miércoles 24 de abril de 2024 - Edición Nº -1967

Información General | 5 ago 2021

Paz, pan y trabajo

San Cayetano, una celebración y un termómetro social desde el siglo XIX: entrevista al Padre Mariano Salvador

"Lo que buscó San Cayetano como cura fue despojarse de riqueza"


  El día de San Cayetano se celebra el 7 de agosto, porque es la fecha de la muerte del santo ocurrida en Nápoles el 7 de agosto de 1547. Este año la tradicional celebración del 6 de agosto en La Plata será distinta debido a la pandemia de COVID-19. Será reemplazada por una caravana que saldrá desde la localidad de Lisando Olmos a las diez de la noche y llegará a la Parroquia de San Cayetano en avenida 44 entre 29 y 30 antes de las doce, donde compartirán una oración. A lo largo del camino  harán algunas paradas para rezar. "La idea es sentir que San Cayetano llega a nosotros", señaló el Padre de la Parroquia, Mariano Salvador, a Info Blanco Sobre Negro. "Y, por otro lado, dar la oportunidad  de que la imagen recorra un sector de la ciudad invocando su intercesión", agregó Salvador. A las doce habrá una misa a puertas cerradas y el día 7 de agosto la Parroquia estará abierta desde las siete de la mañana hasta las diez de la noche, con una misa por hora que tendrá cupo limitado pero podrá verse a través de las redes sociales.  

¿Por qué es el Patrono del Trabajo?

"La Iglesia Católica reconoce en los santos algunas características que lo vinculan con alguna actividad o grupo humano y San Cayetano es el Patrono de la provindencia", explicó Salvador. "Frente a otros que buscaban enriquecerse, lo que buscó San Cayetano como cura fue despojarse de riqueza y poner su energía en el servicio", sostuvo el Padre de la Parroquia ubicada en avenida 44 entre 29 y 30. No solamente fue así sino que, agregó Salvador, lo hacía desde la convicción de que con Dios no le iba a faltar nada necesario para subsistir.         "Esa aptitud de Dios, que en la Iglesia llamamos la providencia, es un eje central en la espiritualidad de San Cayetano", manifestó Salvador. "No necesitamos desesperarnos por las cosas que son necesarias para vivir porque si hacemos lo que tenemos que hacer, Dios se va a encargar de hacernos llegar a nuestra mesa el pan cotidiano", agregó el sacerdote. "San Cayetano es aquel que busca por encima de todo el reino de Dios y su justicia, y no hacerse más poderoso y más rico", manifestó el religioso perteneciente a la Orden de los Teatinos.   Info Blanco Sobre Negro: ¿en todo el mundo pasa como en la Argentina que se considera al 7 de agosto un termómetro social? Es una característica argentina esta manera de celebrar a San Cayetano y esta manera de invocarlo, pensando en la coyuntura del mundo del trabajo y la necesidad de susbsistencia. En otros lugares, se lo invoca con una visión más generalista de la providencia, menos determinada por la cuestión urgente del trabajo. Mucho tiene que ver un fenómeno histórico que sucedió a finales del siglo XIX. Algunos campesinos en Liniers, cuando aún era zona de cultivo, en un determinado momento de carestía pidieron la intervención del Santo, tuvieron una buena cosecha y allí aparecieron las espigas en torno a la iconografía de San Cayetano. Es un santo universal, venerado en todo el mundo, pero en la Argentina tiene esta característica específica, "las espigas son nuestras, en otros países aparece el lirio, el niño, pero la espiga es argentina". Un 7 de agosto escuché a un Obispo decir que el día del trabajo formalmente lo celebramos el 1º de mayo pero para el mundo católico, y para la cultura argentina, el día del trabajo es el 7º de agosto. Lo resignificamos con una dimensión profundamente emotiva pero también desde la consciencia que tiene el pueblo por el trabajo.    

¿Qué significa la celebración de San Cayetano?

"La dimensión religiosa de la comunidad no es simplemente algo que complemente cuando no alcanza la fuerza o inteligencia para explicar algo o resolverlo", detalló Salvador. Y agregó: "La dimensión religiosa expresa la necesidad de trascender la existencia y el dolor nos lleva a tomar conciencia que si nos encerramos en nuestra baldosa, difícilmente logremos prosperar". "No estamos para estar todo el tiempo trabajando y luego todo se pierde, debe haber un sentido más pleno, un modo de relacionarnos que sea alternativo al de la generación de dinero por el dinero mismo, que todo el tiempo nos lleva al fracaso", concluyó el Padre Teatino, y advirtió: "Si seguimos esta línea nos estamos perjudicando".    
OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias