jueves 23 de mayo de 2024 - Edición Nº -1996

Información General | 1 may 2024

Bronca en Estudiantes y Vélez por la insólita sede donde se jugará la final de la Liga Profesional

Otro absurdo de Claudio "Chiqui" Tapia y su ladero, Pablo Toviggino, lanzador de diatribas y mano derecha en los negocios.


La final de la Liga Profesional de Fútbol (LPF) se jugará a más de mil kilómetros de las sedes y los estadios de los clubes que la disputarán: Vélez y Estudiantes. 

Cualquier extranjero desprevenido pensaría que se trata de alguna anormalidad, pero en el fútbol argentino, comandado por el controvertido Claudio "Chiqui" Tapia, lo insólito es norma y lo lógico una irregularidad.

Todo está al revés, y con tendencia a empeorar, sobre todo porque a Tapia no le hacen mella las críticas, los insultos, las puteadas y las duras denuncias que se escuchan en los medios masivos de comunicación. Tampoco las marcas y huellas que va dejando en su gestión, que goza de impunidad en un inframundo, el de los dirigentes de fútbol, donde la virtud y el sentido común escasean.

Partidos arreglados, sospechados ascensos de instituciones allegadas al titular de la AFA, clubes pobres, contratos millonarios que no derraman en las instituciones, y un sinfín de aspectos ligados a su gestión, pusieron hace rato a Tapia en el centro de los cuestionamientos. 

 

Tour por el Estadio Único Madre de Ciudades de Santiago del Estero

 

De tu querida presencia, comandante Chiqui Tapia

Lo más absurdo del "universo Tapia" es la elección de la sede en la que se jugará la final del torneo el próximo domingo.  

La semana pasada la Liga Profesional informó oficialmente las razones de la elección de la provincia. Un dato clave: la gobierna Gerardo Zamora, un mandatario íntimamente ligado el número dos de Chiqui Tapia, un salvaje tuitero, mendaz y polémico: Pablo Toviggino, tesorero de la AFA.

"Toviggino llegó a la entidad madre del fútbol argentino en 2015, propulsado por una meteórica carrera dirigencial en Santiago. Sin pasado como futbolista, administraba un establecimiento dedicado a la actividad ecuestre antes de ser dirigente del club Comercio Central Unidos. A partir de allí fue tejiendo su camino político hacia la conducción de la Liga Santiagueña de Fútbol, desde la cual escaló hacia la presidencia del Consejo Federal de Fútbol de la AFA, organismo que nuclea unos 3.500 clubes repartidos en más de 200 ligas del país", recordó el diario La Gaceta.

Y agregó: "Ese mismo año, Toviggino fue denunciado por el presunto intento de soborno a asambleístas a cambio de votos para el candidato Luis Segura en la elección contra Marcelo Tinelli por la presidencia de la AFA, que terminó con el escandaloso empate 38-38 (los votantes eran 75). La causa no prosperó, e influencias mediante, Toviggino fue designado luego como miembro de la Comisión Normalizadora de la AFA, desde donde empezó a edificar la llegada de Claudio Tapia a la presidencia. "Chiqui" lo consagró inmediatamente como su mano derecha. Desde entonces, Toviggino funciona como una suerte de super-ministro con amplios poderes para intervenir en un gran abanico de cuestiones referidas al fútbol argentino, mientras Tapia se vincula más a todo lo referido a la Selección, hoy por hoy el argumento más firme que sostiene a su gestión".

En la misma nota el medio asegura que "se dice incluso que Toviggino maneja las designaciones arbitrales de los torneos federales y de la Primera Nacional, algo que tuvo mucho que ver en los polémicos ascensos de Deportivo Riestra y de Barracas Central, club de que fue vicepresidente justamente durante la presidencia de Tapia. Una de las tantas funciones del rosarino-santiagueño es defender a capa y espada la gestión de "Chiqui" (al que denomina "Comandante"), y por eso suele trenzarse en discusiones mediáticas con figuras que critican las decisiones de la AFA".

Ese es el contexto que explica por qué los hinchas de Estudiantes y Vélez deberán resolver con muchas dificultades cómo acompañar a sus equipos.

Por estas horas se multiplican los rumores sobre posibles acciones de la Comisión Directiva pincha para ayudar en la movilización hacia la provincia del subcomandante Toviggino, pero milagros nadie puede hacer.

Lo que sí se podría, y hace falta desde mucho tiempo atrás, es democratizar la AFA, darle transparencia y poner las cuentas de los clubes y de la entidad madre del fútbol argentino bajo la lupa de todos. Con el comandante Tapia y su subcomandante rindiendo cuentas después de todo el daño que le hicieron al deporte más popular de la Argentina. 

 

Dejen de ro-VAR!: ¿quién es Toviggino en el tema Unión? - El Litoral

 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias