sábado 16 de octubre de 2021 - Edición Nº 29.188

Gremiales | 15 mar 2021

La Plata

Fundada por la Iglesia y en manos de un comerciante, la clínica Mater Dei se acerca al abismo en plena pandemia

Deben a cada trabajador/a sueldos, aguinaldos, sumas fijas y aportes previsionales.



Por Nicolás Harispe @nicolasharispe


Más de 140 empleados de la Clínica Mater Dei reclaman por atrasos salariales, y a través de un portavoz describieron en diálogo con Info Blanco Sobre Negro la gravísima situación que atraviesan.

Maniobras financieras, retención de aportes previsionales que alcanzan hasta una década, decenas de miles de pesos adeudados a los empleados por aguinaldos atrasados de años anteriores, y un conflicto con los especialistas médicos agravan el futuro de ese centro de salud, ubicado en calle 45 entre 13 y 14.

Luis Angles es delegado del gremio del sector, ATSA, y trabaja en Mater Dei desde hace muchos años.

Relató a este medio cuando fue consultado el lunes a la tarde: "Estuvimos con el gerente general y el contador de la sociedad, y la respuesta que nos dieron es que van a pagar los salarios atrasados cuando ingrese 'algo de dinero' a la institución. Pero nada de eso es real, ya ingresó dinero anteriormente y fue destinado al pago de proveedores y de insumos básicos".

Cuando el delegado de ATSA menciona la posibilidad de que los dueños de la clínica logren hacerse de fondos para cumplir con el pago de los salarios, en realidad refiere a "algún pago de alguna obra social", aclaró.

"Estamos muy mal", repitió Angles durante toda la charla. "Hicimos los reclamos ante el Ministerio de Trabajo pero no actuaron de oficio y nos dejaron prácticamente a la buena de Dios", lamentó.

También contó que los propietarios de la clínica "deben aportes previsionales cuantiosos" y detalló: "Hasta una década adeudan. Para zafar iban acogiéndose a moratorias luego de que eran intimados por algún organismo, y después dejaban caer a la empresa de ese plan de pagos tras pagar solamente la primer cuota".


Una "sociedad de beneficencia" que beneficia a los dueños

El "Instituto Médico Mater Dei S.A." pertenece a un grupo de accionistas que hace publicidad presentado a la clínica como una "una entidad sin fines de lucro".

Pero es una sociedad anónima, nada más. Lo de "sociedad de beneficencia" es un resabio que la familia que controla el negocio aprovecha para mejorar la imagen de la firma, y una herencia -también- de los tiempos en los que fue fundada. Pasaron 30 años desde ese día.

Inicialmente estuvo ubicada en calle 54 casi esquina 14, a metros del Arzobispado. Monjas y obstetras ofrecían a mujeres de todos los sectores sociales un lugar "amigable" para dar a luz. Ahora es una sociedad anónima abocada sin filtros al lucro puro y duro.

"Ese nombre solamente ellos se lo creen. Tendría que tener otra denominación porque beneficencia no hacen con nadie, si ni siquiera nos pagan el sueldo", señaló el entrevistado.


La familia es lo primero, pero el sueldo también

El delegado de ATSA nos contó que "hace unos 25 años cayeron estos dueños actuales y comenzó el declive de la empresa".

Fue en ese entonces cuando comenzaron los problemas: "Mater Dei era como una vaca que daba leche pero a la que no le daban de comer", afirmó Angles. Y contó: "Con el tiempo quedó en manos de Edgar Carlos Gainza, un hombre de 85 años nacido en Cochabamba, Bolivia. Él incorporó a sus hijos y ahora es, casi, una firma familiar".

Sobre las deudas con el personal, el delegado de ATSA explicó: "Desde febrero nos deben, por cada mes, entre 25 y 30 por ciento de sueldo. Y más graves son las deudas que tienen con nosotros, que datan de octubre de 2019. A cada empleado le tienen que pagar salarios atrasados por valores que rondan entre los 50 hasta 70 mil pesos. Y nos deben el aguinaldo de junio de 2020 y el de diciembre de ese mismo año".

Según el relato del entrevistado, la cartera laboral bonaerense mira para otro lado: "Si me preguntaras cómo llegamos a este nivel de injusticia te diría que hay mucho por contar. Después de miles de audiencias ante el Ministerio de Trabajo, en la actual y en la anterior gestión, dejamos de esperar soluciones del gobierno, pero las exigimos, como corresponde"

Como lo cortés no quita lo valiente, Angles aseguró: "Las medidas de fuerza no nos beneficiarían, porque los dueños quieren desesperadamente una excusa para despedir compañeros". Y aclaró: "No obstante vamos a seguir hasta que paguen".

En Mater Dei el coronavirus permitió que la firma cobre prestaciones muy caras a las obras sociales, pero sigue en caída libre. El piso 3 del edificio donde funciona es para pacientes con Covid19 exclusivamente. "Si tuvieran que cerrar esa sala la cerrarían. No es gente que tenga interés en la prestación de servicios de salud, sino más bien en el negocio y el lucro con la salud", concluyó el delegado de ATSA.




El comunicado del gremio

La Asociación de Trabajadores de la Sanidad (ATSA-La Plata) viene realizando diferentes gestiones para destrabar el conflicto y de acuerdo con un relevamiento del gremio, son más de 140 los empleados perjudicados por los atrasos salariales que la Clínica Mater Dei S.A (calle 45 n° 915) acumula desde el año pasado. Se encuentra en curso un pedido “urgente” de audiencia ante el ministerio de Trabajo provincial y los trabajadores no descartan avanzar con otras protestas si no obtienen respuesta de los empresarios.

Los reclamos incluyen deudas salariales desde agosto de 2020, la falta de pago de 1° y 2° cuota del aguinaldo (SAC) 2020, incumplimiento en el pago de bonos no remunerativos desde septiembre pasado y retraso en la cancelación del 50% del sueldo correspondiente de Febrero de 2021.


“Es una empresa de la salud privada que recibió ayuda estatal (ATP) para pagar sueldos en medio del impacto económico que provocó el COVID-19, pero ese dinero no fue para cancelar deudas con sus trabajadores. Tampoco están al día con los aportes jubilatorios y de obra social. Queremos una respuesta inmediata y un plan de pago acordado.” explicó el secretario Gremial de ATSA, Alfredo Villacorta.


Los dirigentes aclararon que hasta la fecha los dueños de clínica evaden una respuesta y solución, mientras los atrasos se siguen acumulando. “Estamos atravesando una pandemia y los trabajadores de la salud son un soporte esencial y no pueden ser quienes paguen los costos de una mala administración empresarial. Además de ilegal, resulta inhumano que los empleadores no cumplan con las obligaciones salariales, que en este caso adeudan desde el año pasado” dijo Pedro Borgini, el secretario General de ATSA-LA Plata.


Los reclamos gremiales también alcanzan a los propietarios de la Clínica Ciencia y Tecnología S.A ( CyTEC) de la calle 8 y 44, donde se mantiene un conflicto por suspensiones y despidos arbitrarios de trabajadores.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias