domingo 05 de diciembre de 2021 - Edición Nº 29.188

Internacionales | 28 oct 2021

Chau Facebook, hola Meta: Zuckerberg anunció que la empresa cambia de nombre y tiró pistas sobre el futuro de las redes sociales

Se viene "Mataverso"


El CEO de FacebookMark Zuckerberg, anunció este jueves que la empresa pasará a llamarse Meta para reflejar su apuesta por la realidad virtual. La compañía también es propietaria de Instagram y de WhatsApp, entre otras.

Zuckerberg reveló el cambio de nombre durante la conferencia Connect sobre realidad aumentada y realidad virtual, en la que volvió a explicar su visión de lo que la empresa bautizó como “metaverso”. Se trata de una realidad paralela 100% digital a la que quiere que Meta destine gran parte de sus inversiones en los próximos años.

La red social mantendrá el mismo nombre

El cambio afecta únicamente a la empresa paraguas de todas estas aplicaciones. Es decir, la red social seguirá llamándose Facebook y el cambio, en la práctica, no tendrá casi ningún efecto para la inmensa mayoría de usuarios.

Se trata de un movimiento muy similar al llevado a cabo por Google en 2015, cuando reestructuró la organización interna de la compañía y creó una empresa matriz, Alphabet, con varias subsidiarias que incluyen a la propia Google, a Waymo (la división de vehículos autónomos) y al proveedor de internet Google Fiber, entre otras.

El cambio de nombre se reflejará en el mercado de valores de Nueva York a partir de próximo 1 de diciembre, cuando la firma que ahora cotiza bajo las siglas FB pasará a cotizar bajo MVRS.

En su presentación de este jueves, Zuckerberg mostró varios ejemplos del que a su juicio debería ser el futuro de la humanidad en el “metaverso”, donde las personas se moverían con sus avatares personalizados, los vestirían con ropa digital que comprarían dentro de ese mismo universo y acudirían a eventos como conciertos.

A mediados de octubre, Facebook anunció la creación de 10.000 nuevos empleos en Europa en los próximos cinco años, con el objetivo precisamente de dar forma al “metaverso”.

Facebook ahora se llama Meta

Zuckerberg apostó a un cambio de marca en medio de los Facebook Papers, como se denominó a la divulgación de informes que cuestionan a la compañía por priorizar sus ganancias a la seguridad y a combatir la desinformación.

Los documentos, originados por la exgerente de productos de Facebook y denunciante Frances Haugen, revelan el desacuerdo interno de los empleados sobre las políticas de la plataforma.

Zuckerberg fundamentó el cambio en que “el nombre Facebook simplemente no abarca todo lo que hacemos”. Y agregó: ”Hoy somos vistos como una compañía de redes sociales’, pero en nuestro ADN somos una compañía que construye tecnología para conectar a la gente’'.

“Algunas palabas, tales como ‘realidad virtual’, son demasiado torpes”. Así explicó Neal Stephenson, autor de la novela de ciencia ficción Snow Crash, cómo se le ocurrió usar el término “metaverso” para referir a espacios ficticios aunque compatibles con lo que percibimos como realidad. El concepto (contracción de “meta universo”) apareció en esa obra de 1992 y ahora es recuperado por la industria tecnológica, que postula a esos mundos paralelos como el próximo gran avance, el siguiente paso en la era digital. Y, huelga decir, la próxima gallina de los huevos de oro.

¿En qué se diferencian los metauniversos de aquello que durante años hemos llamado “ciberespacio”? ¿En qué sentido son diferentes a un videojuego que nos sumerge en una realidad alternativa? ¿Cuál es la revolución que proponen? Además, ¿por qué compañías como Microsoft, Nvidia y otros apuestan sus fichas en ese tablero? ¿Cómo se explica la obsesión que Mark Zuckerberg, el CEO de Facebook, ha manifestado en relación a esta tendencia?

Las respuestas hay que buscarlas en los avances previstos para la realidad virtual (RV) y la realidad aumentada (RA). Allí, en esa mixtura que propine una ampliación digitalizada del mundo en el que vivimos.

Metaversos, más allá de los juegos (y de la pandemia)

Videogames como Fortnite: Battle Royale y plataformas gamer como Roblox hablan de sus propios metaversos. No es casual que esos planes se hayan intensificado durante la pandemia de Covid-19, como respuesta a las medidas de aislamiento físico. Con el contacto vedado, tanto el juego de Epic Games como el mencionado entorno se postularon como espacios virtuales para socializar. En ambos sitios se organizaron shows musicales, se proyectaron películas y se celebraron festivales con una particularidad: los usuarios no sólo están frente a una pantalla, sino que participan en la experiencia con los avatares o personajes que los representan en ese universo virtual.

Muchos de los metaversos se parecen a un videojuego (incluso en términos estéticos) pero trascenderán esa escena. De hecho ya lo hacen. Tal como señalamos, la idea es reproducir digitalmente las dinámicas sociales y/o cotidianas, desde asistir a un espectáculo musical o hacer compras. Eso sí: el gran diferencial es la inmersión. Tomando los mencionados ejemplos, no se trata de ver un recital en la tele o comprar vía e-commerce, acciones que ya son habituales. En cambio, se trata de hacerlo dentro de un universo alternativo aunque vinculado a la realidad.

En el caso del comercio electrónico –también en otras áreas- el ancla es el mismísimo usuario o comprador, con un pie en el mundo “real” y otro en el virtual. Tal como se vislumbra en la mencionada novela Snow Crashel metaverso no reemplaza al mundo físico, sino que lo complementa.

El rol de la realidad virtual

La RV es una de las claves para la avanzada de los metaversos. Si bien disfrutar de un show de Ariana Grande en Fortnite con tu propio personaje saltando frente al escenario virtual es ya una modalidad inscripta en esta tendencia, la inmersión que propicia esa tecnología lleva a los universos paralelos al siguiente nivel.

Por eso no resulta extraña la obsesión que Mark Zuckerberg ha manifestado en relación a los metaversos y los planes de su compañía, Facebook, para avanzar en esa dirección. Su empresa adquirió al mayor especialista del rubro, Oculus VR, pagando 2.000 millones de dólares en el año 2014. Desde entonces los cascos RV de la marca tuvieron las esperadas actualizaciones aunque ninguna novedad realmente disruptiva. Eso ocurrirá cuando lleguen los metaversos de Facebook. ¿Imaginás algún día pasear por una plaza virtual en la que también estén presentes tus amigos de esa red social? No sólo serán posteos e imágenes que muestran cuán felices somos; también se tratará de compras, de interacciones laborales y de opciones inéditas en la Web tal como la conocemos.

“A fin de alcanzar nuestra visión del metaverso, necesitamos construir el tejido que conecta los diferentes espacios digitales, para superar las limitaciones físicas y poder desplazarnos entre ellos con la misma facilidad que nos movemos entre las habitaciones de una casa”, escribió Zuckerberg en referencia a este paso. Y explicó: “Podemos pensar en el metaverso como una Internet incorporada, donde en lugar de solo ver contenido, estás en él”.

La RA también tendrá un rol protagónico, con su información “impresa” sobre el mundo real. Y ya que hablamos de Facebook, cabe recordar que la compañía californiana tiene entre manos unas gafas con esa tecnología, que lanzaría en los próximos años. El mismísimo Zuckerberg dijo a The Verge que en los próximos cinco años pasarán de ser una empresa de redes sociales a una firma “metaversa”.

 

Fuente: TN
OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias