lunes 20 de septiembre de 2021 - Edición Nº 29.188

Información General | 27 nov 2020

Entre el ''boom'' y el de

En La Plata dejaron de vender piletas porque faltan los materiales: ''Hace 50 días que desapareció todo''

La pandemia desató un ''boom'' en la venta de piscinas. Sin embargo, el sector está paralizado por la falta de materiales.



“En abril, a un mes del inicio de la cuarentena, empecé a recibir un montón de consultas, cinco veces más que el año anterior. Me di cuenta cómo iba a venir la mano y me equipé más para poder tomar los trabajos”, contó Horacio Focaccia, dueño de “Bell Piscinas”, empresa de La Plata.

“Hace 60 días dejé de vender piletas y tengo turnos hasta fin de enero. Vendí más de 100 piletas y podría haber vendido 100 más”, señaló el empresario. Sin embargo, todo se comenzó a complicar cuando empezaron a faltar los materiales de la construcción.

“No todo es color rosa, hace 50 días empezó a desaparecer todo. Los corralones se comenzaron a desabastecer y no hay precios. Pueden pedir cualquier cosa”, relató.

Como ejemplo mencionó la evolución de los valores de distintos materiales.  Según el fabricante de piletas la varilla de hierro que valía 500 pesos ahora cuesta 1.600 pesos, aunque pueden pedir 2 mil pesos; el rollito de alambre de fardo que salía 100 pesos ahora vale mil pesos; por una bomba que costaba 14 mil pesos ahora piden hasta 100 mil.

El mismo fenómeno se repite en todo lo vinculado a la construcción. Insumos básicos como los ladrillos huecos triplicaron el precio y hasta el escombro que salía 200 pesos el metro ahora cuesta más de 2 mil.

“La pileta de cemento más económica costaba unos 400 mil pesos pero ahora directamente no hay precios. Creo que el año que viene costará el doble, aunque la verdad  no lo sé”, expresó Focaccia.

El dueño de “Bel Piscinas” contó que en septiembre, en lugar de comenzar la temporada fuerte como sucede habitualmente tuvo que suspender las ventas.  “Tuve que aclarar en Facebook y hacer un video explicando los motivos por los que ya no tomaba trabajos”, señaló.

Sobre los motivos de los faltantes, opinó: “No hace falta conocer mucho para darse cuenta que los fabricantes están especulando.  El hierro, la arena, las piedras, los ladrillos y muchos otros materiales no se echan a perder. Quienes producen ven que afuera se están matando por los materiales y lo guardan porque saben que ahora tienen oro en sus manos. Cuando lo saquen al mercado van a multiplicar la ganancia y después los precios no retroceden”.

“La verdad que con las últimas piletas estoy trabajando al costo porque yo tomé el trabajo hace meses con un precio congelado y ahora aumentó todo. Pero tengo la obligación de cumplirles a mis clientes”, concluyó Focaccia.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias