidada, digna, que ha gobernador siendo oposición la mayoría de las veces y sin embargo tenés obras viales por todos lados sin denuncias de ningún tipo. Agua, cloacas. Decís: caramba, qué está pasando acá, acá hay otro país. Una gestión con políticas públicas que no le pide nada a nadie ni se endeuda. Que maneja eficientemente las cosas. Yo quiero un país con esta sintonía.

 

¿Cuando habla de Llaryora lo contrapone a Kicillof?

Veo en muchas provincias una gestión fuerte, potente. Que están presentes, están con la gente, hacen reformas estructurales. En nuestra provincia seguimos discutiendo las mismas cosas que hace 20 años. Discutimos el tema de la seguridad, por ejemplo, hace 30 años. Entonces pregunto: ¿cuándo el gobernador de la provincia va a llamar a todos los sectores importantes para hacer una política pública a 5, 10 o 20 años? Es hora, me parece, de ponerse al frente del tema. Lo vi con mucho entusiasmo en su momento al ministro Berni, pero el que se tiene que poner al frente es el Gobernador, no el ministro de Seguridad. Convocar a todos los sectores, al Poder Judicial, al Ministerio Público, a las cámaras legislativas, a los sectores políticos y sociales. Hacer una agenda en común, ver cómo modificamos las leyes. Poner realmente en el centro la cuestión de la seguridad, ¿cómo vamos a estar 30 años discutiéndolo?

 

¿Habla de la política de seguridad o está haciendo un planteo más amplio?

Yo no hablo por mí porque la verdad es que hace bastante que no hablo con el Gobernador, y no tenemos obras ni acciones importantes, no hemos sido beneficiados con grandes programas en nuestro municipio durante esta gestión.

 

¿A qué lo atribuye?

Hemos sido víctimas de una discriminación política.

 

¿Por qué?

Tendrá que explicarla la provincia.

 

¿Tiene que ver con sus críticas al kirchnerismo?

Absolutamente que sí. Yo fui discriminado por la provincia, no así por la Nación. Debo reconocerlo. Los ministerios de Obras Públicas, Transporte, Salud, Desarrollo. Con Tolosa Paz, Zavaleta, Katopodis, Ferraresi, con todos ellos hicimos muchas cosas. La provincia de Buenos Aires no, y eso hay que preguntarse al Gobernador.

 

¿Hay una relación rota con Kicillof?

No, para nada. Yo pedí una reunión hace un tiempo, pedí una serie de cosas. No las cumplió. Punto. Aunque no debería aclararlo, aclaro que las cosas que pido siempre son para la gente. Son cuestiones de educación, salud, cosas esenciales, hacer aulas, no son una bicisenda. Obras en hospitales. Venía haciendo obras de ampliación del hospital hace diez años, con esta gestión no hice nada.

 

¿Eso es lo que le reclama a Kicillof?

Yo hablo por mí, sí. Digo las cosas en on a quien corresponda. Ya se los he dicho a ellos así que me siento con la libertad de decirlo acá. Porque después hay otros que hablan en off y cuando tienen que levantar la vos no dicen ni el 1%.

 

¿Y con Milei, teme por la calidad democrática con esto de destratar dirigentes ser agresivo en redes con episodios casi diarios?

Sí, me preocupa. Porque en definitiva la mayoría de los enfrentamientos que ha tenido el presidente son con personas de su espacio o ligada a su espacio. Lo cual es curioso. Gobernar significa construir consensos, tender puentes. Me preocupan las formas, el tono, que se le falte el respeto a un gobernador. El Presidente  debería reflexionar y poner las cosas en su lugar y encaminar los grandes temas que tiene. En estos momentos estamos en lo que llamamos la luna de miel en términos políticos. A partir de marzo, cuando lleguen, los aumentos y haya que comprar los útiles y el transporte también suba, ahí viene la cosa. También me preocupa que no tienen equipos y veo improvisación. 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias