domingo 05 de diciembre de 2021 - Edición Nº 29.188

Información General | 21 oct 2021

"De alguna manera hay que plantarse": un dirigente socialista defiende el boicot contra las empresas alimenticias

Entrevista a Miguel Campanella


Este miércoles entró en vigencia el congelamiento de precios para 1.432 productos en todo el país anunciado esta semana por el secretario de Comercio Interior de la Nación, Roberto Feletti,. En ese sentido, las empresas deberán retrotraer los precios de productos de consumo masivo a los valores del 1 de octubre pasado. Regirá hasta el 7 de enero. 

Según informó Feletti a través de una conferencia de prensa, dicho plan será además de "cumplimiento obligatorio" para las empresas distribuidoras de alimentos.

A partir de conocida la noticia, varias empresas alimenticias criticaron la medida y alertaron sobre un posible desabastecimiento de productos. 

En ese sentido, fueron muchas las personas en todo el país que salieron a pedir un boicot contra las principales empresas de alimentos que operan en Argentina en represalia por oponerse a la medida gubernamental. A continuación, las alimenticias apuntadas: 

 

 

 

No es la primera vez que se propone una medida por el estilo. En el 2015, la ONG Consumidores Libres, encabezada por Héctor Polino, y la Central de Trabajadores Autónomos (CTA) salieron a pedir un boicot contra los supermercados.

Al respecto, el dirigente del Partido Socialista de Berisso, Miguel Campanella, se sumó a la medida y le manifestó a Info Blanco Sobre Negro que, a diferencia del de 2015 que iba contra los supermercados, en este caso se apunta contra "la compra de los productos de empresas que están monopolizando la venta de alimentos, como Molinos y Arcor". 

 

 

 

"De alguna manera hay que plantarse como consumidor y exigir que bajen los precios. No estoy con el gobierno nacional pero la gente, en una democracia participativa, tiene que defender su bolsillo y creo que la mejor manera es haciendo un boicot a las empresas que no quieren aceptar el congelamiento de precios", señaló el socialista. 

De todas formas, el dirigente político de Berisso aclaró que tampoco sirve el congelamiento porque no se controla toda la cadena de producción e indicó que “hay que saber los costos para saber a cuanto se tiene que vender un producto”.

“Las grandes alimenticias siempre se han cubierto haciendo uso de su posición dominante para fijar los precios a gusto de ellos, por eso los alimentos siempre superaron el nivel de inflación general”, sostuvo Campanella, pero agregó que esta última "tiene múltiples causas y una de ellas es la emisión monetaria”.

“De alguna manera nos tenemos que defender de los aumentos de precios en los alimentos. Está claro que es una medida electoral la del gobierno nacional pero creo que si por noventa días las empresas no respetan el precio máximo podemos elegir no comprarles”, manifestó el precandidato a diputado nacional por Proyecto Justo en las pasadas elecciones primarias.

“El gobierno nacional no va a poder sólo, lo que hizo fue convocar a los movimientos sociales, Intendentes y Gobernadores porque cada municipio tiene sus propios agentes de control pero eso no sirve porque si al comerciante le suben el precio los proveedores no puede trabajar a pérdida, y podría plantear que vayan contra los que remarcan los precios”, opinó Campanella.

Si bien el dirigente y comerciante de Berisso manifestó que el congelamiento no es una buena medida, sí sostuvo que algo hay que hacer y “empezar a frenar la inflación”.

“El gobierno tomó esta medida porque se le está desbocando la situación económica pero la toman sobre poco más de mil productos y son más de setenta mil, es una olla a presión porque no se puede congelar por decreto”.

“Lo que puede pasar cuando esto termine es que reajuste todo por inflación acumulada, lo mismo que con la brecha entre el dólar oficial y el paralelo, para tratar de ajustar los valores”.

Frente a la opinión de quienes ven al boicot a las empresas alimenticias como algo inocuo, Campanella les respondió que “uno es un granito de arena en un engranaje muy grande, que te va a agarrar y triturar, pero el granito de arena dentro de un motor te hace pelota el motor, si nos sumamos todos las ventas les pueden bajar”.

Para el dirigente, una posible solución al problema de la inflación sería "que haya una buena cantidad de producción automáticamente el precio bajaría pero hay un montón de trabas para que no lo puedan hacer".

 

ISBN: ¿Qué opinión tenes de la ley de góndola?

Campanella: es necesaria y le da un principio de igualdad a las pequeñas marcas e imposibilita a las grandes ocupar toda la góndola con sus productos.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias