lunes 04 de marzo de 2024 - Edición Nº -1916

Información General | 22 jul 2014

Sólo humo

Puente Punta Lara-Colonia: Un verdadero cuento chino

La llegada del presidente chino Xi Jipin a la Argentina produjo una catarata de anuncios de obras financiadas por capital asiático. Pero, lejos de alguna fuente oficial, un oscuro empresario lanzó como iniciativa privada la construcción después de décadas del puente que uniría Punta Lara con Colonia del Sacramento, cruzando a lo ancho el Río de La Plata. Sin embargo, todo indica que se trata más de una fábula que de un proyecto factible y real.


Por: Nicolás Harispe

El Presidente de la Cámara Argentino-China de la Producción, la Industria y el Comercio, Carlos Spadone, salió a anunciar que capitales chinos estaban dispuestos a financiar la construcción del puente Punta Lara – Colonia, y hasta se animó a precisar fecha de inauguración para 2016.

Sin embargo ningún funcionario nacional, provincial ni municipal confirmó los dichos del empresario, que cuenta con un pasado que genera sospechas.

La idea de construir un puente de 42 kilómetros que una a la localidad bonaerense de Punta Lara con la ciudad uruguaya de Colonia del Sacramento no es nueva.

En 1985, Raúl Alfonsín y Julio María Sanguinetti se pusieron de acuerdo en avanzar con el proyecto, y hasta se formó una comisión bicameral para analizar su viabilidad.

En 1991, los mandatarios Carlos Menem y Luis Alberto Lacalle firmaron el llamado a licitación. Sin embargo, la mega obra nunca comenzó,  y en 2011 el proyecto se enterró definitivamente con la salida de Argentina de la bicameral.

Consultadas por Info Blanco Sobre Negro, autoridades municipales de Ensenada negaron haber sido contactadas por ese proyecto.

El jefe comunal Mario Secco mantuvo hace 48 horas una reunión con el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, y la reactivación de esa idea que generó revuelo en algunos medios nacionales y locales no fue siquiera tocada.

En ese momento de furor, en el que el sueño del puente que cruzaría el río (o estuario más precisamente)  más ancho del mundo parecía ser una realidad. Incluso, concejales de la localidad ribereña viajaron a Colonia para reunirse con sus pares uruguayos.

Pronto surgió el primer problema: las prósperas localidades del norte bonaerense veían con muy malos ojos un proyecto que le restaría gran parte del flujo de bienes y personas con la banda oriental.

Por los mismos motivos, la obra tampoco convenía a Entre Ríos, que posee el puente Internacional Colón – Paysandú.

Pero el poder de lobby de otros distritos no sería el único ni el principal motivo que harían del puente Punta Lara – Colonia un proyecto inviable.

 

¿Nadie pensó en el río?

Los estudios de factibilidad realizados por expertos ambientalistas arrojaron la dura conclusión de que esa gran obra era inviable desde el punto de vista natural. Los miles de pilotes que deberían apuntalarse en el fondo del Río de La Plata para sostener la estructura generarían un terrible impacto ambiental.

Además, la conformación de una especie de barrera artificial provocaría la formación de bancos de arena y la deformación de los canales de navegación.

Los especialistas también señalaron a este medio que el puente actuaría como obstáculo para los sedimentos que bajan desde Río Paraná y que se distribuyen sobre toda la costa bonaerense por el curso natural de las aguas.

“Son puros anuncios, más allá de que nuestra postura es en contra del puente porque no es viable ecológicamente”, sostuvo al respecto el titular de la ONG Nuevo Ambiente, Marcelo Martínez en diálogo con Info Blanco Sobre Negro.

Por otra parte, cabe destacar que el puente proyectado originalmente no terminaría en Punta Lara como se difundió, sino que empalmaría con la Autopista Buenos Aires – La Plata.

En aquel momento, la Municipalidad de Ensenada había solicitado ser beneficiada con una bajada, pero la aduana iba a instalarse fuera de la región, por lo que los beneficios económicos no serían para la localidad ribereña.

El reimpulso a la idea se gestó aprovechando la visita a Argentina del presidente chino Xi Jipin, fomentada por el controvertido empresario Spadone que montó una operación mediática desempolvando la construcción de la vieja mega obra que en su momento había generado grandes esperanzas en la región.

“Va a tener vía férrea y un paso para camiones de carga", dijo el presidente de la Cámara Argentino-China, que también detalló que el monto estimado de la obra sería de 829 millones de dólares, y hasta firmó un convenio privado con China Dalian International Cooperation Group (CDIG).

Sin embargo, la realidad muestra que no existió expediente alguno en ninguna dependencia nacional, provincial, ni tampoco del otro lado del Río de La Plata. Esto fue confirmado también por el diario uruguayo El Observador, que luego de contactar a la Cancillería charrúa informó que el proyecto estaba totalmente descartado.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias