sábado 25 de septiembre de 2021 - Edición Nº 29.188

Información General | 24 dic 2020

Entrevista a Isabel López

“El problema es el urbanismo neoliberal”: una experta de la UNLP cuestiona la rezonificación de más de mil hectáreas en La Plata

Se aprobó el cambio de indicadores de 1032 hectáreas que quedaron habilitadas para el loteo. Una experta de la UNLP critica la medida.



Por: Martín Mazzoleni

La rezonificación sancionada por el Concejo Deliberante avanza con cambio de indicadores de 644 en zona sur, 234 en zona norte, y 154 en zona oeste que hasta el momento eran consideradas zonas rurales. Info BLANCO SOBRE NEGRO entrevistó a Isabel López, ex vicedecana de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo (FAU); profesora Consulta de Teorías Territoriales, Planificación Territorial 1 y 2 e Investigadora del Centro de Investigaciones Urbanas y Territoriales (CIUT – FAU – UNLP).


¿Qué opina del Plan Estratégico La Plata 2030?

Se necesita otra forma de trabajar en territorio, algo que no está contemplado en un Plan Estratégico. Coincido con sus objetivos pero acá no se cumplen. Además, avanzó hasta la etapa de diagnóstico y luego se paralizó.

El problema es el urbanismo neoliberal. Lo que han hecho es trabajar territorios totalmente fragmentados. El norte es para clubes de campo, tienen justificativos de medio ambiente, pero en el oeste y el sur han vuelto a establecer un coeficiente de unidad funcional que estaba en una antigua ordenanza, retornando a loteos pequeños y sin ningún tipo de estudio del ambiente a pesar de que toda esa zona se inundó en 2013.

Dicen que están guardando los terrenos de buena calificación pero la verdad es que los están ocupando. El suelo de La Plata tiene una parte con calificación 1 y 2 desde el punto de vista agrícola.


¿Por qué cuestiona esta rezonificación masiva?

Creo que se necesita otra forma de ocupación del territorio, dándole movilidad. Ellos lo ponen detrás de lo urbanizado como si fueran parches. Para hacer un plan de ordenamiento debería dejarse terreno absorbente entre las urbanizaciones, son zonas rurales o parques.

Estas cuestiones son intergeneracionales. Estas modificaciones comprometen el futuro. Además esto generará un aumento del valor del suelo que en general va desde el centro hacia afuera. Si aumentamos el precio del suelo rural, automáticamente comenzará a subir el valor del resto.


¿Qué piensa de la polémica en torno al cobro de plusvalía por el aumento del valor que tendrán estas tierras?

En La Plata no cobran la plusvalía, algo que debería cobrarse en todo terreno que se transforma. La ciudad es una cuestión intergeneracional, por lo que un terreno cobra el valor por todo lo que se construyó alrededor.

Plantean que esto es urbanización pero para ello se requiere de agua, cloacas, recolección de residuos y otros servicios. El problema es que todo esto no está contemplado y tampoco el cobro de plusvalía para financiar toda esa infraestructura.

En Capital Federal hay un mapa que establece cuánto se cobra de plusvalía en cada zona, en La Plata no existe. Acá nadie sabe cuánto hay que pagar y no es un tema del que se habla.


¿Correspondía avanzar con una ampliación del área urbana?

No se realizó un plan de sector, la verdad es que no se entienden ni los planos. Para justificar el área urbano se debe llegar a un nivel de densidad poblacional respecto al cual en La Plata estamos muy lejos. La ley 8912 establece que se puede tener hasta 150 habitantes por hectárea y en La Plata tenemos 33 personas por hectárea, casi una densidad rural que es de 30 personas. Se podrían sumar hasta 117 habitantes por hectárea para densificar la ciudad antes de ampliar el área urbana. En provincia deberían tener en cuenta este cálculo al momento de evaluar estos cambios.


¿A qué se refiere con el urbanismo neoliberal?

El urbanismo neoliberal tiene dos partes. Una en la que se rompe todo el status quo anterior que era el del Estado benefactor, y luego otra en la que se avanza con la ciudad fragmentada. Los pobres en un lado, los ricos en otro. Lo que hizo Bruera con el código no tiene nombre y ahora  todo sigue peor.

El urbanismo neoliberal hace que la ciudad se fragmente, con propiedades gigantes, countries y por el otro lado las villas. Hay muchos modelos de ciudad en distintas regiones, sin integración. Los asentamientos no los tocan y no piensan incorporarlos. Desde el año 89 aumentaron 14 veces las villas en la ciudad que ahora son 188.


¿Se sabe qué parte de esta rezonificación incluye zonas ya loteadas que debían ser regularizadas?

El municipio justifica esta rezonificación en la supuesta regularización de 5 mil viviendas familiares ya construidas. Si fuera cierto deberían explicar por qué no las regularizaron en diciembre de 2018 cuando aprobaron 35 barrios irregulares. Además, lo de las 5 mil familias es de palabra, en los expedientes no figura.

Se amplía tanto el área urbana que, por ejemplo, la recolección de residuos se torna imposible. Lo mismo sucede con la luz, el agua y la cloaca que no llegará. Después los countries tiran sus desechos a los arroyos como descubrieron recientemente en el Grand Bell.


¿Por qué es un tema tan complejo de entender?

Hay cuestiones de contenido y otras de forma. Hay dos ordenanzas más dos decretos provinciales que deben leerse para entender lo que se plasmó en el COU que se sancionó durante la gestión de Bruera. Eso ya está mal y con todo lo que sumaron ahora son como 9 textos. Eso hace que sea imposible de entender y eso está hecho a propósito. Este debería ser un tema claro y fácil de entender pero a río revuelto, ganancia de pescadores.


¿Esta medida afectará a la gran producción hortícola de la ciudad?

Claro que sí. Como se valoriza tanto el suelo urbano, más allá de que no cuente con ningún servicio, se retrotrae la superficie hortícola, aunque sea por competencia. Así nos vamos comiendo toda la tierra.


¿Cómo cree que se debería trabajar a futuro?

Se debería discutir en serio qué hacer, achicar algunas zonas y poner otras reglas de juego. Los arroyos deberían trabajarse en forma independiente y hacer una nueva subdivisión del suelo por compensación para que todo eso quede como tierra pública. Llamaría a todos los actores, cobraría plusvalía y trataría de empezar a revertir los asentamientos. El trabajo que hay por hacer es muchísimo.

También habría que lograr que el Estado tenga tierra para que salga a competir con los agentes inmobiliarios que tienen una conducta fatal. 

Hay gente que subdivide la tierra y después va al municipio a regularizar. Eso creo un hábito que está muy mal y no estoy hablando de villas.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias