sábado 23 de octubre de 2021 - Edición Nº 29.188

Información General | 27 sep 2021

Un juez de La Plata ordenó liberar a "uno de los agresores intrafamiliares y de género más feroces", denunció el Hogar María Pueblo

Lo hizo desoyendo a las víctimas y pese a que había sido condenado a 6 años de prisión. Todavía sigue preso por otra causa.


"A pesar de que este Juez Diego Tatarsky, del  Juzgado Correccional Nº 5 de La Plata, le otorgó el beneficio excarcelatorio a uno de los agresores intrafamiliares y de género más feroces existentes (reo reincidente en delitos agravados, ex militar, torturador y muchos más horribles etcéteras) desde Casa María Pueblo seguimos luchando y logramos que se mantenga su detención por otra causa subyacente en otro Juzgado, así como también logramos que se eleven a Juicio Oral otras dos causas de Abuso Sexual de menores", informaron desde el Hogar María Pueblo.
 
Además, explicaron que el beneficiado,  Cristian Aquino, estuvo prófugo de la justicia rionegrina, es ex militar, y fue imputado por "robo a mano armada y en banda".

También señalaron que "torturaba y picaneaba a su ex pareja", fue "abusador de su hijastra", y usaba 5 nombres distintos, entre otros delitos.

"¡El juez le otorgó el beneficio bajo caución juratoria! con la mera promesa de presentarse en el juzgado", protestaron desde la entidad. 

Además, denuncian que lo hicieron "sin avisar o consultar a las víctimas como lo establece la ley" y consideraron que "esta es la justicia de mierda que se caga en todos".

También afirmaron que las víctimas están "desamparadas" y que  "las áreas de género no hacen un carajo y se acomodan cada vez en más cargos".

 

“Si lo largan, me matan”

Si lo largan, me matan los dosÉl porque juró que cuando salga libre se va a vengar y la jueza porque le redujo la condena”. Así, sin rodeos, Mariana (su verdadero nombre no será revelado por su seguridad y la de sus hijos de 7 y 4 años) expresa el pánico que le despierta saber que Cristian Leonardo Aquino (49), su ex pareja y el hombre que la sometió a un calvario de golpes, torturas y negocios turbios durante tres años, podría salir libre en los próximos meses del penal donde está recluido gracias a una inexplicable decisión de la Claudia Elizabeth Greco, titular del Juzgado Correccional 4 de la ciudad de La Plata". 

Ese párrafo fue publicado por Infobae el 6 de diciembre de 2019, cuando las víctimas comenzaban a intuir que otra vez la Justicia se preparaba para no impartir justicia.

El mismo medio publicó: "La historia, o más bien el horror, que sufrió la mujer al lado de Aquino se remonta a 2014. Ese año, Mariana se acercó a la panadería que tenía el hombre en el barrio de Tolosa para pedir trabajo. No tuvo mayores problemas para entrar y comenzó como su empleada. Prácticamente en el momento, comenzaron a una relación amorosa que desde el principio estuvo marcada por el maltrato y la violencia".

"Con el correr de los meses, Mariana se fue involucrando más en los negocios que Aquino llevaba adelante dentro de la panadería y se dio cuenta que la venta de pan, era lo que menos le interesaba a su jefe. Se convirtió en su mano derecha y en medio de golpes, insultos, amenazas y el vínculo violento, la mujer se vio atrapada en un callejón del que no pudo salir", agregó Infobae en el relato.

Además, la mujer narró a ese portal: “Estuve tres años con él. Ya a los seis meses, cuando me quise ir, mostró quién era. Una vez me fui a lo de mi papá y me sacó a punta de pistola. No me dejaba ir porque creía que yo afuera era un peligro’ porque sabía todos los negocios que hacía. Cuando me fui a la casa de mi papá, hizo que me volviera con él. Lo amenazó y me amenazó a mí. También a varios de mis familiares. Cada vez que íbamos a hacer un negocio, secuestraba a mi hija y la retenía para que lo acompañara. La chiquita pasó horas y noches sin dormir siendo tan pequeña (tiene 7 años)”.

Los "negocios", explicó Mariana, tienen que ver con la venta de armas. En numerosas oportunidades ella misma se movilizaba con los bolsos llenos de "fierros".

“Usaba la panadería como fachada”, explicó Darío Witt, abogado del Hogar María Pueblo en el marco de esa nota. Pero la jueza Greco no lo tuvo en cuenta.

“Yo declaré que él transportaba armas. Su negocio era de armas. Me hacía subir y bajar bolsos llenos. Tiene otras causas por robo de terrenos y otros delitos. Esto lo sé porque estuve trabajando con él”. De hecho, según confirmó el abogado a Infobae, el hombre tuvo una causa por robo en que tramitó un juzgado en Bariloche. “Son todos antecedentes que hablan de la gravedad del caso”, señaló Witt.

"Otro dato revelado por la mujer y su representante es que Aquino, para llevar adelante sus negocios, se manejaba con cinco identidades. En algunas oportunidades era Carlos Valdez, en otras Carlos Suárez o un tal Alejandro Torres y hasta se hacía pasar por Bernardino Acosta, el abogado del resto. A veces se defendía el mismo. Acosta defendía a Aquino, Valdez o Suárez. “En un momento también revelé las cinco identidades que tenía para hacer distintos tipos de negocios. todo lo denuncié. En uno de ellos trabajé. Con cada negocio y cada compra que hacía manejaba distinto tipo de identidades. Es un tipo muy peligroso", resaltó Mariana en una cita que también publicó Infobae.

En ese momento la relación quedó marcada por las amenazas de muerte y la brutalidad de todo tipo de violencias contra la mujer. Mariana hizo todo lo posible para escapar pero no lo consiguió. Aquino temía que la mujer lo delatara ante la justicia. "Cada vez que ella salía, la seguía con su auto y vigilaba 24 horas a los hijos. De a poco se fue alejando de sus seres queridos y perdiendo su vida. El relato de lo que sufrió estremece y sólo ella, con sus palabras, es capaz de reflejar el calvario", agregó la nota del mencionado madio de noticias.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias