sábado 16 de octubre de 2021 - Edición Nº 29.188

Información General | 25 sep 2020

Está imputado en delitos de lesa humanidad

Concedieron prisión domiciliaria a Miguel Etchecolatz, pero por ahora seguirá en cárcel común

Un Tribunal Oral Federal porteño le concedió el arresto domiciliario, aunque la medida no se hará efectiva. Tiene ese beneficio rechazado en otras causas penales en La Plata y Lomas de Zamora.



El Tribunal Oral Federal 6 (TOF6) concedió el arresto domiciliario a Miguel Etchecolatz. El genocida de 91 años alojado en el penal de Campo de Mayo fue beneficiado en dos causas penales pero no se hará efectivo porque enfrenta condenas por otras causas.

El represor además se encuentra detenido a disposición del Tribunal Oral Federal 1 de La Plata y del juzgado federal 2 de Lomas de Zamora en otras causas por delitos de lesa humanidad durante la última dictadura cívico- militar.

"La decisión se basó en consideraciones eminentemente humanitarias, consagradas con máxima jerarquía normativa a nivel constitucional ante informes sobre el estado de salud de Etchecolatz, recuperado de coronavirus", explicaron los jueces del TOF6.

"En los últimos meses ha sufrido un deterioro significativo en su integridad física", advirtieron.

En caso de concretarse la medida en un futuro se dispuso la incorporación del represor al "Programa de Asistencia de Personas bajo Vigilancia Electrónica" con una tobillera y se le prohibirá salir del domicilio salvo para estudios médicos y con aviso al Tribunal.

El fallo fue firmado por los jueces Sabrina Namer, Néstor Costabel y Rodrigo Giménez Uriburu, quienes fijaron la residencia para Etchecolatz en la casa que tiene en el Bosque Peralta Ramos, en Mar del Plata.

"Queremos dejar sentado que somos absolutamente respetuosos de las posiciones de las víctimas y entendemos sus razones para oponerse a esta decisión", remarcaron los jueces en alusión a la negativa de los querellantes en las causas a conceder el beneficio.

Sin embargo, explicaron: "No podemos soslayar que el deber que tenemos como jueces de la causa nos coloca en la obligación de resolver en el sentido que lo haremos y sin perjuicio de la antipatía social que pueda generar esta medida".


OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias