sábado 23 de octubre de 2021 - Edición Nº 29.188

Información General | 25 sep 2021

El Colegio de Martilleros intimará al Club Estudiantes de La Plata por un acuerdo comercial con Remax

La firma y sus representantes tienen varios fallos en contra por ejercicio ilegal de la profesión de martillero público. Estudiantes firmó un acuerdo publicitario que generó alarma en el Colegio.


 Estudiantes de la Plata y la franquicia de Remax La Plata firmaron un acuerdo publicitario. Desde el Colegio de Martilleros de la Provincia de Buenos Aires advirtieron que los agentes de la empresa ejercen la profesión en forma ilegal y realizará una presentación formal al club para informar a sus autoridades sobre la situación legal de esa sociedad denunciada en todo el país.

A partir del acuerdo comercial, Remax tendrá presencia en el estadio UNO y en el country City Bell hasta agosto del 2022. El mismo fue rubricado entre el presidente de Estudiantes de La Plata, Martín Gorostegui, y Elio Di Girolamo, responsable de la franquicia en la región.

"Para Estudiantes es importante seguir sumando el apoyo de empresas de nuestra región y potenciarnos junto a ellas. Por ello recibimos con alegría este acuerdo con Remax, una empresa muy fuerte en nuestra ciudad, con la que esperamos recorrer un camino a largo plazo", afirmó el presidente de Estudiantes.

El acuerdo establece que Remax contará con presencia en los leds del campo de juego de UNO en los partidos correspondientes a la Liga Profesional. A su vez, el "broker inmobiliario" estará acompañando el UNO Tour, donde los socios pueden acceder para visitar las instalaciones del club.

En diálogo con Info Blanco Sobre Negro, el presidente el Colegio de Martilleros de La Plata, Aníbal Fortuna, aseguró: “Estoy obligado a notificar a Estudiantes de La Plata porque sus autoridades dicen que Remax una inmobiliaria y en realidad es una empresa comercial que está usurpando el título y no está habilitada para realizar la actividad”.

“Remax no es una empresa ni un corredor inmobiliario, sino que es una firma comercial que opera a través de profesionales que le prestan el nombre y luego contratan agentes que ni siquiera son martilleros”, aseguró Fortuna y aclaró: “En La Plata, Di Girolamo ya tiene un fallo de la Corte Suprema en su contra por haber prestado su nombre. Intentan crecer a nivel publicitario pero los tenemos acorralados porque lo que están haciendo es ilegal”.


Incidentes y denuncia penal 

Fortuna presentó una denuncia penal por amenazas y agresiones contra Fabiana y Elio Di Girolamo a partir de incidentes registrados en una reunión realizada el pasado 15 de septiembre.

Con la intención de solicitar la baja de su matrícula, Fabiana Di Girolamo se presentó junto a su marido, ingeniero de profesión, en la sede del Colegio de Martilleros de La Plata. El titular de la entidad les mencionó que para realizar la baja, la agente deba pagar todas sus deudas con la entidad y también con la Caja Previsional.

“Amenazaron con golpearme, patearon sillas y me tiraron trompadas. Le hice una denuncia penal como corresponde por amenazas”, precisó el presidente del Colegio.

Hasta ahora, la justicia viene convalidando en distintos fallos la postura de los martilleros respecto a la ilegalidad de esta multinacional que opera a través de franquicias.

“Di Girolamo tiene una sentencia de un año de suspensión de la profesión por haber prestado su nombre a esta empresa comercial para que operase en la región. Ese fallo fue ratificado por la Suprema Corte de Justicia. Hay otras cuatro personas sentenciadas por práctica ilegal de la profesión”, señaló Fortuna

Aunque la ley 10.973 permite las sociedades, las mismas deben estar conformadas por martilleros y no pueden participar empresas de ningún tipo. “Esto es exactamente lo mismo que sucedió con los farmacéuticos con Farmacity”, comparó el titular del Colegio de Martilleros de La Plata.

Sobre el acuerdo comercial con el club Estudiantes de La Plata, Fortuna expresó: “Quizás fueron engañados. En las publicidades tuvieron que cambiar y ya no pueden decir que son una inmobiliaria. La IGJ (Inspección General Justicia) mandó a disolver la sociedad porque ni siquiera está conformada por martilleros. Las franquicias formaron una cámara pero nuevamente la IGJ estableció que tampoco podían funcionar como una cámara inmobiliaria”.

  

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias