lunes 15 de abril de 2024 - Edición Nº -1958

Información General | 23 mar 2024

Trabajadores del SENASA lanzaron un paro de 48 horas a partir del próximo 26 de marzo

Según señalaron, se paralizarán todos los controles en puertos, aeropuertos y aduanas.


Trabajadores del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA) lanzaron un paro de 48 horas a partir del próximo 26 de marzo por amenaza de despidos.

Según señalaron, se paralizarán todos los controles en puertos, aeropuertos y aduanas. Además, se va a levantar la fiscalización en todas las barreras zoofitosanitarias del país.

En una nota dirigida al Ministerio de Capital Humano de la Nación, que coordina Sandra Pettovello, la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) exigió:

• Continuidad laboral de todos los trabajadores del SENASA, cualquiera sea su forma de contratación.
• Urgente apertura de la paritaria sectorial.
• Discusión salarial acorde a la inflación.
• Pase a planta permanente de todos los contratados.
• Discusión del nomenclador de funciones del organismo.
• Presupuesto financiero acorde a las funciones del organismo.

“Hemos definido iniciar una medida de fuerza que va a impactar fuerte en la economía de nuestro país y no vamos a aceptar que se nos responsabilice a los trabajadores por la afectación de las exportaciones. Son muchos los puestos de trabajo en riesgo y no vamos a permitir que se lleven adelante despidos ilegales”, señaló Rodolfo Aguiar, secretario general de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE).

¿Qué es el SENASA?

Es el organismo encargado de la fiscalización de producción agroalimentaria que cuenta con la habilitación de la Organización Mundial del Comercio para controlar las normas fitosanitarias necesarias para exportar a los otros países. Es el organismo encargado de otorgar las certificaciones necesarias para el comercio internacional. 

Si se levantan las barreras de control zoofitosanitario, se pone en riesgo el estatus sanitario alcanzado por la Argentina, pudiendo perderse la zona libre de moscas de los frutos que dificultaría el comercio de productos con Estados Unidos, encareciendo considerablemente los costos de la exportación.

También se perdería la zona libre de aftosa, por lo cual la carne que se comercializa entraría en el circuito mundial de comercialización de países con aftosa, perdiendo el mercado de países que compran carne al circuito no aftosa que se paga mucho más (como por ejemplo, Japón).

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias