sábado 18 de septiembre de 2021 - Edición Nº 29.188

Información General | 6 sep 2021

Por primera vez, una mujer accedió a un puesto operativo en el Puerto La Plata: la historia de Ana Babán

Trabaja como señalera ferroviaria. Hasta ahora, las mujeres sólo ocupaban puestos en mantenimiento y administración. “Esto le abrirá las puertas a muchas", destacó.


Ana Babán trabaja desde hace más de 5 años en el Puerto La Plata pero hace dos meses se transformó en la primera mujer en ocupar un puesto operativo.Como señalera, su trabajo es la operación del tráfico ferroviario y, aunque está muy contenta con el pase, ya sueña con algún día conducir una locomotora.

En diálogo con Info Blanco Sobre Negro, Ana Babán contó: “Hace 5 años y medio que trabajo en el puerto y logré el pase a la cabina hace dos meses. Nuestra tarea es administrar el paso de los trenes dentro del Puerto. Somos los encargados de cortar la calle, bajar las barreras y en la cabina tenemos un comando de palancas para cambiar la dirección de las formaciones”.

“Es un trabajo muy lindo y la verdad que me encanta. Estoy muy agradecida por la oportunidad de llegar a un lugar en el que jamás hubo una mujer”, remarcó.

El ingreso de Ana a la cabina de señalización ferroviaria marca todo un hito en el Puerto La Plata ya que por primera vez una mujer ocupa un puesto laboral en un área operativa. Hasta ahora, las mujeres solo trabajaban en administración o mantenimiento. Recientemente, algunas también lograron acceder a puesto de gerencia, lo que también representó un avance en materia de equidad de género.

 

 

“Desde el primer día que entré al puerto vi las locomotoras y me quedé obnubilada. Mi papá es trabajador portuario jubilado y cuando era chica me trajo a conocer al puerto. Desde ese día me habían quedado grabadas las imágenes de las máquinas. Cuando entré al puerto supe que quería trabajar en ese sector”, aseguró Babán.

Y subrayó: “Mi sueño es algún día poder manejar las locomotoras del Puerto. De todos modos, este pase a cabina ya es un gran paso porque rompe esta idea de que hay determinados trabajos que son sólo para varones”.

Sobre el modo en que logró el traspaso, la vecina de Berisso que tiene 6 hijos contó: “Empecé a preguntar si podía pasar a trabajar como señalera pero me dijeron que era complicado. Después de 4 años quedaron lugares vacantes, estaban buscando personal y llamé para preguntar si podía postularme”.

“El gerente del sector me dijo que no tenía ningún problema y mis compañeros me apoyaron. Yo dije que no tenía problema en compartir el baño pero ahora ya están haciendo las refacciones para agregar uno para mujeres”, detalló Ana y destacó: “Esto le abrirá las puertas a muchas mujeres que entrarán al sector”.

 

Trabajos “masculinizados” y la cuestión de la “fuerza física”

Sobre las exigencias físicas de su nuevo puesto laboral, la trabajadora del Puerto La Plata explicó: “El mayor esfuerzo físico que requiere trabajar dentro de la cabina es mover las palancas para el cambio de vías. Estuve practicando con mis compañeros, alguna cuesta un poquito, pero lo puedo hacer perfectamente. Es una cuestión de capacitación”.

A modo de ejemplo, Ana contó que “en otros puertos hay mujeres estibadoras, el trabajo más pesado”, por lo que consideró que “no hay trabajo que no pueda hacer una mujer”.

 

 

La división sexual de trabajo conlleva también fuertes restricciones en términos salariales ya que los puestos reservados para mujeres usualmente son los peores pagos y los que no ofrecen la posibilidad de futuros ascensos.

Al respecto, la trabajadora expresó: “Aunque en términos salariales sigo cobrando lo mismo, en este sector tengo la oportunidad de seguir ascendiendo si avanzo con las capacitaciones. Tengo más oportunidades de crecer”.

En cuanto a la relación con sus más de 40 compañeros varones, Ana destacó: “Para mis compañeros seguramente fue un poco invasivo el ingreso de una mujer a un lugar que era sólo para varones. Pero la verdad es que me recibieron muy bien, mucho mejor de lo que esperaba. El grupo me ayudó mucho, me explican cada vez que pregunto algo y estoy muy agradecida”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias