sábado 16 de octubre de 2021 - Edición Nº 29.188

Política | 19 jul 2021

No podrían entrar a bares, cines y restaurant

Como Macron en Francia, “evalúan” restringir actividades a quienes no presenten un certificado de vacunación

Lo señaló el jefe de Gabinete bonaerense, Carlos Bianco.


El presidente de Francia, Emmanuel Macron, anunció que se requerirán el certificado de vacunación contra el Covid-19 para ingresar a bares, restaurantes, centros comerciales o medios de transportes. Este lunes, el jefe de Gabinete bonaerense, Carlos Bianco, anticipó que la gestión de Axel Kicillof “evalúa” adoptar una medida similar. De todos modos, destacó que en la Provincia no existe “falta de voluntad” entre los bonaerenses para aplicarse la vacuna. “Es una posibilidad, la estamos estudiando. Hoy la normativa nacional, el DNU, no lo habilita, y está vigente hasta el 6 de agosto. Lo estamos estudiando como posibilidad, me parece una buena medida, una medida inteligente”, aseguró el funcionario bonaerense en diálogo con Radio Futuröck. De todos modos, Bianco subrayó: “La medida apunta a un problema que no estamos teniendo de manera masiva en la Provincia, que es que en Francia los jóvenes no se querían vacunar. Es una medida que se enfoca a ese público”. Y agregó: “Cuando les ponés una obligación de vacunarse para los lugares que les gustan, como bares, restaurantes o recitales, se van a terminar vacunado”. Sobre la exigencia de un certificado de vacunación, agregó: “Es una posibilidad, la estamos estudiando. El objetivo principal apunta a un problema que no tuvimos masivamente en la Provincia”.

Macron: “Esta vez se queda usted en casa, no nosotros”

Al anunciar estas restricciones para la población que no se vacune, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, defendió la exigencia de un certificado de vacunación y expresó: “Estoy a favor de la línea francesa ahora mismo. Ya no tengo ninguna intención de sacrificar mi vida, mi tiempo, mi libertad y la adolescencia de mis hijas, así como su derecho a estudiar adecuadamente, por quienes se niegan a vacunarse. Esta vez se queda usted en casa, no nosotros". En Francia, quienes no se vacunen ya no podrán ir a restaurantes, cafés (a partir de principios de agosto), cines y museos (a partir del 21 de julio) y subirse a aviones o trenes (nuevamente a partir de agosto). Alternativamente, tendrán que presentar una prueba negativa, que dejará de ser gratuita (49 euros por el PCR, 29 por el antígeno). Macron luego anunció la obligación de vacunación para el personal médico y para quienes trabajan en contacto con personas frágiles. “Desde el 15 de septiembre, una enfermera que se haya negado a vacunarse ya no podrá ir a trabajar y recibir un salario.  No podemos hacer que quienes tienen el sentido cívico de vacunarse carguen con la carga de los inconvenientes", dijo.

El certificado de vacunación en Francia

A partir del 21 de julio, habrá que mostrarlo para ingresar a reuniones públicas con un aforo superior a las 50 personas. En agosto se extenderá a restaurantes, bares (incluidas terrazas) y medios de transportes de largo recorrido. Otro incentivo para vacunarse: en octubre los tests PCR dejarán de ser gratuitos, lo que dejará menos opciones a quienes rechacen vacunarse para obtener el certificado.
OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias