sábado 18 de mayo de 2024 - Edición Nº -1991

Información General | 14 may 2024

Venta callejera en La Plata, de la represión a una mirada "con sentido social": 27 años de una problemática sin solución


Por: Federico García

"Esto así no va más, vamos a hacer aplicar las ordenanzas y los recursos en ese sentido van a ser ilimitados. Vamos a poner todos los recursos humanos y materiales que hagan falta para que esta ilegalidad y descaro, porque se nos ríen en la cara, se termine, y vamos a poner todo el esfuerzo. Creo que la ley se va a imponer y los que están trabajando en la ilegalidad van a tener que admitir que esto en la capital de la provincia de Buenos Aires no puede ir más".

La frase es del 22 de mayo del año 1997 y corresponde al entonces intendente de La Plata Julio Alak y forma parte de una antigua, y actual, problemática de la ciudad: la venta en la vía pública. 

Según la ordenanza 8209 del año 1993, la venta en la vía pública está prohibida en la capital de la provincia de Buenos Aires desde el 1 de enero de 1994. No obstante, tanto en la década del '90 como en las de los 2000, 2010 y la actual es un tema que no tiene solución. 

 

Julio Alak: "Esto así no va más"

En el año 1997 Alak decidió avanzar fuerte contra la venta ambulante y dispuso en mayo de ese año diversos operativos de control, en los que hubo mucha tensión con los vendedores. Incluso llegaron a registrarse incidentes en sedes de la Universidad Nacional de La Plata, como la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales, algo que generó el repudio del entonces vicegobernador Carlos "Balito" Roma. 

Uno de los referentes de los vendedores, Raúl Padró, manifestó en su momento al Diario El Día que no iban a permitir que los inspectores los sacaran. 

 

 

Por otro lado, de la vereda de enfrente, la Cámara de Comercio local pedía que la ordenanza que prohíbe la venta en la vía pública no sea modificada, y expresó su respaldo a la "valiente actitud" de Alak. 

En tanto, en el programa de televisión El Tablero se propició un debate entre este último con el vicepresidente de la Cámara de Comercio, Carlos Mársico, el candidato a diputado provincial por el Frepaso Adolfo "Fito" Aguirre y el precandidato a diputado provincial por la UCR Miguel Bazze.

Allí, el  jefe comunal diferenció "entre los vendedores que trabajan porque lo necesitan y una mafia que se esconde detrás de todo esto". Hay que recordar que, en los finales del milenio, las mieles de la convertibilidad empezaban a dejar espacio a una crisis que terminaría en diciembre del 2001 con el estallido social.

Francisco Biloni, uno de los entonces puesteros, dijo tras los disturbios ocurridos en un operativo del día anterior, que había vuelto a poner su espacio porque si no trabajaba no comía. El hombre tenía 72 años.

Años después, tras una dura interna peronista, el exconcejal y diputado provincial Pablo Bruera le ganó a su ex socio Julio Alak y fue electo nuevo intendente de la ciudad. De todas formas, la situación de conflicto siguió, pero con nuevos actores.

 

Bruera vs los senegaleses 

En junio del año 2012, agentes de Control Urbano participaron de un operativo comunal contra la venta ambulante y hubo tensión con un grupo de trabajadores callejeros oriundos de Senegal, a quienes les quitaron la mercadería.

“Fue increíble, se bajaron y sin mediar palabra les patearon el cajón de frutas en donde ponen las alhajas y empezaron a golpearlos”, dijo un comerciante, que remarcó la “pacífica” venta que realizan diariamente los africanos.

 

 

“El centro estaba lleno, por eso realmente llamó aún más la atención la impune presencia de las patrullas municipales atacando vorazmente a los vendedores”, agregó, y aseguró haber reconocido entre los agresores a los reconocidos barras de Gimnasia de La Plata “Los Papupa”, según detalló en su momento el medio InfoPlatense.

A raíz de los incidentes, personal policial que rápidamente se acercó al lugar, detuvo a dos de los agresores, y los llevó a la Comisaría Primera, donde posteriormente se acercaron los vendedores para realizar la correspondiente denuncia.

Desde la administración bruerista el entonces director de Control Urbano cuestionó a la dependencia policial "por su connivencia con los vendedores" y denunció que hubo "inspectores demorados y con lesiones y ningún puestero fue llevado a la comisaría".

 

Julio Garro y la Plaza San Martin rodeada de policías 
 

Llegó 2015 y el ex intendente Pablo Bruera perdió contra Julio Garro, que a partir de diciembre de ese año se convirtió en el nuevo alcalde de la ciudad. 

Pero, como sus antecesores en el cargo, tampoco pudo controlar la situación de la venta ilegal, que tuvo su momento de mayor tensión cuando, en conjunto con la gobernación bonaerense, en ese momento a cargo de Maria Eugenia Vidal, la Plaza San Martin, uno de espacios públicos que mayormente usan los vendedores, fue rodeada por efectivos de la Policía para impedir que estos últimos se asentaran en ese espacio verde.

 

 

En la mañana del 7 de junio del 2019, año de elecciones, unos 400 efectivos de la Policía Bonaerense, la Local y Gendarmería rodearon toda la circunferencia de la plaza para evitar la instalación de los manteros. También fueron enviados agentes de Migración.

 

 

 

 

"Esta feria es la única forma que han encontrado muchas familias de poder sobrellevar la actual crisis económica mediante la venta de prendas y calzados usados", solicitaron sectores que defienden a los trabajadores de la economía popular", denunciaron los feriantes en ese momento, tal como lo hizo Francisco Biloni en el año 1997.

 

 

 

La vuelta de Alak, pero ahora bajo una mirada "con sentido social" 

En diciembre del 2023, y tras varias semanas de suspenso, Julio Alak fue electo como el nuevo intendente de La Plata, cargo que ejerció durante 16 años en total. Y en el medio de denuncias por la cantidad de empleados y la deuda comunal, apareció nuevamente la cuestión de la venta ambulante. 

En la apertura de sesiones ordinarias del Concejo Deliberante local de este año, Alak anunció que encararían un reordenamiento de la situación, pero en esta oportunidad no habría represión, sino "sentido social" del tema. 

En ese marco, el jefe comunal mantuvo días atrás una reunión con el ministro de Desarrollo de la Comunidad bonaerense Andrés Larroque, donde se anunció un trabajo conjunto sobre el tema y se adelantó que la idea es trasladar a todos los feriantes que están en el centro a un predio en Meridiano V, como hizo Julio Garro con varios puesteros, a quienes trasladó a 80 y 134.

De todas formas, según pudo conocer Info Blanco Sobre Negro de parte de un sector de los feriantes, "por el momento no hay arreglo con la Comuna". Mientras tanto, este martes el gobernador Axel Kicillof y el intendente local anunciaron la puesta en valor de la Plaza San Martin, uno de los lugares donde hay mayor venta callejera.

 

¿Es posible una solución?

Sí, siempre y cuando cambie la situación económica y bajen la informalidad y el desempleo, causas principales para que la gente decida poner un puesto en la vereda con el fin de subsistir y llevar un plato de comida a su casa.

Mientras no se ataquen las causas que la generan, la venta ambulante persistirá. Este contexto en el que se hace difícil llegar al día 20 de cada mes, y en el que el empleo está en caída libre, es caldo de cultivo no solo para la venta en la calle, sino para peores también.

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias