jueves 20 de junio de 2024 - Edición Nº -2024

Política | 2 jun 2024

Libertario, pero planta permanente: uno de los armadores de Milei en La Plata confiesa buscar "cargos de gerenciamiento público"

Matías de Urraza asoma en el armado de La Libertad Avanza de La Plata, luego de muchos años de ser empleado de la legislatura bonaerense. Allí consiguió una planta permanente, y con un importante sueldo en el bolsillo circuló disciplinadamente entre peronistas y massistas. Ahora se vistió de blanco y quiere ser figura entre los seguidores de Javier Milei.


El variopinto mundo que conforman los seguidores de Javier Milei en La Plata, sumó desde hace meses a un conocido empleado de la Legislatura bonaerense.

Se trata de Matías de Urraza, un hombre que vinculan al Opus Dei y que prestó servicios políticos en el bloque del Frente Renovador de Sergio Massa, donde hizo las veces de secretario legislativo.

En la red Linkedin confiesa que su objetivo es "llegar a altos cargos de gerenciamiento público", además de destacar que tiene "experiencia en múltiples áreas directivas y de gestión". Probablemente en referencia a su pasado como asesor del ex diputado Juan Amondarain y su importante función en la bancada massista. 

 

 

Ahora trabaja para el armador de LLA en la provincia de Buenos Aires Sebastián Pareja, que desde que lo sacó nuevamente al ruedo de la rosca política y los acuerdos palaciegos, recibe muchas quejas y no menos cuestionamientos. 

Quienes conocen bien a Urraza cuentan de la buena relación que tenía con el  procesado por el Caso Rigau y ex funcionario de la Cámara de Diputados Claudio Albini. Juntos fueron piezas clave del armado del FR en la legislatura. 

Un dato que no pasa desapercibido para nadie es que los legisladores libertarios guardaron un disciplinado silencio tras conocerse el escándalo de las tarjetas que cobraba Rigau. Y aseguran que fue Urraza quien negoció con las otras fuerzas políticas ponerse codo a codo para salvar al funcionariado del organismo y evitar que la justicia investigue demasiado.

La apuesta es que se enfríe el caso, vaya desapareciendo de los medios de comunicación y Rigau pase al olvido. En ese marco es interpretada la advertencia que lanzó uno de los Albini detendidos, Facundo, cuando dijo: “Tengo muchas ganas de hablar ante el juez, la Justicia tiene que ir para arriba”.

 

 

 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias