sábado 18 de septiembre de 2021 - Edición Nº 29.188

Cultura | 3 sep 2021

Netflix lanzó la nueva temporada de La Casa de Papel: ¿llegó el fin de la banda del Profesor?

Es el quinto ciclo y desde hoy está disponible


Netflix estrenó este viernes la quinta y última temporada de La casa de papel, la serie española que ya es un fenómeno mundial y uno de los títulos más importantes de su oferta a nivel global.

Un éxito de audiencia que transformó a sus protagonistas en estrellas mundiales, con millones de seguidores en redes sociales y que hizo tocare el cielo a su productora, Vancouver Media. La firma fue fundada por el creador de la serie, Álex Pina, e incrementó sus ganancias un 424% desde que estrenó la serie en 2017.

 

 

 

 

Luego del éxito de La casa de papel, Vancouver Media estrenó la serie Sky Rojo, otro título que Netflix estrenó el año pasado. 

 

 

 

 

Sobre el estreno

 

"Estos personajes y los que les quieren parar los pies, con el Profesor (Álvaro Morte) a la cabeza en el caso de los unos, vuelven ahora con la quinta y última temporada en Netflix. La secuencia inicial de “El final del camino” (5x01), previa a los títulos sugerentes de costumbre con “My Life Is Going On”, la canción familiar de Cecilia Krull, es a un tiempo un modo de recordarnos la tesitura y de reintroducirnos en la tensión y el espíritu propios de La casa de papel con una rapidez absolutamente talentosa y una gloriosa música coral de los compositores habituales, Iván Martínez Lacámara y Manel Santisteban (Vis a vis)", publicó el sitio hipertextual.com.

 

Y agregó: "Retornan también los flashbacks contextualizadores y la chispa de los diálogos elocuentes, a los que se le ven un pelín las costuras en las escenas posteriores por el ritmo con cierta precipitación en el montaje a seis manos, las de Luis Miguel González Bedmar (La que se avecina), Raúl Mora (Aída) y Patricia Rubio (Sky Rojo); y eso menoscaba la hipnosis que se desea conseguir para los espectadores de Netflix".

 

Por fortuna, según publicó ese sitio, "esta situación se reconduce y el metraje se encarrila en la limpieza usual de La casa de papel. Y hay aquí una secuencia apuntalada con un tema musical clásico que es vivísima y bastante graciosa, y su humor socarrón, muy agradecido. Además de las composiciones complejas que esperamos, montadas como un puzle con completo sentido y el pegamento de la voz en off usual de Tokio (Úrsula Corberó)".

 

"En el primer capítulo y durante “¿Crees en la reencarnación?” (5x02) se mantiene el desconcierto de lo imprevisible y la sana curiosidad que genera la duda de cómo demonios podrán salir de aprietos semejantes, la suprema virtud de lo que engancha en mayor grado que casi cualquier otra propuesta narrativa. A La casa de papel solamente le falta lo fascinante, como en la barroca densidad de Hannibal (Bryan Fuller, 2013-2015) o el laberinto fantástico de Dark (Baran bo Odar y Jantje Friese, 2017-2020), para que Álex Pina remate esa faena concreta" continúa la nota.

 

Y concluye: "Pero, si algo distingue a esta parte de su más destacada ficción televisiva, es que nos ofrece una menor introspección y no tanto desarrollo de las relaciones entre los personajes, en beneficio de la intriga y la acción. Va al grano sin demasiados circunloquios; es decir, se simplifica un poco en la hondura de su carga dramática. Qué gusto da, por otro lado, la villanía o el antagonismo a la misma estatura que los protas más ingeniosos. Y, en resumidas cuentas, los dos capítulos con los que comienza la quinta temporada de La casa de papel en Netflix sufren altibajos, sí, pero lo que brilla nos deslumbra como siempre".

 

 

 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias