jueves 20 de junio de 2024 - Edición Nº -2024

Información General | 1 jun 2024

Con lágrimas en los ojos, Monseñor Alberto Bochatey informó que "Gabriel Mestre se quedará a vivir en La Plata hasta que venga el nuevo arzobispo”

Lo confirmó al culminar la Procesión y Fiesta de Corpus Christi que presidió esta tarde en la Iglesia Catedral. Además, aclaró que el ex arzobispo no quiere despedidas ni saludos, pero que colaborará con alguna parroquia local con necesidades pastorales.


Por: Juan José Pfeifauf

Este sábado a la tarde se realizó en La Plata la tradicional Procesión y Fiesta de Corpus Christi. Comenzó a las 14:30 en la Basílica del Sagrado Corazón y culminó en la Iglesia Catedral con la misa presidida por el flamante administrador apostólico, monseñor Alberto Bochatey. Estuvo acompañado por más de 60 sacerdotes y los obispos auxiliares, monseñor Jorge González y monseñor Federico Wechsung.

Gran cantidad de fieles pertenecientes a los distintos grupos parroquiales de la Arquidiócesis de La Plata acompañaron la procesión y adoraron con cánticos a Jesús Eucaristía, que fue trasladado en andas por las calles diagonal 73, calle 54 y calle 14, mientras numerosos jóvenes scouts se alternaban con sogas para custodiar a los cientos de peregrinos.

 

 

Durante su homilía, Bochatey habló de las necesidades y los desafíos de este tiempo y criticó a los políticos: “Nosotros, que recibimos de Jesús comida y alojamiento, estamos aquí para preparar un lugar y un alimento a estos hermanos más débiles. Hay tanta necesidad que ver los políticos de un lado y del otro lado que se tiran los alimentos por la cabeza, que es el escándalo más grande del país”.

 

 

Los días de Gabriel Mestre en La Plata

A menos de 5 días de haber designado por el Papa Francisco como administrador apostólico “sede vacante” de la Arquidiócesis de La Plata, monseñor Bochatey asumió esta tarde el desafío de hablarle a la feligresía católica sobre lo acaecido en los últimos días.

Por eso, antes de la bendición final, Bochatey tomó un papel y exclamó: “Quería compartir con ustedes algo de lo que estamos viviendo como arquidiócesis a partir de la renuncia de Monseñor Gabriel Mestre como Arzobispo. Junto con la sorpresa que nos ha causado, se abre un tiempo eclesial y teológico muy especial de esperanza y oración por él, por nosotros-como iglesia local- y sobre todo por quien sea el próximo arzobispo que nos quiera dar el Santo Padre Francisco”.

 

 

Durante su lectura, que fue interrumpida varias veces por una tos seca, el flamante administrador apostólico precisó: “En diálogo con monseñor Gabriel, hemos acordado que se quedará a vivir acá en La Plata con nosotros, colaborando con alguna parroquia donde hay más necesidades de atención pastoral; por lo menos, hasta que venga el próximo arzobispo”.

Frente a un clima de atención profunda por parte de los fieles, y rodeado de sacerdotes, seminaristas y religiosas, Bochatey continuó: “Monseñor Gabriel está muy bien y vive este tiempo con serenidad y madurez profunda, con convicción de fe y de amor a la Iglesia y al Papa".

 

Y continuó: "Él ha decidido retirarse un poco. Nos ha pedido no hacer despedidas ni saludos. Por ejemplo, yo lo había invitado especialmente a que venga a esta eucaristía y él me dijo que no quería estar presente para no ser causa de distracción. Muchos nos han preguntado qué podemos hacer y la respuesta es una y clara: rezar y renovarnos en la esperanza de Jesús Camino, Verdad y Vida, hijo de Dios Vivo, cabeza de la Iglesia”, culminó sollozando Bochatey, mientras se unía a un eterno aplauso de los fieles.

 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias