domingo 05 de diciembre de 2021 - Edición Nº 29.188

Información General | 24 oct 2021

Tras el el doble crimen se abre otro debate: ¿por qué el asesino trabajaba embarcado si había sido echado de la Policía por desequilibrado?

Incluso ya había intentado matar a un vecino del barrio La Emilia, en City Bell.


El  viernes a la noche Carlos Eugenio Lima, ex policía, marino y Tercer Oficial de Cubierta de un buque tanque, se comunicó con la Prefectura Naval de Ensenada y dijo con firmeza: “El Capitán y el Primer Oficial están muertos, los maté yo y me voy a entregar. Así que quiero que venga un guardacosta y me arreste, ya está. Tan sencillo como eso” (audio).

Estaba en el Ayane , de bandera de Malta , operado por la empresa Bahía Grande y junto a una veintena de tripulantes más. El Ayane sería un barco del tipo "livianeros" usado para transporte de gasolinas, gasoil, keroseno, etc. de mas de 1700 metros cúbicos.  De acuerdo a la pagina marinetraffic.com, se encontraba en el momento del crimen a escasos kilómetros de la costa de Ensenada, en Punta Lara. 

Junto a  “El loco Lima” (así lo llamaban) había dos cadáveres: el del Capitán Alejandro García, de 39 años, y el del Primer Oficial, Juan Pegasano, de 48,  padre de tres hijos y miembro de la marina de guerra y mercante.

El navío donde ocurrió el crimen es una embarcación utilizada para  el transporte de combustibles en el Río de la Plata.

Lima, el asesino de 52 años, confesó inmediatamente que había vaciado el cargador de un revólver en la cabeza de sus víctimas, por una discusión que mantuvo el viernes con ambos en la cubierta.

La investigación del doble crimen está ahora en manos del juez federal Ernesto Kreplak, a cargo del Juzgado Federal N°3 de La Plata. Se encuentra realizando el análisis de algunas pruebas y recogiendo  testimonios de la tripulación del buque . El magistrado cree que el arma que se usó para el doble crimen fue arrojada al agua.

En un chat grupal del que participaban otros marinos, Lima, que ya había tenido conflictos con varios de ellos, había amenazado de muerte a un compañero: “Vos estás muerto. Tu foto es la de un cadáver”, escribió. Un  marinero le respondió con otra amenaza: “Creo, amigo, que sos un desequilibrado mental. Te deseo mucha paz y sanes tu mente. De tu cuerpo me encargo yo”.

Luego del doble crimen de García y Pegasano, las miradas se dirigen al Centro de Capitanes de Ultramar, que había recibido graves acusaciones y protestas por el comportamiento de Lima.

 

 

Un loco con carnet

En una nota publicada por ese mismo medio se informó que en la  época en que era cadete, Lima exhibía conductas que podían anticipar una carrera muy conflictiva.

A fines de 1991 ya se había recibido oficial de radio en la Escuela Nacional de Náutica Manuel Belgrano.Luego se convirtió en oficial de cubierta (2004) y en ese mismo momento  en  oficial en la Policía Bonaerense, donde llegó a teniente y fue despedido  el 24 de noviembre de 2007 con una carpeta psiquiátrica.

Menos de un año después, el 3 de junio de 2008  casi logra asesinar a un vecino. Ese día se había puesto a romper el pavimento del cruce de las calles Cantilo y 134, en el barrfio La Emilia de City Bell, para hacer un desagüe.

Lo hacía frente a la casa de otro hombre con quien ya había tenido discusiones, de nombre Gustavo Alfaro, y que tenía 40 años.

Testigos declararon en ese entonces que a Lima “le molestaba que el agua de su propio lavarropa se le estancara y le resultó más cómodo romper el asfalto y que le vaya al vecino de enfrente”.

La discusión vecinal culminó cuando el ex policía (y ahora ex marinero) sacó  una pistola calibre 9 milímetros y disparó seis tiros contra su vecino. Estaba tan cerca de él que los vecinos declararon en la causa penal  que fue “como si lo ejecutara”.

Increíblemente el vecino, Alfaro, sobrevivió, Lima se atrincheró en su casa y luego de más de una hora de negociar con la policía se entregó. Estuvo preso  entre 2008 y 2013.

Ahora los investigadores analizan por que le permitieron embarcar con un arma. Pero más aún, intentan saber cómo consiguió aprobar los  exámenes psicofísicos obligatorios con los graves antecedentes penales que tenía, y tras haber sido echado de la bonaerense en 2007 luego de una breve carrera llena de problemas de conducta, violencia y desequilibrios mentales.

 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias