domingo 05 de diciembre de 2021 - Edición Nº 29.188

Opinión | 27 oct 2021

Encabezar la lucha y votar al Frente de Todos para frenar al macrismo

Por Jacinto Roldán y Germán Vidal


1. La pandemia no terminó

La pandemia de Covid 19 sigue golpeando y revela las miserias de este sistema imperialista. La Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió que la pandemia «durará un año más de lo que debería» porque las potencias y los grandes monopolios farmacéuticos no entregan las vacunas suficientes a los “países más pobres”. Según Amnistía Internacional “en los países de bajos ingresos menos del 1% de su población ha recibido ambas dosis, porcentaje que contrasta ampliamente con el 55% que ostentan los países más ricos”.

Crecen los casos en Inglaterra por una variante de la cepa Delta, llamada Delta Plus, y desde la comunidad científica llaman a tomar medidas sanitarias. También suben en Rusia, donde suspendieron las actividades laborales por una semana.

Se conoció un informe publicado en el periódico yanqui The Washington Post, en el que denuncia los manejos y aprietes del laboratorio Pfizer en los acuerdos con los gobiernos de distintos países, para asegurarse inmensas ganancias. Este laboratorio yanqui es el que más vacunas ha vendido, y ahora está haciendo campaña por la necesidad de una tercera dosis a toda la población, cuando en África menos del 5% ha sido vacunada con las dos dosis. Esta denuncia reafirma nuestra pelea por una vacuna nacional, para dejar de estar sometidos a los chantajes imperialistas.

En nuestro país, si bien ha bajado la cifra de fallecidos, la suba de casos fue mayor al 10% en la última semana. El número total de casos positivos desde el comienzo de la pandemia en Argentina al 26/10 ascendió a 5.280.358, se recuperaron 5.146.819 y los fallecimientos son 115.826.

También viene subiendo peligrosamente el porcentaje de incidencia de la variante Delta entre los nuevos contagiados. Esto pone de relieve la necesidad de avanzar con la campaña de vacunación, que es muy despareja en las distintas provincias. La campaña podría dar un salto si se convocara a las y los miles de promotoras y promotores de salud que, junto al personal sanitario, siguen en la primera línea de combate frente a la pandemia.

 

2. El macrismo viene por nuestros derechos

Los sectores de las clases dominantes que apuestan por la vuelta del macrismo al gobierno vienen dejando en claro sus objetivos: reducir todo lo que se pueda los derechos de las trabajadoras, trabajadores y sectores populares, y aumentar al máximo las ganancias de los grandes monopolios, bancos, agroexportadoras, la timba financiera, etc.

En las últimas semanas, luego de las PASO, se conocieron suspensiones, cancelaciones de contratos y despidos en varias empresas, como el Frigorífico Rioplatense, La Serenísima, Ford y la planta de Volkswagen en Córdoba. En otras grandes fábricas acumulan stocks y bajan la producción, para presionar por beneficios al gobierno, y de paso generan más descontento entre los trabajadores.

El gobierno, frente a la creciente inflación que golpea brutalmente los bolsillos populares, ha lanzado un plan de control de precios sobre alrededor de 1.400 productos. La medida del gobierno ha desatado una furiosa reacción de los representantes de sectores empresariales y supermercadistas, que aplicaron grandes aumentos en estos días. Ya vienen anunciando por los medios, en tono de amenaza, que estas medidas llevarán “inevitablemente” al desabastecimiento.

Estos grandes monopolios de la alimentación, 20 de los cuales concentran el 74% de la facturación, son los mismos que informaron de un extraordinario crecimiento de sus ganancias, que llegan a multiplicarse por cinco en un año. La misma voracidad de ganancias tienen las diez grandes cadenas de supermercados que monopolizan el 85% de las ventas.

Nuestro Partido, entre las “10 medidas” que propone frente a la crisis (ver contratapa), plantea “Derrotar la inflación sacando los pesos de la especulación y volcándolos a la producción. Acabar con el chantaje de los “precios del mercado mundial”, precios y tarifas basados en el costo de producción nacional. Precios máximos y aplicación de la ley de abastecimiento para hacerlos cumplir”.

Han recrudecido los ataques desde sectores al servicio de terratenientes e imperialistas contra los reclamos de los pueblos originarios, en particular en estos días contra el pueblo mapuche. Con Pichetto como estandarte, esta campaña racista es al servicio de los terratenientes y las empresas petroleras que quieren seguir usurpando tierras. La gobernadora de Río Negro, Arabela Carreras, que pide gendarmes para atacar al pueblo mapuche, es la misma que mira para otro lado cuando usurpan tierras los poderosos, como en el Lago Escondido, donde Joseph Lewis, agente imperialista inglés, tiene una enorme mansión en la que vacacionaba su amigo Mauricio Macri.

Acusan a originarios y vecinos que demandan tierras y defienden a “buenos vecinos”, como Benetton, el grupo europeo Burco, Zorriegeta, Mindlin, Elztain. Queda claro que el poder provincial de Río Negro y el macrismo se disciplinan con estos intereses extranjeros. Como dice la declaración del PCR rionegrino “el gobierno de Río Negro acusa y ensucia a todo un pueblo por atentados de dudosa procedencia en la zona andina. Siembra el miedo y demoniza al pueblo mapuche que tiene décadas de historia de lucha en defensa de sus tierras”. En momentos que las naciones y pueblos originarios se vienen movilizando por la prórroga de la ley 26.160 y presupuesto para garantizarla, aparece esta infame campaña de calificarlos como “terroristas” a la que se suman dirigentes del macrismo. El 4 de noviembre se marcha a una jornada multisectorial de repudio a los ataques a los originarios en Río Negro.

Macri, mientras fogonea la campaña contra los mapuches, tiene que presentarse el 28/10, tras pegar el faltazo dos veces, en el juicio por el espionaje de su gobierno a los familiares de la tripulación del submarino ARA San Juan. Los familiares pidieron directamente que se lo detenga. Los dirigentes macristas preparan una movilización a Dolores con la consigna “vamos a bancar a Mauricio”. Son hipócritas que bancan a los que llevaron a la muerte a los 44 héroes del San Juan y luego mandaron a los servicios de inteligencia a espiar a sus familiares que siguen peleando por justicia.

 

3. Crece la necesidad de tierra, techo y trabajo

La pobreza y el hambre castigan a millones. El Indec informó que una familia de cuatro integrantes necesitó un ingreso de $70.532 en septiembre para no ser pobre. El 23% de las y los pibes y pibas de entre 13 y 17 años trabaja en nuestro país, según reveló una encuesta de organismos internacionales y el Ministerio de Trabajo. Junto con esto, se conoció que un 9% de los jóvenes que trabajan abandonó los estudios el año pasado, y de esos, el 35% no volvió a las aulas este año.

Frente a esta realidad crecen las luchas populares. Las y los trabajadores de la salud siguen la pelea por aumentos salariales y condiciones dignas de trabajo con paros y marchas en varias provincias, como Jujuy y la Cicop en provincia de Buenos Aires.

En La Plata, las y los promotores sanitarios, junto a trabajadores de salud y las brigadas sanitarias estudiantiles realizaron un exitoso Preencuentro Regional en camino al VIII Encuentro Nacional de Salud a realizarse el 30 de octubre.

Las Madres de Plaza de Mayo de Quilmes realizaron este 22 una masiva Ronda de la unidad en camino a la victoria, a 39 años de la primera ronda en esa localidad del Gran Buenos Aires.

Sigue la lucha de los jóvenes por el derecho a la educación, la cultura y el deporte, con hechos como la inauguración de una nueva Casa de Atención y Acompañamiento Comunitario del Movimiento Ni una piba ni un pibe menos por la droga de La Matanza.

Se realizó, tras varios años, la botadura de un buque en el Astillero Río Santiago. Un triunfo de sus trabajadoras y trabajadores, en una empresa estatal que el macrismo quiso “dinamitar”.

Los obreros del Frigorífico Rioplatense denunciaron un lockout patronal, que se niega a dar aumento salarial.

Se están realizando en distintas provincias y localidades preencuentros y encuentros regionales de mujeres, en camino al postergado Encuentro Nacional de Mujeres que se realizará en San Luis. Allí, las compañeras son protagonistas, y de manera democrática debaten sobre sus problemas y derechos, reafirmando el carácter autónomo y democrático de los Encuentrosque son de todas las mujeres, y no de las organizaciones.

El gobierno nacional sacó un decreto para transformar planes sociales en trabajo registrado, que repite proyectos de otros momentos, y que no resuelven el creciente desempleo. Seguimos peleando por la ley de Tierra Techo y Trabajo presentada por nuestro compañero Juan Carlos Alderete junto a otras diputadas y diputados.

 

4. Un mundo en disputa

El frenazo de la economía China en el trimestre junio/setiembre afecta toda la economía mundial. China es la segunda economía del mundo, y es la única que había crecido durante la pandemia. Ahora ese crecimiento se ha frenado por dos grandes causas. Por un lado está inmersa en una gran crisis energética. El 60% de su electricidad se produce con carbón. Con la política de bajar la emisión de dióxido de carbono, y principalmente por dejar de importar carbón de Australia, se produjo un encarecimiento de la energía que lleva a los “cortes programados” en las grandes empresas. La otra cuestión es que el proceso de quiebra del gigante de proyectos inmobiliarios Evergrande es la punta del iceberg de una burbuja mucho mayor que expone el excesivo endeudamiento del sector inmobiliario, que representa casi el 30% de la actividad económica de China.

Esto se da en el marco que el centro de la disputa entre los imperialismos sigue concentrado en el sector del Pacífico. Al calor de las maniobras de la flota de Estados Unidos y sus aliados (Gran Bretaña, Australia, Países Bajos, entre otros) en el Mar de la China, y las maniobras conjuntas de las Armadas de China y Rusia en el Mar de Japón, se van articulando dos bloques que van ajustando sus dispositivos de guerra.

La disputa entre los imperialistas también crece en nuestro continente. El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, en su primera visita a América del Sur, estuvo en Ecuador y Colombia, buscando reforzar la presencia yanqui. El gobierno de Bolsonaro en Brasil autorizó la presencia de militares estadounidenses, en el sureste de Brasil, para ejercicios conjuntos con el ejército brasileño.

China, que avanza en su disputa en América Latina, quiere sumar a Uruguay a los acuerdos de la Franja y la Ruta de la seda, a los que ya adhirieron Bolivia, Chile, Ecuador y Perú. El gobierno uruguayo quiere negociar un tratado de libre comercio con China, lo que tensa las relaciones en el Mercosur.

El imperialismo chino aprovechó la secundarización de América Latina por parte del gobierno de Trump, sumado al hecho de ser el gran comprador de materias primas, para avanzar rápidamente como socio comercial de peso en la región. En esa estrategia, el control de los puertos es un tema clave, que vale también para nuestro país. Cuenta con puertos propios, como los del gigante chino Cofco en Rosario y Bahía Blanca. También juegan sus intereses detrás del relanzamiento del Puerto de La Plata que se inauguró con la llegada de un buque chino con repuestos de autos y su regreso con un cargamento de carne. Y son públicas sus pretensiones de construir en Tierra del Fuego un “puerto logístico” para proveer a las misiones en la Antártida donde los chinos tienen ya tres bases. Frente a este avance es que ahora pasan a jugar los yanquis agresivamente.

Mientras los gobernantes de las grandes potencias se pelean por un nuevo reparto de mercados y materias primas, surgen nuevos datos de como la crisis económica que se ha agudizado con la pandemia causa terribles sufrimientos a los trabajadores y los pueblos del mundo. Las Naciones Unidas publicaron un informe que afirma que casi un tercio de la población mundial, 2400 millones de personas, “no recibieron una nutrición adecuada”, es decir, pasan hambre.

En Chile el 18 de octubre se cumplieron dos años del comienzo del levantamiento popular. Hubo grandes movilizaciones en la capital y otras ciudades, reprimidas con ferocidad por los Carabineros mandados por el gobierno de Piñera. El pueblo chileno ha impuesto en este tiempo el entierro de la Constitución pinochetista, y sigue en las calles por sus reclamos, a pocas semanas de una elección presidencial.

En Ecuador crecen las manifestaciones contra las medidas antipopulares del gobierno de Lasso, uniendo en la calle a docentes, indígenas, estudiantes y trabajadores de distintos sectores.

 

5. Seguimos la pelea en las calles y en las urnas

Desde el PCR-PTP y su JCR venimos impulsando junto a las organizaciones de masas que integramos la lucha por resolver las emergencias populares, y desarrollamos una intensa campaña para revertir el resultado de las PASO y sumar votos al Frente de Todos este 14 de noviembre.

Las grandes masas no quieren volver atrás. Hay debate, porque muchos que votaron al FdT en el 2019 expresan la decepción y la bronca por la falta de medidas para dar respuesta a las emergencias populares, que fueron inmensas bajo el gobierno macrista, se agravaron con la pandemia, y hoy siguen castigando al pueblo. Dar vuelta el resultado de las PASO, depende en gran parte de las medidas del gobierno para enfrentar la crisis sanitaria, económica y social. El Frente de Todos es el único instrumento electoral que le puede cerrar el paso a la derecha macrista. Y su triunfo creará mejores condiciones para avanzar en la lucha.

En el gran debate político que está en curso a lo largo y ancho de nuestro país, desplegamos y dirigimos la campaña electoral con las 10 medidas que propone nuestro Partido en los lugares de trabajo, zonas agrarias, de estudio, y casa por casa en cada uno de los barrios.

En los últimos días, desde el PCR-PTP y su JCR así como desde la CCC, la FNC, el movimiento Ni una piba ni un pibe menos por la droga y otros movimientos en los que estamos, seguimos protagonizando actos unitarios, de los Cayetanos y de los partidos del Frente de Todos, en Misiones, San Juan, Mendoza, Córdoba, Tucumán, La Pampa, Chubut, CABA, así como en la Zona Norte del Gran Buenos Aires y en Bahía Blanca, que se suman a los ya reflejados en nuestras páginas.

Fue con la lucha popular en todo el país que se conquistó el impuesto a las grandes fortunas, y por ese camino seguimos luchando por la aprobación de la ley de Techo, Tierra y Trabajo, que sigue frenada en el Congreso.

Impulsamos la lucha por la investigación de la deuda contraída con el FMI por el gobierno macrista, por ilegítima y fraudulenta, y llamamos a no pagarla y castigar a los responsables.

Llamamos a ampliar la unidad en la lucha para avanzar en la conquista de las emergencias populares y peleamos por cerrarle el paso a la derecha macrista en las elecciones del 14 de noviembre votando al Frente de Todos. Por esta huella, sin separarnos de las masas, estaremos en mejores condiciones para actuar en los escenarios que se abran luego de las elecciones.

El desafío para los comunistas revolucionarios es encabezar la lucha y desde nuestra posición política, peleamos por acumular fuerzas para que la lucha de los trabajadores y los sectores populares avance hacia esa revolución que termine con el latifundio y la dependencia, con el Estado oligárquico imperialista que los sostiene, y se abra un camino liberador.

Publicada en pcr.org.ar

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias