lunes 03 de octubre de 2022 - Edición Nº 29.188

Información General | 17 jul 2016

Hoy, en la febril Turquía

La Casa Curutchet, obra de Le Corbusier en La Plata, fue declarada Patrimonio de la Humanidad

La vivienda, única construcción realizada en la Argentina por Le Corbusier, fue diseñada a pedido del médico Pedro Domingo Curutchet por el célebre arquitecto suizo, quien mantuvo una fluida relación con la Argentina a lo largo de varias décadas a partir de 1930. Un orgullo para los platenses en particular y para todos los argentinos. En la ahora renombrada vivienda se filmó la película "El hombre de al lado", y es un sitio de interés para visitantes de todo el mundo. Se espera que, con la Declaración, su importancia arquitectónica abone la relevancia que tiene como lugar de interés turístico y favorezca esa actividad en la Ciudad.


La candidatura de la Casa Curutchet, ubicada en Avenida 53 Nº 320 entre 1 y 2, fue presentada no sólo por Argentina sino también por Bélgica, Francia, Alemania, Suiza, India y Japón.

“Le Corbursier es uno de los más grandes arquitectos del siglo XX y su trabajo, tanto edificado como teórico, ha tenido un gran impacto en el mundo y demuestra grandes cambios técnicos y conceptuales del Movimiento Moderno en el campo de la arquitectura y el urbanismo”, señala en su web la Organización de la ONU para la Educación, la Ciencia y la Cultura tras comunicar este domingo en Estambul la decisión de incluir 17 obras del suizo como Patrimonio de la Humanidad.

Además de la construcción emplazada en La Plata figuran en la nómina la Casa Doble de la Weissenhofsiedlung en Stuttgart (Alemania) y la L’Unité de Habitation, en Marsella, apoyada en pilotes, con jardín en la azotea y una planta de comercios internos.

El Comité de Patrimonio de la Humanidad de la Unesco, reunido en la metrópolis turca desde el pasado día 10, decidió acortar en tres días y cerrar su encuentro tras el intento golpista de Turquía del pasado viernes.

En su diseño innovador, la Casa Curutchet reúne los principios fundamentales de la arquitectura de Le Corbusier, desde la fachada libre y la construcción sobre pilotis, hasta la inclusión de una terraza jardín y un funcionamiento integral a medida del hombre.

La casa se depliega sobre una superficie de 9 por 20 metro, entre medianeros y frente a la Plaza Rivadavia, generando un diálogo entre el contexto y la casa, a través de un parasol frente a la terraza de la fachada norte que se integra a la línea de edificación de las viviendas vecinas.

Su construcción fue empujada por el deseo de Domingo Curutchet, un médico platense que ganó prestigio por sus avances en el campo de la cirugía dental y su peculiar temperamento, que lo llevó a renegar de las instituciones sanitarias de la época y a operar a sus pacientes en habitaciones y consultorios que alquilaba en el pueblo de Lobería, donde ejerció su profesión por varios años hasta que se radicó en La Plata.

Obsesivo y meticuloso como en su labor, para construir su residencia platense el médico hizo un relevamiento entre los más reputados arquitectos locales como Jorge Ferrari Hardoy o Antonio Bonet – un español radicado en Bueno Aires- hasta que decidió contactar a Le Corbusier.

El arquitecto suizo, que además de esta obra dejó en la Argentina múltiples discípulos y varios proyectos urbanísticos, aceptó el ofrecimiento pero dejó en claro que no viajaría al país, por lo que designó a Amancio Williams a cargo de la dirección de la obra, quien no cobró nada en concepto de honorarios a lo largo de los seis años que duró la obra.

El diseño de Le Corbusier contempla una edificación desdoblada en dos volúmenes independientes: por un lado el sector destinado a consultorio sobre el frente y por el otro, hacia atrás, la zona de vivienda, ambos espacio articulados por el patio y la rampa de acceso que se inicia en la puerta de entrada organizando la circulación interior en forma de paseo ascendente.

Fascinado con los resultados del proyecto, Curutchet le escribió a Le Corbusier: “La jerarquía de la obra fatigó los cerebros (…). El público general va comprendiendo cada vez mas esta obra que les pareció tan extraña al principio. Esta es ‘la obra de Le Corbusier’; me honra ser el propietario. Así lo digo y quiero que se repita. Usted puede hacer cualquier indicación que será cumplida y agradecida. Es y seguirá siendo su casa”.

La vivienda, erigida entre 1949 y 1953, sumó visibilidad en 2009 cuando fue escenario de la película “El Hombre de al lado”, dirigida por Mariano Cohn y Gastón Duprat, que narra en clave satírica pero con toques de suspenso un interminable conflicto entre dos vecinos por una pared medianera.

En la actualidad, es administrada por el Colegio de Arquitectos de La Plata, institución que la alquila a los herederos del dueño original.

Las construcciones de Le Corbusier integradas al listado de la Unesco sintetizan la arquitectura del siglo XX, desde la casa que levantó para sus padres en 1924, hasta El Cabanon, de apenas 12 metros cuadrados, en Cap Martin.

La delegación argentina que acompañó la candidatura de la Casa Curutchet está integrada por el embajador ante la Unesco, Rodolfo Terragno; el secretario de Patrimonio Nacional del ministerio de Cultura de la Nación, Américo Castilla; Miguel Angel Hildmann, en representación de la Cancillería; Gladys Pérez Ferrando (Comisión Nacional de Monumentos, Lugares y Bienes Históricos); Claudio Catera y Paola Gezzi (Icomos Argentina); Julio Santana (Casa Curutchet); y Karina Cortina (Colegio de Arquitectos de la provincia de Buenos Aires).

La Unesco designó también en su lista de Patrimonio de la Humanidad al proyecto urbano Pampulha en Belo Horizonte (Brasil), al Museo Nacional de Tokio y al complejo del Capitolio en Chandigarh en India.

Para más tarde está previsto que se acepte la candidatura del archipiélago de Revillagigedo, al sur de California (Estados Unidos), presentada por México por su valor único como ecosistema y respaldada por los organismos asesores de la Unesco.

El viernes por la tarde ya habían sido aceptados los dólmenes de Antequera en la provincia española de Málaga, el complejo de la ciudad armenia medieval de Ani en el extremo noreste de Turquía, el conjunto histórico de Filipi en el noreste de Grecia y, a última hora, el complejo de las Cuevas de Gorham en la colonia de Gibraltar, presentada por el Reino Unido.

Télam

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias