domingo 05 de diciembre de 2021 - Edición Nº 29.188

Información General | 14 nov 2020

Altos niveles de contaminación

Las cianobacterias llegaron a Punta Lara: piden no bañarse y advierten que podría durar todo el verano

Los especialistas señalan que el fenómeno ambiental recién "podría estar empezando". En el Delta se preparan para enfrentar el problema durante todo el verano.



El fenómeno que primero se evidenció en el Delta del Tigre se extiende a lo largo de todo el frente costero del Río de la Plata. Por la presencia de cianobacterias las aguas se tiñen de verde. Los especialistas recomiendan no bañarse porque estas bacterias contienen toxinas peligrosas para la salud.

La tonalidad verdosa se extiende desde la zona del Delta del Tigre y en las últimas horas llegó hasta Punta Lara, en Ensenada. Según los especialistas, es producto de la presencia de cianobacterias producidas por algas afectadas por los altos niveles de contaminación y baja cantidad de oxígeno.



Frente a esta situación, el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación convocó para el próximo lunes a un equipo de expertos de la Universidad de Buenos Aires, el Conicet, AYSA y de varios institutos de investigación abocados al tema de la "floración algal", a fin de medir los niveles de toxicidad de las aguas y los pasos a seguir en caso que el fenómeno se prolongue en el tiempo.

"La floración de algas azul verdosas, o cianobacterias, está directamente relacionada con la presión de nutrientes orgánicos, principalmente de fósforo y nitrógeno, en el agua en combinación con temperaturas altas", explicó el secretario de Control y Monitoreo Ambiental de la Nación, Sergio Federovisky.

"Esto significa que son bacterias que se alimentan de esa materia orgánica con la que pueden realizar una fotosíntesis muy particular, y el exceso de esos nutrientes en el agua permite una floración exagerada de esas algas, por eso las aguas se tornan de color azul-celeste o verdosa", indicó el biólogo especializado en ecología.

Y advirtió: "Los investigadores señalan que podemos estar ante una situación que recién empieza, y por eso la decisión del Ministerio de Ambiente de ponerse al frente de la búsqueda de una estrategia para superarla”.



En el Delta de Tigre, la Autoridad del Agua (ADA) recolectó muestras en distintos puntos de la primera sección de Islas que serán analizadas en laboratorio para determinar concentración de toxinas y tipo de bacterias.

Inés O’Farrell, investigadora del CONICET, aseguró: "Es posible que convivamos con esta situación durante los siguientes meses de verano, debido a que la proliferación de las cianobacterias se dan por condiciones ambientales, como bajo caudal del río. Por tal razón hay mayor sedimentación, mayor ingreso de luz y exceso de nutrientes, así como mayor temperatura del agua por la época del año".

En la misma línea, Federovisky contextualizó el fenómeno en la situación de sequía y bajante de los ríos que se produjeron este año, y sobre todo en la gran cantidad de desechos cloacales, industriales, fertilizantes y pesticidas que se vuelcan a los cursos de agua, que elevan el nivel de contaminación.

La bajante del río Paraná es la mayor de los últimos 50 años y es extraordinaria no sólo por la baja del caudal y la altura, sino también por la persistencia. El descenso general comenzó en julio de 2019 aproximadamente.

El registro de niveles de altura y caudal muy por debajo de los normales en las distintas estaciones hídricas afecta no solamente al Paraná, sino también a toda la cuenca del Plata, además del Paraguay y el Uruguay, entre otros ríos.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias