lunes 20 de septiembre de 2021 - Edición Nº 29.188

Universidad | 23 jun 2021

Entrevista a Martín López Armengol

Cómo seguirá la actividad en la UNLP: “No imagino clases presenciales en el segundo cuatrimestre”, dijo su vicepresidente

Aclaró que el retorno a la presencialidad será "lento y paulatino".


En las últimas horas circuló una noticia que generó la expectativa de un posible regreso de las clases presenciales a la Universidad Nacional de La Plata (UNLP). Sin embargo, en la casa de altos estudios aseguran que “no hay ninguna novedad” al respecto. Info Blanco Sobre Negro entrevistó al vicepresidente del Área Académica de UNLP, Martín López Armengol. “Seguimos trabajando de acuerdo  a la evolución de la situación sanitaria y epidemiológica para analizar la posibilidad de retornar paulatina y lentamente hacia la presencialidad”, aseguró López Armengol. Y agregó: “Ahora estamos volviendo al régimen bimodal en los colegios de pregrado y estamos esperando que mejore la situación para retomar actividades en las facultades, laboratorios y centros de investigación”. Consultado sobre la posibilidad de que retornen las clases presenciales del nivel superior en el corto plazo, el vicepresidente de la UNLP aclaró: “No tenemos nada que nos haga pensar en que podemos retornar a la presencialidad en lo inmediato. Habrá que ver cómo sigue la situación epidemiológica para ir sumando algunas actividades en el segundo cuatrimestre pero siempre pensando en una bimodalidad, teniendo en cuenta también a los chicos y chicas que no están en la ciudad”. A partir de declaraciones del secretario de Políticas Universitarias, Jaime Perczyk, en las últimas horas circuló una noticia que anunciaba un posible regreso de la presencialidad en la UNLP. "En el segundo cuatrimestre estamos plenamente confiados de que va a haber espacios de presencialidad. La campaña de vacunación ya está llegando a los docentes universitarios e incluso a algunos estudiantes y el clima va a mejorar", planteó el secretario de Políticas Universitarias, Jaime Perczyk durante una reunión virtual con los rectores de las universidades nacionales. Sin embargo, estas declaraciones hacían referencia al lanzamiento del Plan de Virtualización de la Educación Superior II (PlanVES II) que prevé una inversión de 1.500 millones de pesos para equipamiento tecnológico que permita avanzar hacia un esquema pedagógico híbrido virtual y presencial. Al respecto, López Armengol precisó: “El programa financiado por la Secretaría de Asuntos Universitarios tiene como objetivo que sigamos avanzando en la virtualización. Nosotros los estamos destinando a realizar las inversiones necesarias para tener esta bimodalidad en las aulas que permita dictar clases en forma presencial  pero que también se puedan seguir de forma virtual”. De todos modos, anticipó que “todo indica que el retorno a la presencialidad será gradual, no será algo de un día para otro”, y continuó: “Habrá un período de transición hacia la normalidad que tampoco sabemos bien cómo será. Como universidad debemos definir cómo será la postpandemia que deberá contemplar las dos modalidades”. El actual vicepresidente y candidato a presidente de la UNLP precisó: “Algunas facultades han presentado protocolos para poder retornar con algunas prácticas y evaluaciones presenciales pero todavía no tenemos novedades”. Y adelantó: “Creo que en el segundo cuatrimestre podremos recuperar algunas prácticas presenciales que son difíciles de reemplazar por la virtualidad, tal como había sucedido antes de la segunda ola. También podría volver algunas evaluaciones pero todo dependerá de la situación epidemiológica. No imagino clases presenciales en el segundo cuatrimestre, aunque tampoco puedo descartarlo totalmente”. De todos modos, señaló que en cada una de las 17 facultades “hay situaciones distintas respecto a la cantidad de alumnos, condiciones de cursada y edilicias”, por lo que aseguró que “lo mejor será que cada unidad académica fije una modalidad educativa que se la mejor para su comunidad”. En cuanto la inversión para la “virtualización”, López Armengol precisó: “Se puede aplicar mucha tecnología, lo más común es equipar aulas para que se puedan filmar las clases y que así puedan ser seguidas desde una plataforma”. Respecto a la posibilidad de que la virtualidad se instale en forma permanente, el funcionario de l UNLP opinó: “En esta virtualización de emergencia que hizo la universidad han quedado algunas cosas positivas. Una de ellas es que una parte del alumnado encontró una posibilidad para seguir con sus estudios. Lo mismo sucede con congresos, reuniones colectivas federales, entre otras. Creo que aquellas actividades presenciales que pueden reemplazarse por la virtualidad han llegado para quedarse, lo que no significa una virtualidad total”.            
OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias