jueves 20 de junio de 2024 - Edición Nº -2024

Información General | 23 may 2024

Paleontólogos del CONICET descubrieron una nueva especie de dinosaurio carnívoro que habitó la Patagonia

Fue en el marco del proyecto de investigación "El Fin de la Era de los Dinosaurios en Patagonia", apoyado por National Geographic Society.


Un equipo de paleontólogos del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET)  halló restos fósiles de una especie de dinosaurio carnívoro en rocas de la formación geológica La Colina, en el norte de Chubut.

Este hallazgo, liderado por más de 70 investigadores del Museo Paleontológico Egidio Feruglio, forma parte del proyecto de investigación "El Fin de la Era de los Dinosaurios en Patagonia", apoyado por National Geographic Society.

Se centra en el estudio del fin de la era de los dinosaurios que existieron en esta región del hemisferio sur durante los últimos 15 millones de años del periodo Cretácico.

El fósil fue bautizado por los investigadores como Koleken inakayali. En el idioma tehuelche, Koleken significa "que proviene de las arcillas y el agua", mientras que el nombre "inakayali" hace referencia al cacique tehuelche Inakayal, líder de la región.

Koleken inakayali pertenece a la familia de los abelisáuridos, una de las familias de dinosaurios carnívoros más importantes del antiguo Gondwana.

Se trata del segundo dinosaurio de esta especie que se ha encontrado en la Formación La Colonia de finales de la era de los dinosaurios, hace 69 millones de años.

 

Cómo era el Koleken inakayali

Según los investigadores, Koleken inakayali tiene características únicas, especialmente en su cráneo, que lo distinguen de otros abelisáuridos. A diferencia del conocido "toro carnívoro", Carnotaurus sastrei, este nuevo dinosaurio presenta un tamaño más pequeño y carece de cuernos en el cráneo.

En un artículo publicado en la revista Cladistics, los investigadores señalan que el fósil incluye varios huesos del cráneo, una serie casi completa de huesos de la espalda, una cadera completa, varios huesos de la cola y las piernas casi completas. Esos restos permiten tener una visión adecuada de la anatomía de ese dinosaurio carnívoro que vivió hace 69 millones de años.

La investigación liderada por el paleontólogo argentino Diego Pol y su equipo revela pulsos de ritmos acelerados de evolución del cráneo en el Cretácico inferior, lo que amplía la comprensión sobre la evolución de los abelisáuridos y dinosaurios similares durante ese período. "Este hallazgo arroja luz sobre la diversidad de terópodos abelisáuridos en la Patagonia antes del evento de extinción masiva", explicó.

Según Ian Miller, director de ciencia e innovación de National Geographic Society, el descubrimiento de Koleken inakayali "promueve significativamente nuestra comprensión científica colectiva de la era de los dinosaurios", ya que sugiere que los dinosaurios carnívoros de la familia de los abelisáuridos eran más diversos de lo que los investigadores pensaban hasta el momento".

"Además, este hallazgo indica que varias especies de carnívoros compartían el mismo ecosistema antes de la extinción de los dinosaurios", concluyó.

 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias