sábado 18 de septiembre de 2021 - Edición Nº 29.188

Información General | 8 dic 2017

Interna caliente

Fleteros: Un gremio en el que lanzan denuncias por desvíos de fondos, coimas y muchos negocios sucios

Esperan la intervención para desalojar a la comisión anterior. Hablan de desvíos millonarios, coimas y negocios privados. También de dirigentes con mandatos vencidos que se niegan a abandonar el poder. Denuncian la lentitud del ministerio de Trabajo para efectuar la intervención. Dicen que conviven con fuerzas de choque, tiros, un asesinato y amenazas de muerte. También, que las elecciones últimas fueron fraguadas.Una trama oscura en el Sindicato Único de Fleteros, que denuncian los afiliados en este informe.


A los pocos meses del retorno a la democracia se creó el Sindicato Único de Taxi Flet de la República Argentina (SUTFRA). Siete años más tarde, en 1991, los afiliados optaron por cambiarle la denominación a Sindicato Único de Fleteros de la República Argentina (SI.UN.FLET.R.A), tal cual se conoce actualmente.

Recién en 1993, el Estado lo oficializó mediante su publicación en el Boletín Oficial. De acuerdo con el texto, el Sindicato representa a los propietarios de vehículos que prestan un servicio de fletes, siempre y cuando estén inscriptos ante la AFIP. Las ramas que abarca el gremio incluyen fleteros de mudanzas, ambulancias, sepelios, transportes de cereal, jugos, puerto, correo, transporte lácteo, entre otras.

El 17 de julio de 2017 expiró el mandato de toda la comisión directiva elegida en el año 2013. A partir de la acefalía del sindicato, la situación se volvió tan compleja como las denuncias entre las distintas facciones gremiales.

De acuerdo con la resolución de la dirección Nacional de Asociaciones Sindicales, dependiente del ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación, los mandatos de Eduardo Daniel Damiani y Miguel Angel Brizuela, en calidad de secretario general y adjunto, respectivamente, caducaron hace más de cuatro meses, al igual que los del resto de la comisión.

Pese a ello, los jerarcas del sindicato se niegan a abandonar los cargos y el edifico que ocupan en la calle Obispo Espinoza al 1046: “Tanto Brizuela como Daminani no pueden estar más en el gremio. Se les venció el mandato y se niegan a abandonarlo. Robaron tanto que no pueden presentar ni la memoria ni los balances. Hace 20 años que están las mismas personas, aunque van mutando en los cargos”, explica a Info BLANCO SOBRE NEGRO Mario Pereyra, delegado de los fleteros en el Correo Argentino, y denunciante de varias de las anomalías cometidas por la comisión anterior.

Sergio Wister Piriz es, también, delegado gremial e integra con Pereyra la Lista Azul y Blanca. Fletero del Correo Argentino desde 1997 precisa: “La Comisión manejaba la cuenta sindical como si fuera de ellos. Gastaban la plata en casas, camiones o camionetas. Creemos que en los últimos cinco años desaparecieron 12 millones de pesos del sindicato. Todos esos bienes son de los afiliados y queremos que los devuelvan”.

Con domicilio legal en la Capital Federal, y registrado bajo la Inscripción Gremial Resolución N°258 de 1991, el sindicato de los fleteros está acéfalo. Por ello, un grupo de delegados aguarda que el Gobierno Nacional disponga la intervención para desalojar a los miembros de la comisión anterior y convocar a elecciones: “Estamos esperando que se firme la intervención y se convoque a elecciones. Nosotros somos un cuerpo de delegados del Correo Argentino con mandatos vigentes. Por ello, estamos haciendo funcionar el sindicato en lo que podemos”, explica Fernando Curbelo, delegado gremial y fletero.

Cuando se convoque a elecciones, de acuerdo con el testimonio de Pereyra, existen aproximadamente 700 afiliados en condiciones de votar; es decir, que están empadronados y tienen paga la cuota sindical, que ronda los 200 pesos mensuales por vehículo.

Considerado como un sindicato primo hermano del gremio de Camioneros, la ruptura entre ambos se produjo, sin embargo, años atrás cuando Hugo Moyano le ganó la pulseada al SIUNFLETRA y se quedó con el manejo de la Licencia Nacional Habilitante. A partir de ese momento, los fleteros se alejaron de la CGT: “Parecen gremios parecidos, pero existe una clara diferencia. Aquel compañero que está en relación de dependencia y tiene recibo de sueldo, corresponde por estatuto que se afilie en Camioneros. Mientras que el que maneja su propio vehículo, sea camión, camioneta o auto, y presta un servicio de fletes y, además, está inscripto en la AFIP, está bajo la órbita de nuestro sindicato”, detalla Pereyra, quien aclara: “Nuestro gremio debiera tener miles de afiliados, pero lo han abandonado”.

Guillermo Climent es santiagueño, aunque está radicado en Buenos Aires desde hace varias décadas. Delegado gremial, acompaña a Pereyra en su intento por hacerse cargo de la secretaria general del gremio fundado en 1984: “Hay otras ramas que se han unido a nuestro trabajo, pero como todavía no los podemos afiliar por la situación de acefalía, no están aportando su cuota gremial. Todos los gastos que nosotros tenemos para viajar y reunirnos con compañeros que están en conflicto salen de nuestro bolsillo”.

Las denuncias de Pereyra: Nepotismo, coimas y negocios privados.

Reunidos en el primer piso de un bar céntrico de la Capital Federal, en donde tienen desde hace tiempo montada una oficina, ante la imposibilidad de utilizar las de la sede central del sindicato, Pereyra, Climent, Curbelo y Pirez, denuncian las anomalías de la dupla Brizuela-Damiani. “El sindicato es un negocio para ellos. Está Miguel Brizuela con su hijo y su esposa ocupando cargos directivos; el primero como secretario adjunto, el segundo como tesorero y la tercera como secretaria de Acción Social. El secretario gremial es Lorenzo Garrido, que está preso por asesinar a un camionero en el Puente Alsina. Claudia Virginia Lanza es una empleada que para no blanquearla ante la AFIP la pusieron en la comisión directiva como secretaria de Actas”, narra Pereyra.

IBSN:-¿Cuáles son los desmanejos que ustedes encontraron y que denunciaron?

MP:- Estos directivos cobraban las cuotas sindicales y en vez de ir a una caja los recibían en cheques, que luego cambiaban en una cueva, perdiéndose de esta manera la pista del dinero. Nosotros tenemos afiliados en La Serenísima de General Rodríguez y Longchamps, pero no hay aportes sindicales registrados: ¿Por qué? Porque los cobraban y se los guardaban.

IBSN:-¿Cuál es la situación de los afiliados al sindicato en el Puerto de Buenos Aires?

MP:-En el Puerto, los fleteros le habían pedido a la comisión anterior afiliarse. El representante gremial les dijo que no podían, pese a que se trataba de la misma situación que tenemos nosotros como fleteros del Correo. El año pasado, descubrimos facturaciones del SIUNFLETRA al IVETRA por 10 mil pesos. Para que se entienda: todos los camiones que ingresan al puerto de Buenos Aires pasan por IVETRA. Es decir, que se sacaron de encima al sindicato, para que no represente a los fleteros, por esa suma de dinero. También, encontramos otra factura del Sindicato a ERSA URBANO SA, que es la empresa que realiza la logística en el Correo Argentino.

Como consecuencia, nos enteramos de que el Sindicato no ingresaba al Puerto por el negocio que tenía con IVETRA. Esa factura estaba a nombre del secretario general Eduardo Damiani. Luego investigamos y había negocios con la Licencia Nacional Habilitante y con el RUTA, los cuales muchos son truchos.

Pese a que no afiliaban en el puerto, la comisión directiva había puesto a un delegado que es Jorge Mansilla, que tiene una seudo logística y establece arbitrariamente los costos, las tarifas y el modo de cobro de los fleteros. En vez de favorecer al afiliado, lo perjudican.
(NdR: IVETRA SA, Instituto Verificador de Transporte, nació como compañía en el 2007. Durante cinco años, brindó el servicio del Transporte Argentino Protegido, TAP, una especie de seguro para los vehículos que entraban y salían del puerto, un negocio de unos U$U 150 millones anuales. Para muchos, era un peaje, dado que cobraban una suma por los casi 2 millones de contianer anuales).

IBSN: Luego de la acefalía: ¿Ustedes han mantenido relación con la comisión anterior?

MP:- En marzo de este año concretamos una asamblea en todas las plantas del Correo Argentino. Allí denunciamos el quiebre sindical y exhibimos las maniobras que habíamos descubierto de la comisión anterior. Cuando Brizuela y Damiani se enteraron, nos mandaron su fuerza de choque. No sólo hubo trompadas, sino que también nos dispararon con armas de fuego en alguna planta del Correo.

Inmediatamente realizamos una denuncia penal. Gracias a las filmaciones, se observa cómo la fuerza de choque de ellos ingresa a las plantas para romper la asamblea. No pudieron. Todos los delegados en el Correo Argentino, que son 23, nos acompañan.

IBSN: A mediados de año, se había convocado a elecciones: ¿qué pasó?

MP: El 30 de junio de este año, el sindicato intentó hacer una elección a puertas cerradas. Nos enteramos, y con varios delegados del interior y una escribana nos apersonamos en el lugar. Sólo habían colocado una urna en la sede central. No abrieron las puertas. Toda la situación fue denunciada en el ministerio de Trabajo.

IBSN:-Si ustedes lograran dirigir el gremio cómo aumentarían la cantidad de afiliados?

MP:- Si este gremio funcionara bien debería ser más grande que el actual sindicato de Camioneros. Por ejemplo: en el Correo Argentino cada fletero tiene como mínimo dos o tres unidades trabajando. Por cada fletero que se expande, sube un chofer a trabajar, que puede ser afiliado al gremio de Camioneros. Los afiliados a Camioneros manejan los vehículos de los propietarios de nuestro gremio.

Las denuncias

Luego de que quedara acéfalo el sindicato que representa a los propietarios de camiones, camionetas y autos que prestan el servicio de fleteros, las denuncias cruzadas fueron ganando paulatinamente, pero sin pausa, las calles y los juzgados.

El 8 de mayo del corriente, el contraataque provino de Damiani y Brizuela. Mediante un comunicado expulsaron a un delegado gremial de Bahía Blanca, allegado a Pereyra y los suyos. La denuncia fue por quedarse, supuestamente, con los aportes sindicales de los afiliados durante tres años. Mario Coste fue despedido por irregularidades administrativas y dolosas.

Presentación judicial

Los entrevistados, afiliados del Sindicato, respaldados por las facturas de descuento de ERSA URBANO SA, interpusieron una Acción de Amparo por mora contra el ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación, dado que hasta la fecha dicho organismo oficial, conducido por Jorge Triaca, no ha intervenido el gremio, pese a las irregularidades exhibidas por los delegados en un escrito fechado el pasado 4 de mayo, bajo el expediente 1761465/17.

Considerando que el Sindicato está acéfalo como consecuencia del vencimiento de los mandatos de la Comisión, los delegados solicitaron en agosto a la Dirección Nacional de Asociaciones Sindicales que resuelva la intervención del gremio como única forma de regularización del mismo. Ante la demora, los integrantes de la lista Azul y Blanca hicieron la presentación judicial pidiendo el pronto despacho del expediente. Para los denunciantes, la falta de la resolución constituye “una demora injustificada y arbitraria”, según explican en el planteamiento judicial.

“El silencio de la Administración, violenta y no garantiza la correcta democracia interna impidiendo a los trabajadores la elección libre de sus representantes y desconoce las normas sobre democracia y libertad sindical que son el fundamento de la actual Ley de Asociaciones Sindicales”, menciona otra parte del escrito presentado ante la justicia.

Un plan para el Gobierno Nacional. La mutual, el gas oil y los créditos

Considerando que el slogan del sindicato “Al servicio del propietario del vehículo del transporte de cargas”, es desde hace años una falacia, los integrantes de la lista Azul y Blanca presentaron sus propuestas a los afiliados.

“Para fines de diciembre vamos a lanzar nuestra propia mutual. Estamos trabajando en todos los procesos legales pertinentes. A los afiliados, con el tiempo, queremos ofrecerles créditos para que puedan cambiar su herramienta de trabajo o bien planes para que puedan acceder a insumos con amplios descuentos. Esta situación es conveniente también para el Gobierno Nacional dado que para ser afiliado en nuestro gremio el fletero debe estar inscripto ante la AFIP. A su vez, nosotros le aseguramos al trabajador que vamos a defender sus tarifas. En el Puerto de Buenos Aires, ingresan mensualmente entre seis mil y siete mil camiones que no están facturando como deberían ante la AFIP. Si nosotros lográramos afiliarlos, ellos deberían blanquear su actividad y le conviene, también, al Gobierno”.

Pereyra, que junto a su equipo de trabajo se muestra orgulloso de ser convocado continuamente por otros fleteros con problemas con la patronal, señala: “El subsidio al gas oil debe manejarlo nuestro gremio porque defendemos a aquellos propietarios que tienen herramientas de trabajo. Actualmente, lo está mal manejando el gremio de los camioneros”.

Luego de haber regresado desde Bahía Blanca, donde pararon durante 48 horas el Corralón Sodimac por un conflicto gremial, los delegados ignoran las amenazas de muerte que han recibido en el último tiempo. Su preocupación principal radica en que el ministerio de Trabajo firme la intervención. Precavidos, quizás por el ámbito en el que se manejan, ya judicializaron la situación: “Nosotros no desconfiamos del ministerio de Trabajo. Creemos que está actuando bien, aunque se está demorando demasiado en ordenar la intervención”, concluyó Mario Pereyra

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias